Agustín Estrada Peña, profesor de parasitología y zoonosis de la Universidad de Zaragoza.

“Más del 50% de los gatos y perros europeos están infectados por parásitos”

Agustín Estrada, profesor de parasitología y zoonosis de la Universidad de Zaragoza, es uno de los 21 expertos que han participado en la iniciativa #ProtectOurFutureToo aportando su visión sobre el área de parásitos
|

La iniciativa #ProtectOurFutureToo, desarrollada por MSD Animal Health, pretende poner en valor cómo está afectando a perros y gatos los cambios estacionales debidos al aumento de las temperaturas. Por primera vez, 21 expertos europeos en salud animal de más de 30 países se han unido por una causa común: Ayudar a millones de familias a proteger a sus mascotas durante todo el año.


Agustín Estrada Peña, profesor de parasitología y zoonosis de la Universidad de Zaragoza, especialista en el área de parasitología, pone en evidencia que las estaciones de otoño y en invierno son cada vez más cortas y las temperaturas se han ido suavizando en los últimos años. Ello implica que las poblaciones de ectoparásitos en nuestro medio ambiente estén aumentando, expandiéndose a nuevas áreas y permaneciendo activas durante períodos más largos de tiempo durante todo el año. Agustín Estrada reconoce que, “los cambios en el clima afectan profundamente en la distribución de las garrapatas, pues hasta hace unos 30 años se podía observar una estacionalidad más o menos estricta y restringida a las épocas de primavera y del estío y durante las cuales se podía comprobar la actividad de las garrapatas. Sin embargo, esto ha cambiado rápidamente y en los últimos años estamos observando un otoño y un inverno mucho más cortos y mucho más cálidos, por lo tanto, es preciso entender que debemos proteger a las mascotas también durante estas épocas”


Son las alteraciones climáticas las que están permitiendo que los parásitos se propaguen. Tanto los endoparásitos como los ectoparásitos pueden expandirse hacia otras áreas, como por ejemplo el norte de España. Reflejo de ello son las cifras que muestran que, en Europa, más del 50% de los gatos están infectados por parásitos, y el problema es igual de grave en los perros.


Diversos estudios señalan que una de cada cinco garrapatas puede estar infectada por algún tipo de patógeno transmisible. “Por ello, es importante explicar a los propietarios de las mascotas que el proteger frente a la picadura de los parásitos externos, supone también protegerles frente a la infección de graves enfermedades vectoriales. Ni los gatos indoor están exentos de infectarse, a pesar de estar menos expuestos, pues están en riesgo de sufrir enfermedades vectoriales como la dirofilariosis cardiopulmonar”, afirma Estrada.


Este hecho sin precedentes marca un nuevo patrón en la protección de las mascotas. “El cambio climático está dando lugar a una elevada impredecibilidad de la actividad de las garrapatas, pues estamos hablando de dos efectos: por un lado, la expansión hacia el norte de las especies de garrapatas que prefieren temperaturas más frescas y por otro lado la entrada de especies del norte de África que prefieren los climas más cálidos. Todo esto quiere decir que es preciso mantener la protección en nuestras mascotas durante todo el año”, termina el profesor Estrada.

Archivo