De izq, a drch.: José Fernández, Víctor Manuel Álvarez y Armando Solís.

Asturias cuenta con 3 veterinarios para estudiar la gestión del coronavirus

​Asturias contará con la visión de tres veterinarios para sacar conclusiones de la crisis del coronavirus y prepararse ante posibles nuevas epidemias. Diario Veterinario ha aprovechado para hablar con ellos sobre la gestión del coronavirus en España
|

El parlamento asturiano acogerá en los próximos días la celebración de la comisión especial de estudio de la gestión de la crisis sanitaria COVID-19 a la que acudirán más de 50 profesionales, con el objeto de evaluar las decisiones políticas que se han adoptado a lo largo de estos dos últimos meses y poder sacar conclusiones que sirvan para mejorar y poder prepararse de cara a posibles nuevas epidemias.


Entre los distintos profesionales se encuentran los veterinarios Víctor Manuel Álvarez González (veterinario de Salud Pública), José Fernández Romojaro (presidente del Sindicato Veterinario profesional de Asturias) y Armando Solís (presidente del Colegio Oficial de Veterinarios del Principado de Asturias).


Los tres se han mostrado contentos en declaraciones a Diario Veterinario de que se hayan acordado de los veterinarios para dicha comisión, “que cuenten con veterinarios es mejor para todos. Los veterinarios sabemos mucho de epidemias, trabajamos en epidemias desde siempre”, afirma Armando Solís. En este sentido, los tres recuerdan que los veterinarios han ido erradicando epidemias “como la brucelosis, rabia, o la tuberculosis que estamos muy cerca”.


José Fernández subraya que el veterinario puede aportar mucho en esta crisis “porque tenemos criterio profesional para opinar de todo lo relativo al campo de la sanidad. Podemos valorar con criterio incluso lo asistencial porque no dejamos de ser médicos que tratamos enfermedades iguales o totalmente equiparables a las de humana y sobre todo coronavirus respiratorios y digestivos. Pero en cuanto al campo de la prevención y gestión de pandemias y epidemias como profesión somos toda una autoridad, le pese a quien le pese y aunque no nos lo reconozcan”.


AUSENCIA DE VETERINARIOS EN LA GESTIÓN DE LA CRISIS


No obstante, a pesar de que han contado con veterinarios para gestionar la crisis en algunas comunidades autónomas, se muestran decepcionados de que el Gobierno no haya contado con ellos. “El 70% de las enfermedades que nos afectan son zoonosis. La COVID-19 es una zoonosis. El veterinario es el experto en salud pública por excelencia. Zoonosis, higiene de la producción primaria, control de los productos alimentarios, sanidad ambiental… Ninguna profesión tiene un campo de actuación como el nuestro y, sin embargo, en un momento donde su presencia podría ayudar a prevenir y controlar esta crisis no se nos ha tenido en cuenta. Es un error”, resalta Víctor Manuel Álvarez.


Por su parte, el presidente de Sivepa explica la diferencia de cómo está considerado el veterinario en otros lugares y en la situación en la que se encuentra en España. “En otros países y en la Comisión Europea supongo que tienen claro que el veterinario es un médico por encima de todo, que además tiene una visión global y holística sobre la salud colectiva, tanto humana, como animal y medioambiental, que nadie más tiene. Eso lo hemos perdido en España. No hace falta nada más ver cómo todas las competencias veterinarias en la UE cuelgan directamente del Comisario de Salud y en España están siendo expulsadas de sanidad. Esto se ve reflejado en el gran peso específico de los veterinarios en el Comité de Expertos de la UE frente a la COVID-19, (de los 7 expertos, 2 son veterinarios), y su ausencia en el Comité de Crisis del Gobierno español”.


Esta falta de veterinarios en la gestión española la achacan al desconocimiento. “La sociedad española desconoce totalmente la labor del veterinario, y las administraciones públicas también. Identifican al veterinario con un médico de animales y nada más. Nosotros sabemos que somos mucho más que eso. La respuesta del Dr. Fernando Simón a la pregunta de por qué no se ha tenido en cuenta a los veterinarios es muy reveladora de ese desconocimiento”, apunta Víctor Manuel.


El presidente del Colegio de Veterinarios de Asturias, Armando Solís, reclama que “la lucha contra esta crisis debe ser desde distintas estructuras porque la sanidad es muy compleja. Así, haciendo referencia al concepto ‘One Health’ indica que “solamente a través de un sistema integral que abarque todos los eslabones de la cadena se puede controlar y responder de una manera eficaz a los peligros de estas enfermedades emergentes como el virus SARS-CoV-2”.


¿QUÉ DEBEN HACER LOS VETERINARIOS PARA QUE SE LES VALORE?


José Fernández Romojaro tiene claro que debe hacer el colectivo veterinario para que las autoridades empiecen a valorarlos como sanitarios que son.


A nivel público aconseja reunificar la veterinaria de Salud Pública. “No puede ser que la seguridad alimentaria vaya por un lado y las zoonosis por el otro, no tiene sentido. Se debe unificar bajo un organismo de veterinaria de Salud Pública, tanto a nivel de ministerio como de autonomía. Y se debe integrar en el Sistema Nacional de Salud. Los veterinarios de base deben pertenecer y estar integrados orgánicamente en las Unidades de Atención Primaria junto con los demás sanitarios. Para todos, tanto los veterinarios que dependen de la AESAN y las consejerías de sanidad como los que dependen de las autoridades agrícolas y ganaderas”.


A nivel privado anima a sus compañeros a que exijan “el reconocimiento real de sus centros como centros sanitarios y poner en valor su actividad de salud pública, principalmente en el control de las zoonosis protegiendo a las familias, y también en la seguridad de los alimentos. Tampoco hay que olvidar que en el campo privado los veterinarios tienen poco explotado el campo de la seguridad alimentaria y la sanidad ambiental, y sería bueno que la profesión se expandiera más en este sentido”.


Por último, a nivel general, pide un mensaje unificado ante la Administración. “Para eso debemos hacer continua pedagogía entre compañeros y con la sociedad, desde los medios de comunicación hasta las clínicas con sus clientes, o los veterinarios de salud pública en cada una de sus actuaciones, debemos insistir en el mensaje de nuestra importancia en la salud colectiva”.

Archivo