Laboratorio veterinario.

Balance del papel de la Veterinaria durante la crisis del coronavirus

La Asociación de Veterinarios Titulares y de Funcionarios Veterinarios de las Administraciones Públicas repasa el papel que ha desarrollado la profesión veterinaria durante la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19 en España
|

Una vez iniciado el proceso de desescalada del confinamiento que ha vivido la población debido a la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19, la Asociación de Veterinarios Titulares y de Funcionarios Veterinarios de las Administraciones Públicas ha querido analizar el papel que ha desempeñado la profesión veterinaria en ella.


Un papel que consideran que ha sido “ejemplar, ya que han desarrollado una labor callada, no reconocida e imprescindible para la sociedad en general”.


En referencia a esa falta de reconocimiento, resaltan como “la parte más negativa” el desprecio que ha sufrido la profesión por parte de las Administraciones Públicas al no contar con todo el “potencial humano, la experiencia y los conocimientos sanitarios que tienen nuestros profesionales veterinarios que han podido ser piezas claves para solventar, con mucha más rapidez y eficacia, esta crisis sanitaria”.


“Tenemos que indicar que ha sido decepcionante la aptitud de mucho de nuestros gobernantes por no reconocer el carácter sanitario de nuestra profesión. Entendemos que en el Sistema Nacional de Salud se haya tenido que actuar con diligencia y premura para solventar las carencias que poseía y sigue poseyendo para poder atender con dignidad a los enfermos por COVID-19, pero aun así se han visto desbordados”, añaden.


Asimismo, apuntan que han vivido el “empeoramiento y aun mayor degradación de nuestro carácter sanitario cuando a la Agencia de Seguridad Alimentaria, unos de los pilares básicos de la salud pública española, ha pasado a depender de un Ministerio que controla los juegos de azar”.


También se acuerdan de las desafortunadas palabras que tuvieron los periodistas de la televisión pública gallega, “debido a la gran ignorancia que han demostrado sobre la labor que desempeñamos”.


MEDIDAS DEL GOBIERNO RESPECTO A LA VETERINARIA


“¿Qué ha hecho el Gobierno en relación a nuestra profesión?”, se preguntan. Así, explican que, a diferencia de la UE, Alemania, Islas Feroe, China y algunas comunidades autónomas, “no han confiado en sus empleados públicos veterinarios los cuales hubieran aportado sus amplios conocimientos sanitarios y epidemiológicos para aminorar la duración de esta crisis sanitaria”.


En este sentido, destacan la importancia de aplicar el concepto ‘One Health’, “hoy en día es una utopía y está muy lejos de implantarse en España. Lo único que hemos visto en esta crisis es la mención que hace el Gobierno sobre este organismo internacional para justificar, cuando les conviene, sus actuaciones sin tener la más mínima intención de poner en práctica sus postulados”.


Por otra parte, comparten la idea de FEDECA (Federación española de Asociaciones de los Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado) de que “somos los mayores valedores para poder dirigir las diferentes secretarías, direcciones y subdirecciones generales de los departamentos ministeriales relacionadas con nuestro campo y entendemos que si hubiéramos estado en esos puestos y no los políticos nombrados a dedo, se hubiera afrontado esta crisis de una forma mucho más eficaz por ser plenos participantes del engranaje y conocedores del funcionamiento de las diferentes Administraciones Públicas españolas”.


DATOS POSITIVOS


Entre los aspectos positivos que destacan de esta crisis del coronavirus para el sector veterinario, resaltan el nombramiento de veterinarios que han pasado a formar parte de los diferentes comités de expertos de algunas CCAA creados para la fase de desescalada y para la fase de reconstrucción.


Otro de los hechos positivos que destacan, como algunos de los ejemplos en los que ha participado la profesión veterinaria, son que “a la industria farmacéutica veterinaria la va a necesitar el Estado para poder elaborar una vacuna contra este virus tan dañino, una compañera veterinaria ha diseñado un test PCR de coste reducido, dos compañeros se han incorporado al grupo de modelos animales de la OMS para el estudio de este coronavirus, los veterinarios militares de la UME han ayudado a desinfectar las residencias de nuestros mayores, 220 veterinarios extremeños están participando en la identificación y localización de contactos estrechos con casos sospechosos/confirmados de coronavirus y las Facultades de Veterinaria han aportado su granito de arena realizando análisis para determinar el COVID-19 en humanos”.


“Desde esta asociación esperamos que toda esta situación algún día mejore y que nuestra profesión sea plenamente reconocida como sanitaria por el bien de todos y en especial para la sociedad en general para que, en definitiva, se pueda afrontar con más rapidez y eficacia cualquier crisis sanitaria que vuelva a surgir en España”, concluyen.


Por último, transmiten su pesar “por el elevado número de fallecimientos y expresamos, desde aquí, nuestras más sinceras condolencias a los familiares y amigos de las víctimas de esta crisis sanitaria”.

Archivo