Representantes de ​los Técnicos Superiores de Salud Pública (TTSP) de la Comunidad de Madrid.

Una vez más no reconocen la labor del veterinario en la salud pública

​El anteproyecto de Ley de Salud Pública de la Comunidad de Madrid no reconoce el desarrollo de la carrera profesional a casi 400 profesionales sanitarios, de los cuales 200 son veterinarios
|

Venimos informando de los agravios que sufren los veterinarios en AsturiasCastilla y LeónExtremadura, debido a que las distintas Administraciones no reconocen el carácter sanitario de los mismos, ahora ha sido el turno para los Técnicos Superiores de Salud Pública (TTSP) de la Comunidad de Madrid. Casi 400 profesionales sanitarios, entre los que se encuentran farmacéuticos, médicos, personal de enfermería y alrededor de 200 veterinarios, han dedicido convocar huelga durante los meses de febrero y marzo “ante la pasividad de la Administración”.


Con esta huelga buscan defender la inclusión de los TTSP en el desarrollo de la carrera profesional en el texto de la nueva Ley de Salud Pública y el abono de un complemento a cuenta de la carrera profesional, en tanto que se produce el acceso efectivo a la Carrera Profesional, según informan.


Actualmente, el anteproyecto de Ley planteado no reconoce “la labor de prevención en la salud pública, que se realiza desde el trabajo diario mediante las diferentes inspecciones y auditorías que permiten garantizar la seguridad alimentaria y el uso esperado de los productos vinculados al ámbito alimentario, ni se difunde, ni transciende de manera adecuada a nivel social, quedando relegada a un segundo plano respecto de la sanidad asistencial, con lo que ello conlleva desde el punto de vista de medios, dotación, reconocimiento y promoción (en este caso la carrera profesional) y de forma global las condiciones salariales y laborales”, explica en declaraciones a Diario Veterinario una de las afectadas, Victoria Álvaro.


El derecho a la carrera profesional sanitaria es reconocido por la ley 44/2003, sobre organización de las profesiones sanitarias y en la ley 33/2011, General de Salud Pública (art. 48.4). Esta carrera se les reconoció a los profesionales sanitarios asistenciales (licenciados y diplomados sanitarios) de la Comunidad de Madrid según Acuerdo de 2007.


Sin embargo, los TTSP desconocen porque se les niega el reconocimiento de la carrera profesional sanitaria, “imaginamos que por razones económicas a pesar de ser un colectivo pequeño, razón por la cual, además, no tenemos la fuerza del personal médico y de enfermería asistencial”.


Por ello, la huelga se mantendrá, “hasta que la Administración nos garantice el reconocimiento de la carrera profesional sanitaria, que en justicia merecemos. Y se desarrollará mediante paros semanales”, anuncian.


¿CÓMO AFECTARÁ LA HUELGA?


En el ámbito de mataderos y en función de los servicios mínimos que determine establecer la administración, la repercusión será “muy importante”, ya que implicará la paralización de la actividad en este entorno empresarial, al no poderse llevar a cabo las pertinentes Inspecciones Ante Mortem e Inspección Post Mortem, así como las diferentes funciones de control oficial que los TSSP realizan en estos establecimientos de manera permanente.


Álvaro espera que los usuarios “sean conscientes de la importancia de nuestro trabajo, que creemos tiene muy poca visibilidad en el día a día, pero de gran importancia a la hora de mantener la salud de la población”.


VENTAJAS DE OPTAR A LA CARRERA PROFESIONAL SANITARIA


La carrera profesional sanitaria, permite la promoción profesional y el derecho a progresar de forma individualizada, como reconocimiento de su desarrollo profesional en cuanto a sus conocimientos experiencia, y cumplimiento de los objetivos de la organización, en la que presta sus servicios el profesional sanitario.


Se articula en niveles. En Madrid, se desarrolla a través del Acuerdo anteriormente indicado. Establece un nivel inicial y 4 niveles más. En él, se indica el tiempo de permanencia en cada nivel, se menciona una evaluación de otras condiciones, como experiencia, formación, etc.


“Lógicamente esta carrera supone una mejora retributiva, para el personal sanitario que la tiene reconocida”, reconoce Victoria Álvaro.


FUNCIONES DEL VETERINARIO EN LA SALUD PÚBLICA


El veterinario, junto a farmacéuticos, realizan funciones muy variadas.


Entre las más destacadas se encuentra la “higiene alimentaria, vigilancia y control sanitario de establecimientos e industrias alimentarias, inspección sanitaria de mataderos, control de zoonosis, vigilancia sanitaria del medio ambiente, educación sanitaria y promoción de la salud, y la vigilancia epidemiológica y brotes epidémicos”.

Archivo