WSAVA señala que un humano infectado puede, potencialmente, transmitir el coronavirus a algunas especies de animales de compañía.

WSAVA actualiza la información sobre el coronavirus y los animales de compañía

​La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales recoge los nuevos estudios y extrae de ellos las pautas y recomendaciones actualizadas en relación a las mascotas y el SARS-CoV-2
|

Desde el comienzo de la crisis de la COVID-19, son varias las investigaciones y los estudios que han arrojado información sobre la relación de esta enfermedad con los animales de compañía. En este sentido, la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) realiza una labor constante para mantener actualizados todos los recursos disponibles hasta el momento.


Algunos de los temas más relevantes de las últimas semanas, según la organización, son los nuevos informes de infección por SARS-CoV-2 o anticuerpos en gatos o perros alrededor del mundo, el estudio en gatos inoculados experimentalmente que sugiere una enfermedad mínima y la eliminación a corto plazo de virus infecciosos, o la sugerencia de incorporar preguntas sobre la presencia de signos gastrointestinales o respiratorios agudos de la enfermedad para mascotas que requieren atención veterinaria, entre otros.


De la información obtenida, la WSAVA extrae que un humano infectado puede, potencialmente, transmitir esa infección a algunas especies de animales de compañía. Por este motivo, “la recomendación es que si algún miembro de la unidad familiar es positivo a COVID-19, conviene que sea alejado de los animales de compañía y evite todo el contacto con ellos”.


No obstante, señalan que todavía no existe una certeza sobre la frecuencia con la que esta infección de humanos a mascotas puede suceder. En un informe reciente, 9 gatos y 12 perros que convivían con dos estudiantes de veterinaria positivos por SARS-CoV-2, fueron testeados y resultaron negativos, “lo que evidencia que esa transmisión no ocurre con facilidad”.


Otros dos estudios realizados confirman que el SARS-CoV-2 puede infectar a algunos animales inoculados en condiciones experimentales, incluidos gatos y hurones. En el caso del gato, también se pudo comprobar que el animal infectado producía virus suficiente para infectar a otros gatos expuestos. En estos animales, los signos clínicos han sido mínimos.


El estudio más reciente, siguiendo esta línea de investigación, sugiere que el periodo de eliminación viral en los gatos es inferior a 14 días.


SE NECESITA MÁS INFORMACIÓN


A pesar de estos estudios, la WSAVA insiste en que todavía se necesita mucha más información para detallar las manifestaciones clínicas del SARS-CoV-2 en los animales de compañía.


“Con los datos obtenidos hasta la fecha, se sugieren estadios subclínicos de infección, con sintomatología gastrointestinal o respiratoria autolimitante, con signos observados como vómitos, diarrea, estornudo, tos o secreción ocular. Estos cuadros son leves y no cuentan con tratamientos específicos”, indican.


La WSAVA concluye, por último, que el bienestar de la mascota debe de ser siempre considerado. Sin embargo, “conviene mantener el distanciamiento de los animales de compañía con las personas ajenas al hogar, así como de las personas con sospecha o confirmación de COVID-19”.


Si bien por ahora no existe evidencia de que la infección pueda ser transmitida del animal al humano, conviene extremar las precauciones, comentan desde la organización.

Archivo