El futuro de la profesión según los estudiantes de Veterinaria

Los estudiantes son positivos respecto al futuro de la profesión, ven que la profesión está avanzando y modernizándose, además señalan que la concienciación de la sociedad hacia un mayor bienestar animal les pondrá en primer plano.
|

Que la profesión veterinaria no atraviesa su mejor momento es un hecho que se puede constatar a través de las múltiples quejas que los profesionales del sector realizan sobre su situación laboral (sueldos bajos, exceso de veterinarios, poco reconocimiento…), además de por algunos de los estudios, como el de Veterinaria 2030 en el que, los resultados de los encuestados muestran cierto desaliento en muchos aspectos de la profesión.


En este sentido, es importante destacar un dato relevante del estudio anteriormente nombrado, que indica que “dos de cada tres de los 245 estudiantes encuestados contempla la posibilidad de trabajar en el extranjero una vez finalicen sus estudios”.


Por otra parte, los resultados enfocados al futuro profesional que los jóvenes desean, señalan que tanto la clínica de pequeños animales con un 46,1% y la ganadería con un 21,2%, serían los campos profesionales preferidos por los actuales estudiantes de veterinaria.


Preferencias que no sorprenden, pues al hilo de estos datos, destacan las palabras de Marta Rando a Diario Veterinario, estudiante en la Facultad Veterinaria de la Universidad de Extremadura (UEX), que señala que le gustaría dedicarse "a la cirugía de pequeños animales”.


Si bien, Rando es positiva respecto al futuro de la profesión, ya que destaca que “la profesión veterinaria está avanzando y modernizándose a la demanda actual, por lo que creo que en un futuro se necesitarán veterinarios más especializados en un campo concreto, sobre todo hablando en el ámbito de hospitales veterinarios (cirujanos cardiovasculares, traumatología, urgencias, medicina interna…)”.


Por otra parte, Mathilde Fievet, estudiante en la Facultad Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrrera, señala que “la profesión veterinaria actual se adapta a los diferentes problemas a los que se enfrenta. Sin embargo, la evolución de esta profesión sólo se logrará mezclando la autoconfianza y el orgullo de ser un buen veterinario”.


Además, la estudiante también cree que la evolución de la sociedad llevará a que “esta profesión se ponga en primer plano en todos los debates jurídicos, éticos y políticos. Siempre habrá una necesidad de veterinarios a medida que el bienestar de los animales siga teniéndose más en cuenta”. 


La alumna del CEU también coincide en que le gustaría dedicarse a la cirugía, "por la constante evolución en la que se encuentra la medicina veterinaria, me encantaría ser capaz de utilizar las últimas técnicas y tecnologías y mejorar el bienestar de los pacientes post-quirúrgicos. Estas serían mis máximas prioridades”. 


Respecto a las expectativas formativas futuras de los actuales estudiantes de veterinaria, el estudio  Veterinaria 2030 revela que “ocho de cada diez estudiantes muestra la intención de realizar un posgrado una vez finalicen su carrera”. Y es que en término evolutivos “destaca como la proporción ha aumentado en 17,2 puntos a la que se registraba en el estudio anterior de 2006 con un 64%”.


Por último, y en cuanto a las temáticas preferidas, “los estudiantes muestran un notable interés en las formaciones de posgrado para especializarse en la práctica clínica con una media de 8,75”, mientras que el máster en seguridad alimentaria sería el menos deseado con un total de 3,6 puntos.

   ¿Es el veterinario el profesional sanitario más discriminado?
   Seis de cada diez veterinarios indica que la profesión ha empeorado