AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Salto entre cerdos y humanos de una cepa hipervirulenta de C.difficile
38 aislamientos de los animales contenían al menos un gen de resistencia.

Salto entre cerdos y humanos de una cepa hipervirulenta de C.difficile

Un estudio realizado en Dinamarca ha hallado el intercambio de múltiples genes de resistencia bacteriana entre cerdos y humanos
|

C. difficile es una bacteria que infecta el intestino humano. Algunas cepas contienen genes que les permiten producir toxinas que pueden causar una inflamación grave en el intestino, lo que lleva a una diarrea potencialmente mortal, principalmente en ancianos o pacientes inmunodeprimidos.


En los EEUU se considera una de las mayores amenazas de resistencia a los antibióticos. En 2017 causó aproximadamente 223.900 infecciones y 12.800 muertes. Una cepa hipervirulenta de C. difficile que puede causar una enfermedad más grave está asociada con un número creciente de infecciones en la comunidad en individuos jóvenes y sanos. Los animales de granja han sido identificados recientemente como reservorios de esta bacteria.


CERDOS COMO RESERVORIO


En un estudio realizado en Dinamarca se ha investigado muestras de la superbacteria Clostridioides difficile en 14 granjas porcinas del país, y los autores han hallado el intercambio de múltiples genes de resistencia a los antibióticos entre cerdos y pacientes humanos, lo que proporciona evidencia de que la transmisión de animal a humano es posible.


En la investigación, los científicos daneses investigaron la prevalencia de cepas de C. difficile en los cerdos y el potencial de propagación zoonótica de los genes de resistencia a los antimicrobianos comparándolos con aislamientos clínicos de pacientes de hospitales daneses.


Se recolectaron muestras de heces de 514 cerdos en dos lotes de granjas en Dinamarca entre 2020 y 2021. El lote A incluyó 330 muestras de cerdas, lechones y cerdos sacrificados de catorce granjas en 2020. Las 184 muestras del lote B se recolectaron durante el sacrificio en 2021.


Las muestras se analizaron para detectar la presencia de C. difficile y se utilizó secuenciación genética para identificar si albergaban genes de resistencia a toxinas y fármacos. También se utilizó la secuenciación del genoma para comparar los aislamientos de C. difficile de las muestras de cerdo con 934 aislamientos recolectados de pacientes con infección por la bacteria durante el mismo período.


De 514 muestras de cerdos, 54 tenían evidencia de C. difficile (lote A= 44, lote B=9). El estudio encontró que C. difficile era más común en lechones y cerdas que en cerdos de sacrificio. Los autores especulan que esto puede deberse a la diferencia de edad entre los lechones y los cerdos adultos, ya que los lechones más jóvenes tienen una microbiota que los hace más susceptibles a una colonización exitosa.


GENES DE RESISTENCIA


Además, 38 aislamientos de los animales contenían al menos un gen de resistencia y, en general, se predijo la resistencia para siete clases de antibióticos, de los cuales los más comunes fueron macrólidos, ß-lactámicos, aminoglucósidos y vancomicina, que son importantes para tratar infecciones bacterianas graves.


"El uso excesivo de antibióticos en la medicina humana está acabando con nuestra capacidad para curar infecciones bacterianas. De particular preocupación es el gran reservorio de genes que confieren resistencia a los aminoglucósidos, una clase de antibióticos a los que C. difficile es intrínsecamente resistente. Por lo tanto, esta bacteria desempeña un papel en la propagación de estos genes a otras especies susceptibles", indican los científicos.


Además, el estudio proporciona más evidencia sobre “la presión evolutiva relacionada con el uso de antimicrobianos en la cría de animales, que selecciona patógenos humanos peligrosamente resistentes. Esto destaca la importancia de adoptar un enfoque más integral para el manejo de la infección por C. difficile, con el fin de considerar todas las vías posibles de difusión”.


LUCHA CONTRA LA RESISTENCIA ANTIBIÓTICA 


Combatir la resistencia antibiótica es una prioridad internacional, europea y también española. El últimoinforme de la Agencia Europea del Medicamento sobre la Vigilancia Europea del Consumo de Antimicrobianos Veterinarios muestra que los países europeos han reducido sustancialmente el uso de antimicrobianos en los animales. Según los datos de los 25 países que proporcionaron información de todo el período 2011-2020, las ventas globales de antimicrobianos veterinarios en los países europeos fueron un 43 % más bajas en 2020 que en 2011.


Respecto a España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios lleva 7 años coordinando el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), y se ha conseguido implicar a todas las comunidades autónomas; 8 ministerios, más de 70 sociedades científicas, organizaciones colegiales, asociaciones profesionales y universidades; y más de 300 colaboradores expertos. Las ventas de antibióticos veterinarios se redujeron un 58,8 % entre 2014 y 2019.

Archivo