Imagen: Universidad de Budapest.

El veterinario en seguridad alimentaria, un bien público esencial

​La Federación Europea de Veterinarios apunta que “desean socavar el papel del veterinario oficial en la higiene de los alimentos”
|

La profesión veterinaria en Europa desempeña un papel fundamental en la provisión y la garantía de la seguridad de los alimentos de origen animal, realizando una gestión de animales sanos sin comprometer su bienestar hasta que llegan al consumidor.


Así, la Federación Europea de Veterinarios (FVE) resalta que este papel adquiere mayor importancia cuando los animales son procesados en un matadero donde la inspección de la carne, tanto ante como post mortem, es un componente clave del sistema de vigilancia para la salud y el bienestar de los animales.


Sin embargo, en un comunicado publicado por la propia FVE se muestra preocupada porque algunas autoridades competentes, organizaciones internacionales y nacionales e intereses específicos del sector privado “desean socavar el papel del veterinario oficial en la higiene de los alimentos en detrimento de la inocuidad de los alimentos, la salud animal, la salud pública y el medio ambiente”, indican.


FVE cree que el principal motor de esta acción es la ganancia financiera a corto plazo. “Si bien reconocemos que el uso prudente de los recursos financieros es extremadamente importante, deseamos delinear en los siguientes párrafos el valor agregado y el bien público global que los veterinarios oficiales desempeñan en su rol, particularmente en el entorno del matadero”, explican.


En este sentido, resaltan que el papel del veterinario oficial en el matadero agrega valor al ganado, “garantizando un cuidado adecuado, un manejo y un procedimiento de aturdimiento con respecto a la legislación sobre bienestar animal”; al consumidor, “proporcionando seguridad alimentaria”; al ciudadano, “verificando el operador o el matadero cumplen con sus responsabilidades en materia de salud animal, salud pública, bienestar animal y protección del medio ambiente”; al ganadero, “proporcionando información sanitaria específica para su ganado”; a las autoridades competentes, “mediante los controles oficiales realizados a través de las inspecciones”; y a la economía, “apoyando y facilitando el comercio nacional e internacional”.


Por otra parte, la Federación menciona conceptos donde la profesión veterinaria y los veterinarios oficiales en particular son claves.


El primero de ellos es el concepto de ‘One Health, una sola salud’, también hacen hincapié en la importancia del veterinario en la vigilancia de la salud pública, “se reconoce que el 75% de las enfermedades humanas emergentes y el 61% de todas las enfermedades infecciosas humanas son originadas a partir de las poblaciones animales”, señalan.


Asimismo, señalan el papel fundamental en la vigilancia de la salud animal; la seguridad alimentaria; la vigilancia del bienestar animal; la prevención del fraude alimentario; gestión de crisis o facilitación del comercio internacional, entre otros.


Por todo ello, la FVE indica que el veterinario oficial en el matadero, a través de su aprendizaje y experiencia, “tiene un papel clave que desempeñar en nombre de la sociedad, pero particularmente en la garantía de la provisión de alimentos seguros que se reconoce como un bien público. Esto hace que sea esencial que su participación sea reconocida por todas las partes interesadas y que estén celosamente protegidas”, concluyen.

   EEUU, "impresionado" del sistema de seguridad alimentaria de España
   La salud animal es la piedra angular de la seguridad alimentaria
   El veterinario bromatólogo, clave en la seguridad alimentaria de los hospitales

Archivo