Las consecuencias de un foco de fiebre aftosa pueden ser “brutales”

Si se detectara un foco de fiebre aftosa en territorio español podría ser adoptado por otros países como una medida para impedir que llegue cualquier tipo de carne española
|

La aparición de numerosos focos de fiebre aftosa desde comienzos de año en el norte de África, concretamente en Marruecos, preocupa a las autoridades españolas. La cercanía de este país con Ceuta y Melilla obliga a los servicios veterinarios a estar muy pendientes de que la enfermedad no ingrese en territorio español.


Esta enfermedad no representa ningún riesgo para la salud humana, “es una enfermedad más comercial que sanitaria desde el punto de vista veterinario”, señala Miguel Ángel Bolancé, técnico veterinario de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), en declaraciones recogidas por El Faro de Melilla.


Bolancé se refiere a que si se detectara un foco de fiebre aftosa en territorio español podría ser adoptado por otros países como una medida para impedir que llegue cualquier tipo de carne de ovino, caprino, bovino y porcino procedente de España, o comprarla a un coste muy inferior al que vale realmente. “Y las consecuencias económicas de eso pueden ser brutales”, asegura.


Por ello, en los últimos días el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) decidía no aprobar la excepción que permitiría la entrada de corderos a Melilla desde el norte de África.


Si bien España no es uno de los principales exportadores de ovino, si es uno de los principales exportadores de cerdo de la Unión Europea y la entrada de cualquier enfermedad, ya sea fiebre aftosa o peste porcina africana, que pueda afectar al sector supondría pérdidas económicas muy importantes.


CIRCULAN DIFERENTES SEROTIPOS DE FIEBRE AFTOSA


Diferentes serotipos han estado circulando en los últimos años por el norte de África, el serotipo O ME-SA / Indian 2001 ha circulado en Argelia y Túnez en 2017 y 2018, y el A/África/ GIV llegó a Túnez y Argelia en abril de 2017.


A pesar de los controles existentes, los responsables de la sanidad animal del Gobierno de España hacen hincapié en “la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones y en el transporte animal”. De igual forma, se recuerda “la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la enfermedad ante una hipotética entrada en España, para lo que es vital que se comunique a los servicios veterinarios oficiales cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en nuestros animales, tanto en las explotaciones y medios de transporte de animales como en el medio natural en los jabalíes silvestres”.


FICHA DE LA ENFERMEDAD


La Fiebre Aftosa o Glosopeda es una enfermedad infecciosa que afecta a un gran número de especies, causada por un virus de la familia Picornaviridae, género Aphtovirus, que incluye 7 serotipos inmunológicamente distintos, así como numerosos subtipos diferentes.


“Se caracteriza por originar lesiones de tipo vesicular en mucosas y epitelio de las en especies con pezuñas hendidas tanto domésticas como salvajes, afectando a animales de todas las edades. La morbilidad suele ser muy elevada debido a su alta transmisibilidad, si bien la mortalidad suele resultar baja, afectando principalmente a animales muy jóvenes. Se trata de una de las enfermedades víricas de mayor importancia debido a su gran poder de difusión, al elevado número de especies a las que afecta y a las pérdidas en la producción que origina”, señalan desde el MAPA.

Archivo