Fauna salvaje, otra salida profesional de la Veterinaria

​Trabajar con fauna salvaje en parques naturales, zoológicos y centros de conservación es una de las múltiples salidas laborales a las que pueden acceder los graduados en Veterinaria al finalizar sus estudios
|

El pasado 26 de noviembre, más de 100 estudiantes del Grado de Veterinaria de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura (Uex) se dieron cita en la segunda jornada de la asignatura Salidas Profesionales para escuchar a María Galán Carrillo del Centro de Recuperación de Fauna Salvaje “Los Hornos” en Sierra de Fuentes y a Santiago Borragán del Parque de Naturaleza “Cabárceno” en Cantabria.


En esta sesión, ambos ponentes explicaron las funciones y los retos a los que se enfrenta el Veterinario que trabaja con fauna salvaje en parques naturales, zoológicos y centros de conservación.


Esta iniciativa de formación se ha puesto en marcha gracias a la colaboración del Colegio de Veterinarios de Cáceres y la Facultad de Veterinaria de la Uex con el objetivo de ampliar la información de los estudiantes sobre las diferentes oportunidades laborales que tendrán al terminar el grado.


Para reforzar la formación sobre el futuro profesional que se está realizando con esta nueva asignatura, el presidente del Colegio Veterinario de Cáceres, Juan Antonio Vicente Báez, anunció, momentos antes de las ponencias, que se va a abrir en la Facultad una oficina de información sobre la institución colegial, con el propósito de ayudar a los estudiantes y resolver todas las dudas que se puedan plantear sobre la colegiación, un requisito necesario para ejercer la veterinaria.


Durante su intervención, María Galán resaltó la enorme concentración de fauna salvaje con la que cuenta Extremadura, especialmente en aves, un rico patrimonio natural en el que intervienen de forma directa los Centros de Recuperación.


La mayoría de los ingresos de animales en el CRFS “Los Hornos” se producen tras haber sufrido traumatismos severos por causa directa o indirecta del hombre, el veterinario tiene que estar formado en medicina clínica, pero también en biología para conocer el hábitat, el comportamiento, alimentación y sobre todo el correcto manejo de las diferentes especies y de este modo evitar el estrés a los animales, pues se trata de fauna salvaje que tendrá que reincorporarse al medio ambiente.


Por su parte, Santiago Borragán habló sobre el trabajo realizado en el parque de naturaleza “Cabárceno” con animales exóticos y también con fauna salvaje autóctona. Borragán destacó que curar animales heridos o enfermos es solo uno de los objetivos de los veterinarios en los parques zoológicos, el primero y principal pasa por proteger los hábitats naturales y concienciar a la población sobre la desaparición de las especies.


Desde Cabárceno se han puesto en marcha varios proyectos de investigación y conservación a lo largo de los años, uno de los más destacados es el desarrollo de protocolos y técnicas de reproducción asistida en el oso pardo, gracias al cual Cantabria cuenta hoy día con una población más sana y menos endogámica de úrsidos en libertad.

Archivo