Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica.

Ni rastro de la Veterinaria en las conclusiones para reconstruir la Sanidad

​Este viernes se aprobaron las conclusiones del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica. El próximo paso será debatirlo en el Pleno del Congreso el 22 de julio
|

Entre las conclusiones, aprobadas por 166 votos a favor, 33 en contra y 94 abstenciones, los representantes políticos se han olvidado de una parte imprescindible de la Salud Pública como son las zoonosis o la seguridad alimentaria. No hay mención alguna en las 42 páginas del documento, a pesar de las propuestas presentadas en los últimos días por parte de la Sociedad Científica de Veterinaria de Salud Pública y Comunitaria (Socivesc), de la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE), o de las reuniones  del sector veterinario mantenidas con algunos partidos políticos.


“Creo que desde nuestras posibilidades debemos dejar claro, entre todos, cual es nuestra posición y la importancia de nuestra profesión en el sistema sanitario de un país presuntamente desarrollado”, se muestran indignados desde el Colegio de Veterinarios de Málaga.


Uno de los principales objetivos de este grupo de trabajo es fortalecer el Sistema Nacional de Salud, pero sin la integración de los veterinarios se prescinde de un aspecto fundamental para velar por la salud de los españoles.


Los veterinarios han estado denunciando desde inicios de la pandemia la necesidad de una visión más completa y global de los problemas sanitarios emergentes, de manera que se pueda dar una respuesta más rápida y eficaz. La crisis sanitaria de la COVID-19 ha resaltado que estamos expuestos a futuras posibles epidemias y pandemias que tienen su origen en enfermedades animales y por eso es necesario crear y desarrollar mecanismos eficientes de prevención y contención. Para ello, los organismos internacionales proponen el concepto ‘One Health’, Una Salud, “esta estrategia donde la salud animal, la humana y el medio ambiente trabajan juntos para conseguir el mejor resultado, ofrece la máxima efectividad en la prevención y la lucha contra futuras crisis sanitarias”, señalan desde CEVE.


Otra de las medidas fundamentales que proponían es fortalecer el Sistema Sanitario Nacional mediante la inclusión del sector veterinario en el Sistema Nacional de Salud, “ya que este tiene como fundamento la labor asistencial y se obvia por completo la necesidad de la detección, la prevención y contención de las enfermedades de origen animal y ambiental”.


Por su parte, Socivesc recogía la importancia de considerar centros sanitarios a todos los efectos a los centros veterinarios, “ya que son barrera esencial para el mantenimiento de la Salud Pública Comunitaria al constituir puntos centinela de una red de vigilancia temprana de zoonosis e indicadores de salud”.


El presidente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV), Luis Alberto Calvo, manifestaba en declaraciones a Diario Veterinario que “tenemos mucho que aportar dentro del Sistema Nacional de Salud, y sobre todo en la capacidad de vigilancia y antelación a las respuestas de problemas sanitarios para tratar con éxito las amenazas de este siglo como las pandemias, peligros ambientales o la resistencia a los antibióticos”.


Por el momento, parece que en España se desconoce que más del 70% de las enfermedades humanas proceden de los animales “y que los veterinarios sostenemos la mayor parte de la salud humana, como es la prevención de multitud de enfermedades que no llegan a la población gracias al control veterinario de la cadena alimentaria y de la clínica de animales de compañía”, como asegura Antonio Arenas, presidente del Colegio de Veterinarios de Córdoba.


MEDIDAS ACORDADAS


Entre las propuestas presentadas, se ha acordado asegurar una financiación sanitaria, suficiente y equitativa para el Sistema Nacional de Salud, actualizar el sistema de financiación autonómica ofreciendo un marco estable de suficiencia dinámica al SNS, mejorar el cálculo de las necesidades relativas que se emplea en la distribución del Fondo de Garantía Servicios Públicos Fundamentales, convocar un consejo interterritorial monográfico para abordar el sistema de financiación autónoma, realizar revisiones periódicas para ajustar los indicadores y ponderación y garantizar la financiación de los servicios públicos fundamentales, entre otras.


CASTILLA Y LEÓN TAMBIÉN SE OLVIDA DE LOS VETERINARIOS


Hace unos días se conocía que Castilla y León también dejaba fuera a los veterinarios del comité de expertos para acometer la reforma del Sistema de Salud de Castilla y León.


Desde el Foro de la Profesión Veterinaria de Castilla y León ya se ha solicitado una entrevista con representantes de la Consejería de Sanidad y con los grupos parlamentarios para trasladarles su “indignación y sorpresa”.

Archivo