Rafael Laguens, candidato a la presidencia de la Organización Colegial Veterinaria.

Laguens busca una Organización Colegial acorde a los tiempos modernos

​Quiere potenciar el uso de las redes sociales, hasta el momento prácticamente olvidado. Además, luchará por el reconocimiento de la veterinaria como sanitaria en todos sus aspectos y por la mejora de las condiciones laborales, entre otras medidas
|

Tras el anuncio de las propuestas de trabajo del candidato a la presidencia de la Organización Colegial Veterinaria (OCV) Ignacio Oroquieta, presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla, ahora le ha tocado el turno a Rafael Laguens, presidente del Colegio de Veterinarios de Soria y ex presidente de la Federación de Veterinarios de Europa (FVE), que también opta a la presidencia de la OCV.


Las propuestas presentadas por Laguens son el resultado de “múltiples reuniones e intercambio de ideas con compañeros de profesión, presidentes de colegio, representantes de asociaciones, miembros de sindicatos, etc.”, asegura.


En primer lugar, resalta la responsabilidad que la Organización Colegial tiene en la ordenación y deontología profesional. “Es necesario optimizar el trabajo de la Comisión Deontológica del Consejo”, además de que considera “imprescindible” reforzar los servicios jurídicos del Consejo.


El candidato a la presidencia también destaca la importancia de la bajada del IVA veterinario; estudiar la evolución del mercado de las clínicas veterinarias; realizar un estudio del mercado laboral veterinario en Españamejorar las condiciones laborales de los veterinarios empleados, haciendo referencia a la necesidad de un convenio laboral; explicar los costes de los servicios veterinarios a los clientes; desarrollar la figura del veterinario de explotación; crear el Veterinario Interno Residente (VIR); y continuar reclamando una carrera profesional real para todos los veterinarios de la administración.


Respecto a la educación y formación, apunta a un diálogo permanente con la universidad; luchar contra la creación de nuevas facultadespromoción de la especialización; y fomentar la oferta formativa en áreas aun poco atendidas como economía y gestión empresarial, comunicación, animales acuáticos, apicultura etc., entre otras.


UNA COMUNICACIÓN DEL SIGLO XXI


Laguens prioriza la necesidad de que el Consejo mantenga cauces de comunicación y de negociación continuos con las diferentes administraciones públicas y con todos los sectores interesados.


Si bien, destaca la importancia del uso de redes sociales, hasta el momento prácticamente olvidado, ya que el perfil de Twitter de la OCV no ha publicado ningún tuit desde su creación en 2015 y carece de perfil en Instagram.


En este sentido, afirma que dotará al departamento de comunicación de la infraestructura y personal necesarios para atender esa tarea de forma profesional.


También valora ideas como organizar desayunos “of the record” con periodistas u otro tipo de contactos con la prensa. “Posibilitando que el departamento de comunicación pueda realizar labores de contacto cara a cara con diferentes profesionales de la comunicación”, apunta.


Unas iniciativas que situarían a la OCV a la altura de los tiempos modernos y que ayudaría mucho el trabajo de los medios del sector para poder informar de una Organización que representa a todos los veterinarios españoles.


Asimismo, ve la necesidad de crear una red de expertos para crear documentos técnicos y argumentarios que puedan ser útiles cuando la OCV deba salir a los medios para explicar la posición de la profesión ante cualquier situación.


Por otro lado, afirma que propondrá reformar la legislación de medicamentos veterinarios relacionada con el sistema de dispensación y el empleo de fármacos de uso hospitalario. Por ello, considera “imprescindible y urgente” sentar en una misma mesa a los responsables de las plataformas de receta electrónica gestionadas por el Consejo General o los consejos autonómicos para buscar la cooperación entre todas ellas.


En referencia al futuro de la profesión, hace hincapié en seguir fomentando el concepto ‘Una Sola Salud’, explorar nuevas áreas profesionales y adoptar las nuevas tecnologías que mejoren los servicios veterinarios, entre otras medidas.


Por último, anima a todos los veterinarios a participar en la actividad colegial, en tareas directivas, en grupos de trabajo, etc., tratando de identificar por qué algunos colectivos no tienen una presencia proporcionada en estas actividades.

   Ignacio Oroquieta presenta su programa electoral para presidir la OCV
   Los presidentes de Valladolid, Soria y Sevilla optarán a sustituir a Badiola

Archivo