Sin embargo, solo se tarda en encontrar trabajo un año y medio desde la graduación, a pesar de tener la tasa de desempleo más alta de Europa.

El veterinario español cobra poco y tiene mala calidad de vida

​Así se desprende de la encuesta Vet Survey de la Federación Europea de Veterinarios (FVE) correspondiente a 2018 en la que han participado 2.641 veterinarios españoles, el país con más representación
|

Los veterinarios españoles afirman con un 4,4 sobre 10 que no están satisfechos con el salario recibido. Solo los veterinarios de Bulgaria (3,6), Macedonia del Norte (3,9), Portugal (4) y Polonia (4,3) tienen una peor percepción de sus salarios. En Europa la cifra media alcanza 5,3 de los 30 países participantes en la encuesta.


Además, España es uno de los países con la percepción más baja respecto a la calidad de vida que existe en el sector veterinario. Con un 5,2, España es el quinto país que peor valora la calidad de vida de sus profesionales, solamente supera a Italia y Polonia (5,1 ambos), Portugal (4,9) y Macedonia del Norte (4,6). La calidad de vida de los veterinarios en Europa se sitúa en 5,9 de media.


Estos pensamientos se ven reflejados en que, en una escala de 0 (improbable) a 10 (completamente seguro), los veterinarios españoles puntúan con un 5,6 que elegirían veterinaria como carrera si empezaran de nuevo. La media en Europa es de 6, ha descendido 0,5 desde 2015.


INSATISFECHOS CON LA FORMACIÓN RECIBIDA


Los veterinarios españoles que llevan trabajando menos de 10 años han otorgado un suspenso (3,9) a la educación que han recibido durante su camino de preparación para el trabajo.


En una escala de 0 a 10, donde 0 significa "completamente insatisfecho" y 10 significa "satisfacción completa", la media europea se sitúa en 5. La insatisfacción de los veterinarios españoles sobre cómo están de preparados para el mercado laboral solo la supera Rusia con una nota de 3,4. Tras Rusia y España, los siguientes suspensos en esta área son Polonia (4,2), Eslovaquia (4,3), Hungría (4,3) y Austria (4,8).


Los países más satisfechos son Finlandia (7,2), seguido de Letonia (6,6) y Suecia (6,5).


Sin embargo, sorprende que, aunque España tenga la tasa más alta de desempleo de toda Europa, no es de los países en los que cuesta más trabajo encontrar empleo, de media se tarda un año y medio desde la graduación. La media en Europa es de 2 años para encontrar un empleo que permita independencia económica.


Los países donde más se tarda son Turquía, Hungría y Macedonia del Norte (2,9 a 3,5 años), mientras donde hay que esperar menos tiempo es en Suecia, Dinamarca y Finlandia (0,5 a 0,7 años).

   Más de la mitad de los veterinarios españoles se sienten infravalorados
   España presenta la tasa más alta de desempleo veterinario de Europa
   España, país de veterinarias jóvenes con experiencia

Archivo