AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
​Viruela del mono: Primera evidencia de transmisión de humano a perro
Los hombres informaron que dormían juntos con su perro, un galgo italiano.

​Viruela del mono: Primera evidencia de transmisión de humano a perro

Un estudio describe el primer caso de un perro con infección confirmada por el virus de la viruela del mono que podría haberse adquirido a través del contacto humano
|

El virus humano de la viruela del mono se está propagando en Europa y los EE. UU. entre personas que no han viajado a áreas endémicas. El 23 de julio de 2022, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesusdeclaró la viruela del mono como una emergencia de salud pública de importancia internacional. La transmisión de humano a humano del virus de la viruela del mono generalmente ocurre a través del contacto cercano con las lesiones, los fluidos corporales y las partículas respiratorias de personas o animales infectados. Se está investigando la posibilidad de transmisión sexual, ya que el brote actual parece estar concentrado en hombres que tienen sexo con hombres y se ha asociado con lesiones anales y genitales.


Por otra parte, actualmente se desconoce si los perros y gatos domésticos podrían ser un vector del virus de la viruela del mono. Si bien, un nuevo estudio describe el primer caso de un perro con infección confirmada por el virus de la viruela del mono que podría haberse adquirido a través del contacto humano.


El estudio explica que dos hombres que viven en el mismo hogar acudieron al Hospital Pitié-Salpêtrière en París, Francia, el 10 de junio de 2022, ambos presentaban ulceración anal 6 días después de tener relaciones sexuales con otras parejas. En el paciente 1, la ulceración anal fue seguida por una erupción vesiculopustular en la cara, las orejas y las piernas; en el paciente 2, en las piernas y la espalda. En ambos casos, el exantema se asoció con astenia, cefalea y fiebre 4 días después.


El virus de la viruela del mono se analizó mediante PCR. En el paciente 1 se detectó virus en muestras de piel y orofaringe; mientras que en el paciente 2 se detectó el virus en muestras anales y orofaríngeas.


A los 12 días del inicio de los síntomas, su galgo italiano macho, de 4 años de edad y sin antecedentes médicos previos, presentó lesiones mucocutáneas, incluyendo pústulas en el abdomen y una fina ulceración anal. El perro dio positivo para el virus de la viruela del mono. Las secuencias de ADN del virus de la viruela del mono del perro y del paciente 1 se compararon, ambas muestras contenían virus del clado hMPXV-1, linaje B.1, que se ha estado propagando en países no endémicos desde abril de 2022 al 4 de agosto de 2022, y ha infectado a más de 1700 personas en Francia, en su mayoría concentradas en París, donde el perro desarrolló los primeros síntomas. Además, el virus que infectó al paciente 1 y el virus que infectó al perro mostraron una homología de secuencia del 100 % en los 19,5 pares de kilobases secuenciados.


Los hombres informaron que dormían juntos con su perro. Según indican en el reporte, habían tenido cuidado de evitar que su perro entrara en contacto con otras mascotas o humanos desde el inicio de sus propios síntomas (es decir, 13 días antes de que el perro comenzara a presentar manifestaciones cutáneas).


En los países endémicos, solo se ha encontrado que los animales salvajes (roedores y primates) portan el virus de la viruela del mono. Sin embargo, en los EE. UU. se ha descrito la transmisión del virus de la viruela del mono en perros de las praderas y en primates en cautiverio en Europa que estuvieron en contacto con animales infectados importados. Nunca se ha informado de infección entre animales domésticos, como perros y gatos.


“Hasta donde sabemos, la cinética de la aparición de los síntomas en ambos pacientes y, posteriormente, en su perro sugiere la transmisión del virus de la viruela del mono de persona a perro. Dadas las lesiones en la piel y las mucosas del perro, así como los resultados positivos de la PCR para el virus de la viruela del mono de los hisopos anales y orales, planteamos la hipótesis de una enfermedad canina real, no un simple portador del virus por contacto cercano con humanos o transmisión aérea (o ambos). Nuestros hallazgos deberían impulsar el debate sobre la necesidad de aislar a las mascotas de las personas positivas al virus de la viruela del mono. Hacemos un llamamiento para una mayor investigación sobre las transmisiones secundarias a través de mascotas”, recomiendan los autores.

Archivo