AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
El Colegio de Cádiz pide al Consejo General Veterinario “que pase a la acción”
Cristina Velasco, presidenta del Colegio de Veterinarios de Cádiz.

El Colegio de Cádiz pide al Consejo General Veterinario “que pase a la acción”

​Cristina Velasco, presidenta del Colegio Veterinarios de Cádiz, reclama al Consejo General Veterinario que actúe ante los cambios normativos que se están produciendo y que los veterinarios de España se sientan defendidos por su Consejo Nacional
|

La presidenta del Colegio de Veterinarios de Cádiz, Cristina Velasco, ha escrito una carta al presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, Luis Alberto Calvo, titulada:  "El Colegio de Cádiz, ante la posibilidad de mejora de la profesión, alienta al Consejo General de Colegios Veterinarios de España a que pase a la acción y se pone a disposición de sus colegiados para cuantas acciones sean necesarias".


A continuación, reproducimos íntegramente la carta.


“Estimado presidente,


En estos momentos complicados, ante las modificaciones normativas, unas a instancias del Gobierno (protección animal) y otras con posibilidad de cambio a instancia nuestra por cambio en el Reglamento Europeo (medicamento animal), que significan grandes retos para nuestra profesión y para la sociedad, desde el Colegio de Veterinarios de Cádiz exponemos: 


NUESTROS OBJETIVOS


Objetivos como la inclusión real como profesionales sanitarios, dependientes del Ministerio de Sanidad y hacer real la especialidad de salud pública dentro de la profesión, la implicación en la prevención de las resistencias antimicrobianas, la solidez en la definición de veterinarios de explotación, otro campo necesario de especialización  o de rabiosa actualidad, la relación activa del veterinario con la gestión del medicamento en todos sus aspectos, cambios en la prescripción, dispensación de medicamentos para los pacientes de veterinarios en sus tratamientos, etc., son de vital interés para el progreso de nuestra profesión, siendo este último el asunto en el que quiero hacer hincapié en esta carta.


La clave de este proceso es hacer ver que la presencia del veterinario en cualquiera de los aspectos del desarrollo de la misma, incluido el de los medicamentos veterinarios, constituye una garantía de calidad y seguridad científica para todo el sistema sociosanitario.


CAMBIO NECESARIO PERO TODOS UNIDOS


Es necesario cambiar el modelo que estamos llevando y trasladarlo a los farmacéuticos. No negamos la competencia legítima de los farmacéuticos en el ámbito de la asistencia sanitaria y sociosanitaria de la salud humana, sí cuestionamos su competencia en el área de la farmacológica de los zoosanitarios (medicamentos para animales), ámbito más cercano a la veterinaria que a la profesión farmacéutica, por ello pensamos que es cosa de los veterinarios la calidad, seguridad, eficacia, seguimiento, trazabilidad y servicio a los propietarios, así como a la sociedad. Esto incluye la dispensación del medicamento veterinario (de prescripción y de no prescripción) para los animales bajo nuestro tratamiento, cuando menos, y que siga siendo el farmacéutico el que dispense el medicamento para animales, solo de forma excepcional y bajo prescripción veterinaria, cuando no exista un medicamento veterinario y se prescriba de forma excepcional uno de humana.


Desde el Colegio de Veterinarios de Cádiz, ante las carencias que el sistema ha mostrado en los últimos años y la incapacidad de que se cubran satisfactoriamente los objetivos de nuestra legislación, consideramos que es necesario modificar algunos elementos en favor de la seguridad y calidad de las prestaciones. Y, sobre todo, sabiendo que se va a modificar el Real Decreto 109/1995 para adaptarlo a las normativas europeas. Pues bien, ahí es donde podríamos entre todos iniciar un proceso de aportación de propuestas atendiendo a la necesidad demandada por nuestros colegiados, para complementar los proyectos de modificación que se dicten, ya que una vez estén las normas redactadas, pocos cambios se podrán realizar. Cuando nos referimos a todos, no solo indicamos a toda la organización colegial, creemos firmemente que, en este momento, instituciones, sindicatos, asociaciones, representantes empresariales, todos de la mano y con un solo objetivo debemos, unidos, reforzar aquello que creemos y proponer soluciones necesarias para la profesión y los profesionales en beneficio de nuestros pacientes y por ende de la sociedad. Por ello, pensamos que también tendremos que planear estrategias en las que sumemos en nuestra lucha a los que cuidan los animales, ganaderos, dueños de mascotas, asociaciones de bienestar animal...


