AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Varios países europeos luchan contra la importación ilegal de cachorros

Varios países europeos luchan contra la importación ilegal de cachorros

Mediante cambios legislativos, se pretende hacer frente a esta práctica que puede poner en peligro la salud pública
|

Cada año, muchos animales de compañía se comercializan ilegalmente en la Unión Europea (UE) al abusar de la legislación de la UE sobre el movimiento de mascotas (Reglamento (UE) no 576/2013), que está destinada al movimiento no comercial de animales de compañía.


Esta práctica, que tiene implicaciones negativas para la salud pública, el bienestar animal y la protección del consumidor, se ha convertido en una fuente de ingresos para el crimen internacional organizado


Ante estos hechos, uno de los países que ha decidido aumentar sus restricciones para evitar que ingresen cachorros de pocas semanas de edad al territorio es Austria, que hasta ahora era posible importar cachorros y gatitos desde las 8 semanas de edad, lo que puede suponer un riesgo de importación de casos de rabia al no contar con esa edad con la vacuna contra la rabia. Para ello, el vendedor solo tenía que certificar que el animal se ha mantenido en el lugar donde nació desde su nacimiento sin haber entrado en contacto con animales salvajes. Gracias a esta regulación, los comerciantes de cachorros han contado con facilidades para traficar con los animales.


Si bien, ahora el Gobierno austriaco ha anunciado una nueva regulación que exije a los cachorros que vayan entrar al país una certificación de vacunación válida contra la rabia.


Estas medidas van en sintonía con las instauradas recientemente en Países Bajos, que ha establecido un sistema de identificación y registro para perros que asegura un mejor control del comercio de los animales, al registrar a todas las personas involucradas en la compra. Con ello se pretende combatir el comercio ilegal de cachorros.


“El comercio ilegal de cachorros permite grandes ganancias con bajo riesgo, es una fuente rentable de ingresos para las redes criminales. Los cachorros a menudo se separan de su madre demasiado pronto y están expuestos a largos viajes por Europa. Con el cambio actual en la ley, queremos poner fin a estas prácticas”, explica el ministro de Bienestar Animal de Austria, Wolfgang Mückstein.


Dado que los cachorros solo pueden vacunarse contra la rabia a partir de las 12 semanas de edad y son necesarias otras tres semanas para entrenar la protección de la vacunación, en el futuro, y gracias a la nueva regulación, los cachorros solo podrán ingresar a Austria a partir de las 16 semanas de edad.


"Nuestro proyecto de ordenanza reduce el sufrimiento de los animales, que ya sufren un estrés enorme, y al mismo tiempo nos protege del regreso de la rabiaque ya se ha considerado erradicada", indica Mückstein. 


La rabia, que es mortal para los perros y los seres humanos, se considera erradicada en Austria. Esta peligrosa infección viral desencadena la inflamación del cerebro en mamíferos como perros y gatos, así como en humanos, que en última instancia puede conducir a la muerte. 


AUMENTO DE DEMANDA DURANTE LA PANDEMIA


Durante la pandemia aumentó la demanda de mascotas, lo que hizo que el comercio ilegal de cachorros fuera más atractivo. En este sentido, una investigación del Royal Veterinary College (RVC) sobre el impacto de la pandemia COVID-19 en la compra de cachorros, puso de manifiesto que los propietarios de cachorros adquiridos durante la pandemia tenían menos probabilidades de haber buscado criadores de confianza a la hora de realizar la compra.


Estas prácticas, unidas a una falta de regulación al respecto, crea brechas de seguridad que puede poner en peligro la salud de los animales o la salud pública, como muestra el caso reciente detectado en Alemania, donde las autoridades del Gobierno alemán confirmaron un caso de rabia en un cachorro de perro de ocho semanas que llegó ilegalmente a Alemania el 2 de septiembre de 2021 procedente de Turquía a través de Bulgaria.

Archivo

*}