AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
“Si no sabes a qué te quieres dedicar, prueba en grandes animales”
Lucía Pampín, veterinaria clínica de bovinos.

“Si no sabes a qué te quieres dedicar, prueba en grandes animales”

Lucía Pampín es veterinaria de bovino lechero desde que acabó la carrera en 2021
|

Lucía Pampín es veterinaria clínica de bovinos de aptitud lechera. Acabó la carrera de Veterinaria en julio de 2021. Diez días después de graduarse empezó a trabajar en una empresa ganadera. Hoy es veterinaria en AIRA SCG y estudia un máster propio en producción de leche en la Universidad de Santiago de Compostela. Tiene 24 años y siempre supo que quería dedicarse a grandes animales. “El problema de este trabajo es que es muy físico, y nunca sabes lo que te puede pasar”. El curso que viene empezará un doctorado para, en el futuro, dar clases en la universidad, aunque “eso será dentro de muchos años. Ahora me veo otros tanto trabajando en esto”.


“Hay que quitarse de la mente la visión del veterinario como una persona que lo único que hace es trabajar”, reivindica. “Aunque hace años era un sector más precario, es verdad que en grandes se sigue dependiendo del teléfono y nunca tienes un horario fijo”, reconoce. Debido a esta situación, es esencial “una buena organización y un buen equipo”.


“Aprendes rápido, porque la mayoría de casos son siempre iguales”, y si alguno se sale de la norma “preguntas a un compañero”. Esto, señala, es otro aspecto importante de trabajar en un grupo, ya que “es una profesión muy empírica”.


“El sector se tiene que adaptar a las prioridades de los veterinarios”. Pampín está convencida de que las nuevas generaciones quieren “trabajar para vivir, y no vivir para trabajar”. En el sector de la veterinaria de grandes animales “hay bastante oferta de trabajo”, y eso permite “jugar con la baza de poder escoger”. Lo que más importa a los trabajadores, cree, es “la organización del trabajo, el tiempo libre y el sueldo”. Afirma que “todas las semanas llegan ofertas de trabajo, y las condiciones han mejorado mucho desde que se firmó el convenio”, que se publicó en el BOE en agosto de 2020. “Ahora da tiempo a vivir”.


La veterinaria tiene claro que los dos aspectos que mejoraría del sector son “los sueldos y la organización”. Sostiene que “es vital priorizar unos sueldos decentes y acordes al trabajo que realizamos. No sólo por la importancia social que tiene, sino porque son muchas horas y es una ocupación dura”. Además, es importante permitir “que la gente tenga vida, que los trabajadores estén contentos”, para lo que es fundamental “tener una buena organización”. Incide en que es favorable tanto para los veterinarios como para los empleadores y ganaderos, porque “si vas contento a hacer tu trabajo vas a trabajar mejor, como en cualquier profesión”.


Lucía Pampín III


Pampín empezó a trabajar diez días después de salir de la universidad: “al empezar a trabajar se notan muchas carencias a nivel práctico en la carrera”, afirma. Por otro lado, reconoce que “la facultad se centra sobre todo en pequeños animales, pero es verdad que es imposible tratar de forma profunda todas las especies”. Notó que el trabajo en granja es muy diferente al que se enseña en la carrera, más centrado en hospital. “Por ejemplo, no vas a tener acceso a un ecógrafo según te gradúas, es una pasta. Y hacer una analítica implica sacar una muestra de sangre, mandarla a procesar y esperar resultados, pero no puedes dejar al animal sin tratar”.


Lo importante de dedicarse a grandes animales es “tener ganas de trabajar y de aprender. Porque todos los días se aprende”. Además, mientras que en pequeños animales los veterinarios no suelen desplazarse de la clínica, “nosotros muchas veces tenemos que ir a las casas de la gente, y hay que saber y querer tratar con ellos. Pero los ganaderos, por lo general, son agradecidos, y a veces te meten regalos en el coche, como unos huevos”, reconoce entre risas.


Pampín recomienda a los estudiantes de veterinaria que “prueben el mundo de grandes, que está muy estigmatizado”. Está convencida de que “si lo tienen muy claro se buscarán la vida para trabajar en lo que quieran, como hice yo. Pero si tienen dudas no deberían rechazar trabajar en grandes, aunque la gente diga que es un trabajo superduro y que se está todo el día lleno de mierda”. Lucía añade que “a todos aquellos que dicen que no saben qué hacer con su vida los animo a probar en grandes animales”.

   Análisis del convenio veterinario
   Piden medidas al Gobierno alemán para hacer frente a la escasez de veterinarios rurales
   Definirán el concepto de bienestar animal para facilitar el trabajo del veterinario

Archivo