Estos problemas se han hecho visibles de forma objetiva, demostrando que el modelo tradicional es ineficaz, tales como: dificultades en el cumplimiento de los tratamientos prescritos, resistencias antimicrobianas, resistencias parasitarias, problemas medioambientales, extensión de zoonosis, presencia de enfermedades emergentes y reemergentes, dificultades en el cumplimento de la ley del medicamento veterinario (vulneración de la prescripción ordinaria utilizada por el veterinario debido a la carencia de estos medicamentos en las oficinas de farmacia por su falta de interés comercial, recurriendo a una cesión de difícil encaje), etc. 


Frente a todos estos problemas, los veterinarios ofrecen un compromiso de calidad e integración de sus servicios en condiciones concretas y con el objetivo de mejora. El veterinario debe ser sinónimo de calidad y seguridad y no solo focalizarse en el conflicto de intereses.


Deseamos que todas estas reivindicaciones se lideren de forma clara y decidida desde la OCVE. Necesitamos un liderazgo claro y potente para nuestra profesión. Que prime la defensa y el interés general del colegiado veterinario, y que no prospere el sentimiento de desamparo institucional. Necesitamos que la comunicación con las Administraciones vaya en el sentido de favorecer el bien común y de los profesionales veterinarios de nuestro país (en este caso muy diferente a lo que la normativa indica para el resto de los países de la UE, donde estamos incluidos), aunque a veces se deterioren las relaciones institucionales, pero no queda otra que defender primero lo nuestro, y al mismo tiempo, consensuar acercamientos.


IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN COORDINADA


Desde la Organización Colegial Farmacéutica, se está ofreciendo una formación acerca del medicamento veterinario, entendemos desde el Colegio de Veterinarios de Cádiz que es necesaria, el profesional veterinario y el profesional farmacéutico debemos compartir formación, pero es más importante que en estos momentos centremos la energía y nuestro esfuerzo en aclarar ciertos aspectos más necesarios de nuestra relación interprofesional, y una vez llegado a un entendimiento, iniciar a nivel autonómico o nacional una formación precisa y coordinada, pero previamente tienen que estar claras y bien definidas las competencias de los veterinarios así como de los farmacéuticos en cuanto al medicamento veterinario y todo lo que engloba. De otra forma, entenderemos como intrusismo profesional el contenido de los programas formativos que se están publicitando en algunas páginas webs farmacéuticas.


PROPONEMOS


Este colegio está en la ambición de incentivar una acción más decidida, y que los veterinarios de España se sientan defendidos por su Consejo Nacional. Dado el momento de la entrada en vigor del Reglamento Europeo 6/2019, este pasado enero de 2022, y teniendo en cuenta que hemos tenido dos años para actuar, se hace necesario:


Que la OCVE tome iniciativa clara en esta cuestión tan importante para la profesión veterinaria, y clarificadora para los profesionales veterinarios y el ejercicio de su profesión.


Que comunique a la Asamblea General de la OCV qué y cómo va a acometer acciones ante determinados desafíos del sector farmacéutico al veterinario.


Que le solicite a las Administraciones modificación de las normativas nacionales acordes a las normativas europeas, que nos igualen a nuestros vecinos europeos y que tanta confusión están promoviendo dentro de nuestros colegiados veterinarios.


Promover la comunicación y la unión entre las distintas asociaciones implicadas en la mejora de la profesión y de los profesionales veterinarios.


Sintonizar posturas entre todos los demás entes implicados como los laboratorios de medicamentos animales, ganaderos, tenedores de mascotas, asociaciones de bienestar animal, y como no también, los minoristas de zoosanitarios.


Defender la creación de la farmacia veterinaria como el establecimiento especializado en la que tras su mostrador puedes encontrar un facultativo veterinario (no prescriptor) especializado en medicina y medicamento animal, para la correcta dispensación de un medicamento que ha prescrito el veterinario del paciente, o bien para el consejo ante un medicamento que no necesita prescripción, el llamado cuarto canal.


Y como tema de actualidad es importante que las reivindicaciones de los profesionales se vean arropadas y apoyadas por la organización colegialcomo por ejemplo asistiendo a manifestaciones donde se vea que nuestra profesión tiene mucho que aportar para la toma de decisiones que afecta a la salud de las personas, de los animales y del medioambiente. ¡Somos ONE HEALTH!


En espera de las acciones necesarias y de urgencia”.

Archivo