Ignacio Oroquieta, candidato a presidente de la Organización Coleigal Veterinaria.

Ignacio Oroquieta presenta su programa electoral para presidir la OCV

​La candidatura que encabeza el actual presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla, Ignacio Oroquieta, ha hecho público su programa con el que buscan alcanzar la presidencia de la Organización Colegial Veterinaria el próximo 12 de julio
|

El próximo 12 de julio se conocerá la candidatura que sustituirá a Juan José Badiola al frente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV). Por el momento, de las tres candidaturas presentadas únicamente la que encabeza Ignacio Oroquieta, presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla, ha hecho público su programa electoral.


En dicho programa, la candidatura liderada por Oroquieta, que estará acompañado por Juan José Sánchez (presidente del Colegio de Cantabria) como vicepresidente; Ángel Garde (presidente de Navarra) como secretario; y como consejeros María Luisa Fernández, Ramón García, Gonzalo Moreno del Val, Fernando Pérez, Armando Solís y Juan Antonio Vicente Báez, destacan que buscan un Consejo que sea encuentro de todo el sector veterinario (colegiados, asociaciones, colegios…) y que facilite el contacto con las administraciones.


“Debe ser capaz de amparar a los colegios pequeños y darles los servicios que no pueden permitirse de forma propia. Su funcionamiento debe ser ágil, mucho más profesionalizado, con objetivos claros, resultados medibles y evaluables y absolutamente transparente”, explican.


Par alcanzar su objetivo, en primer lugar, hablan de un “necesario” cambio en la estructura de la Organización Colegial. En este sentido, hacen referencia a que “las asambleas actuales no constituyen un elemento eficaz de gestión de la profesión, ni son el foro adecuado de debate”.


Para solucionar esta situación, prometen generar un proyecto capaz de “modernizar las estructuras y con el que tomar un nuevo impulso para abandonar la sensación de inercia que tienen nuestros colegiados”.


Referente a la modernización que quiere llevar a cabo, apuntan a una digitalización de la OCV, creación de un número de colegiación nacional, fomentar la investigación, formación constante y de calidad, mayor visibilidad social y una mayor eficacia en la difusión de la información mediante la utilización de las tecnologías de comunicación actuales.


Además, en la búsqueda de una OCV más participativa remarcan “la obligación de escuchar las demandas de todos los profesionales veterinarios. Desarrollaremos los medios necesarios para acercarnos al colegiado de base y conocer la realidad diaria en la que desarrollan nuestra profesión”, aseguran.


Por otra parte, respecto a visibilidad social explican que trabajarán “para ser un referente de la profesión a nivel estatal y con influencia en las 13 facultades de Veterinaria a la hora de desarrollar los planes de estudio”.


Así, indican que la OCV debe tener más presencia en la Universidad; más participación de los futuros veterinarios; conseguir establecer unos números clausus reales a nivel nacional, siguiendo el modelo que ya tienen implantado la Medicina en España; y la defensa frente a otras profesiones con profesionalidad y competencia.


Por último, es reseñable que quieren buscar una “titulación técnica a mitad de estudios de grado”.

   Los presidentes de Valladolid, Soria y Sevilla optarán a sustituir a Badiola

Archivo