El veterinario busca un mayor reconocimiento social en todas sus áreas

El sector veterinario solicita un mayor reconocimiento y presencia en todos los campos en los que desarrolla su actividad profesional
|

Hace unas semanas la profesión veterinaria se reunía en Murcia para celebrar el I Congreso Nacional de la Profesión Veterinaria donde acudieron la mayoría de los profesionales y personalidades relevantes del sector.


Durante el Congreso se abordaron muchas de las temáticas que preocupan al sector veterinario y se llegó a la conclusión de que falta reivindicar la figura del veterinario en todas las áreas en las que actúa, desarrollar el concepto de Una sola Salud y Un solo Bienestar y que el veterinario ha de ser el referente en la lucha contra el maltrato animal, entre otras cuestiones.


La importancia de la figura del veterinario en los campos en los que trabaja, dejando a un lado la salud de los animales, no está  reconocida por la sociedad ni por las instituciones. Por ejemplo, uno de los temas que se trató durante el congreso fue la seguridad alimentaria, un área donde “el veterinario es un agente fundamental cuya presencia ha de ser mayor en los controles de calidad y procesado de alimentos en la industria agroalimentaria”, resaltan los propios veterinarios.


También consideran que falta reivindicar socialmente el buen hacer del veterinario en el sector ganadero, garante de la salud y bienestar de los animales. Demandando un ejercicio de independencia, libre de presiones y con separación de las responsabilidades del ganadero y del veterinario. Y resaltar la figura del veterinario en la gestión del Medio ambiente, “es necesaria una mayor presencia de veterinarios en equipos multidisciplinares en las Consejerías de Medio Ambiente y Administraciones públicas a todos los niveles”, apuntan.


En referencia a la Veterinaria dedicada a la clínica de animales de compañía, aseguran que es un sector con gran entidad, muy implantado en la sociedad y con una considerable aceptación social, sin embargo, no se inhibe de padecer problemas estructurales y de rentabilidad en un contexto complejo.


Por ello, ven necesario abordar una estrategia en la que participen todos los actores profesionales y que vaya dirigida “a mejorar la reputación y el reconocimiento del veterinario, aumentar su presencia mediática, la autoestima del profesional y la rentabilidad del sector. Al tiempo que se reivindica el carácter sanitario de los centros veterinarios y por consiguiente el trato fiscal similar al de los centros de otras profesiones sanitarias”. Además de reclamar la necesidad de establecer un convenio laboral en el sector clínico que regularice las relaciones contractuales entre los empleados y los empleadores.


UNA SOLA SALUD Y UN SOLO BIENESTAR


Por otra parte, una de las grandes conclusiones del Congreso fue la necesidad de desarrollar los conceptos Una sola Salud y Un solo Bienestar, “son esenciales para el futuro de la profesión veterinaria. El veterinario debe estar presente a todos los niveles de prevención de salud humana y como mediador social en el tema de bienestar animal”, destacan.


En este sentido, piden a la Organización Colegial Veterinaria (OCV) que lidere al colectivo para que sean referentes en la lucha contra el maltrato animal, ya que son legalmente los únicos capacitados para cuantificar la naturaleza del maltrato y emitir informe pericial cualificado ante la Justicia. 


Por otro lado, solicitan a la OCV que impulse la especialidad veterinaria en salud pública dentro del Sistema Nacional de Salud (VIR) y que los servicios veterinarios oficiales se sitúen bajo una sola autoridad veterinaria


Según la formación del veterinario en Salud Pública, Sanidad, Bienestar y Protección Animal y Salubridad Ambiental "le convierten en el profesional sanitario mejor cualificado para atender estas demandas”, añaden.


Por último, señalan que la Organización Colegial ha de intensificar la ordenación de la profesión, el cumplimiento del Código Deontológico y demás normas colegiales para consolidar la referencia y liderazgo profesional; impulsar la comunicación para mejorar la imagen profesional; favorecer el empleo de calidad; e impulsar el valor de la firma del veterinario; entre otros.

   ¿Es el veterinario el profesional sanitario más discriminado?
   El I Congreso de Veterinaria clausuró con ponentes de primer nivel

Archivo