España se sitúa en el grupo de cabeza de las mujeres que eligen “agronomía y veterinaria” en el territorio europeo.

Los veterinarios con Máster tienen el nivel más alto de inserción laboral

​Además, los veterinarios que encuentran trabajo nada más finalizar el Grado se sitúan por encima de la media con un 73,9%
|

Los egresados con Máster en Veterinaria tienen el mejor nivel de inserción laboral con un 78,4% de tasa de afiliación a la Seguridad Social, según se desprende del informe “La Universidad Española en Cifras. Año 2017 y curso académico 2017/2018” realizado en 2019. Le siguen los egresados con Máster en Servicios Sociales, Salud y Servicios de transporte, todos ellos alrededor del 76%.


Además, los veterinarios que encuentran trabajo nada más finalizar el Grado se sitúan por encima de la media con un 73,9%, estableciéndose la media de todos los estudios universitarios en un 72,3%.


Unas cifras que concuerdan con el crecimiento que va adquiriendo la figura del veterinario en la sociedad del s.XXI en seguridad alimentaria, en la tendencia existente a un mayor cuidado de los animales, acompañado de una legislación exigente en la sanidad y el bienestar animal, y el aumento de perros y gatos en España, donde actualmente el 40% de los hogares españoles cuenta, al menos, con un animal.


LOS QUE MENOS ABANDONAN LA CARRERA


La mayoría de los estudiantes de Veterinaria la eligen porque les gustan los animales, como así lo afirman los propios profesores. Es sabido que es una carrera vocacional, pero ahora los datos lo confirman.


Los estudiantes de primer año de las universidades españolas tienen una tasa media de abandono del 16,58%, siendo la más inferior la de Veterinaria con un 4,8%, y el título que ocupa la posición de cabecera es la Ingeniería Civil (36,8%).


Dentro de las Ciencias de la Salud la tasa de abandono es del 8,91%. Medicina, la más cercana a Veterinaria, tiene un 6,02% de abandonos.


Por otra parte, el rendimiento alcanzado por los estudiantes de veterinaria está por encima de la media, con un 80,32%. Cifra que hace referencia a que la mayoría de los estudiantes de veterinaria aprueban los créditos de las asignaturas que se matriculan. Concretamente, los “créditos académicos matriculados” alcanzan la cifra de 391.865, pero la cifra baja hasta los 314.736 “créditos académicos aprobados”.


Y es que, en comparación con otras áreas de estudios, los estudiantes veterinarios muestran unas cifras que les sitúan entre las carreras con mejores porcentajes de aprobados. Esto se debe a que la rama de “Ciencias de la Salud”, donde les encuadra el último informe de la Universidad Española en cifras, tiene su tasa de rendimiento en un 88,28%, lo que hace liderar la clasificación por delante de “Ciencias Sociales y Jurídicas” con un 79,92%, “Arte y Humanidades” con un 79,40%, “Ciencias” con un 75,83%, y por último “Ingeniería y Arquitectura” con un porcentaje del 66,41%.


Si bien, en el ámbito del área de las Ciencias de la Salud, se sitíua como la cuarta cifra más baja, superando a “Óptica y optometría”, “Farmacia” y al bloque denominado “Otras ciencias de la salud”.


CONCLUSIONES GENERALES


España tiene una proporción de estudiantes universitarios que se sitúa en la media de la UE-23 y la OCDE. Y si nos comparamos con países líderes en el ámbito de la educación universitaria, como Estados Unidos o Reino Unido, el desequilibrio aumenta. Por otro lado, desde la perspectiva de la demanda, los jóvenes españoles eligen los estudios universitarios como la mejor opción para encauzar su vida profesional y personal, así lo demuestra el dato de que hayan incrementado en 8,2 puntos porcentuales su preferencia por cursar estudios universitarios en la última década (tanto en públicas como en privadas). La realidad es que, pese a que España ha sufrido un descenso del 22% de la población en edad de cursar estudios universitarios, los estudiantes de Grado, Máster y Doctorado han crecido un 5%.


El conjunto del Sistema Universitario Español muestra unos resultados en su rendimiento académico y tasas de abandono que resultan equiparables e incluso mejores que el resto de países desarrollados; sólo por detrás de Reino Unido, Irlanda, Israel, Japón y Corea del Sur. Es más, desde la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior en 2009, las tasas de rendimiento académico han experimentado una gran mejora: del 22% para las universidades públicas y del 5% para las privadas.


 Las universidades realizaron en 2017 el 82% de la producción científica española y las publicaciones en revistas del primer cuartil crecieron hasta alcanzar el 52,5%. Estos avances se han llevado a cabo pese a que España ha reducido el gasto en I+D hasta casi la mitad del de la Unión Europea y la OCDE. Pero todo tiene un límite y resulta muy complicado mantener esa progresión cuando la financiación de la I+D se mantenía en 2017 un 22% por debajo de la que teníamos en 2009.


Por otra parte, en lo referente a la participación de las estudiantes en los diferentes campos de estudio, España se sitúa en el grupo de cabeza de las mujeres que eligen “agronomía y veterinaria” en el territorio europeo. Concretamente, el gráfico muestra que un 25% de mujeres universitarias españolas son las que eligen veterinaria.

Archivo