AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Gran descenso de ventas de antimicrobianos veterinarios entre 2011-2020
Emer Cooke, directora ejecutiva de la EMA.

Gran descenso de ventas de antimicrobianos veterinarios entre 2011-2020

El nuevo informe ESVAC muestra que durante dicho periodo las ventas de antimicrobianos veterinarios en los países europeos fueron un 43 % más bajas gracias a las campañas de concienciación y sensibilización nacionales
|

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha publicado este martes su informe anual sobre la Vigilancia Europea del Consumo de Antimicrobianos Veterinarios, en él muestra que los países europeos han reducido sustancialmente el uso de antimicrobianos en los animales. Según los datos de los 25 países que proporcionaron información de todo el período 2011-2020, las ventas globales de antimicrobianos veterinarios en los países europeos fueron un 43 % más bajas en 2020 que en 2011.


Aunque durante el pasado año se registró un aumento del 6 % en las ventas globales de los 25 en comparación con 2019, los datos de los próximos años serán necesarios para comprender mejor esta variación.


"La disminución de las ventas de antimicrobianos para su uso en animales durante diez años muestra que las iniciativas políticas de la UE, combinadas con la orientación y las campañas nacionales que promueven el uso prudente de los antimicrobianos en los animales, están teniendo un efecto positivo", explicó Ivo Claassen, jefe de la División de Medicamentos Veterinarios de la EMA.


Las ventas de aquellos antimicrobianos que se consideran de importancia crítica en la medicina humana, disminuyeron notablemente entre 2011 y 2020 y representaron solo el 6 % de las ventas totales en 2020. En particular, las ventas de cefalosporinas de tercera y cuarta generación cayeron un 33 %, las de polimixinas un 76 %, las de fluoroquinolonas un 13 % y las de otras quinolonas un 85 %.


Estas clases incluyen antimicrobianos utilizados para tratar infecciones graves en humanos causadas por bacterias resistentes a la mayoría de los demás tratamientos antimicrobianos. En los animales, deben utilizarse con restricciones para preservar su eficacia y mitigar el riesgo para la salud pública, como se indica en la categorización del Grupo Ad Hoc de Expertos en Antimicrobianos (AMEG).


El undécimo informe ESVAC (Vigilancia Europea del Consumo de Antimicrobianos en Veterinaria) presenta datos de 30 países de la UE/EEE –incluido el Reino Unido como Estado miembro de la UE durante los años naturales cubiertos por el informe– y Suiza. Todos los países participantes proporcionaron voluntariamente información sobre las ventas de medicamentos antimicrobianos veterinarios. Con el fin de presentar datos más recientes, y en preparación para los plazos de notificación de datos de ventas y uso de antimicrobianos en animales, tal como exige el Reglamento (UE) 2019/6, se recopilaron y presentaron en este informe ESVAC los datos correspondientes a 2019 y 2020.


Cada uno de los países participantes cuenta con una sección independiente que muestra las tendencias de las ventas por clase de antimicrobiano. Algunos han descrito sus principales actividades para combatir la resistencia a los antimicrobianos y cómo estas actividades han contribuido a los cambios observados en las ventas en su país. Estas medidas incluyen planes de acción nacionales, campañas nacionales para el uso prudente de los antimicrobianos en los animales, restricciones en el uso de ciertos antimicrobianos en los animales productores de alimentos o medidas para controlar la prescripción de antimicrobianos en los animales.


El informe ESVAC se publica anualmente y se utiliza como fuente de información de referencia para científicos, veterinarios y otros profesionales de la salud, evaluadores de riesgos y responsables políticos de los Estados miembros de la UE sobre el tema de la resistencia a los antimicrobianos.


LA INDUSTRIA DE LA SANIDAD ANIMAL EUROPEA CELEBRA EL DESCENSO


Por su parte, AnimalhealthEurope ha destacado en un comunicado que los esfuerzos en materia de uso responsable no sólo se extienden a las cantidades de antibióticos utilizados para la salud animal, sino también a las clases de antibióticos utilizados. Así, la organización ha señalado que abarcando dos años de datos de ventas (2019 y 2020), el informe también esboza descensos continuos en las ventas de antibióticos veterinarios considerados de importancia médica: 32,8 % para las cefalosporinas de tercera y cuarta generación; 76,5 % para las polimixinas, 12,8 % para las fluoroquinolonas y 85,4 % para otras quinolonas.


"Este es el resultado de más de una década de esfuerzos para aumentar la prevención de enfermedades y mejorar la gestión de la salud animal mediante mejores prácticas de higiene, medidas de bioseguridad, uso de vacunas y nutrición. Ahora hay que analizar de forma exhaustiva cualquier variación entre los Estados miembros en los resultados del informe. De cara al futuro, necesitamos saber algo más que las cantidades de antibióticos que se utilizan en los animales. Necesitamos entender por qué se utilizan, para qué infecciones son necesarios y qué podemos hacer para reducir su necesidad", indicó Roxane Feller, secretaria general de AnimalhealthEurope.


"Acogemos con gran satisfacción las nuevas medidas adoptadas para fomentar un examen más profundo del uso de antibióticos veterinarios en Europa, con la entrada en vigor de las nuevas normas de la UE sobre medicamentos veterinarios en enero de 2022, que estipulan que los volúmenes de ventas deben notificarse por especie animal y producto antimicrobiano. Esto ayudará a comprender mejor qué intervenciones podrían realizarse para reducir aún más la necesidad de utilizar antibióticos en los animales", añadió.

Archivo

*}