AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Un herbicida, el próximo tratamiento revolucionario contra la toxoplasmosis
La enzima protoporfirinógeno oxidasa está presente en plantas y Toxoplasma gondii.

Un herbicida, el próximo tratamiento revolucionario contra la toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una infección parasitaria que afecta a una gran parte de la población mundial, y para la cual existe tratamiento limitado
|

Toxoplasma gondii es un parásito que infecta a casi todos los animales de sangre caliente, incluidos aproximadamente un tercio de todos los humanos, lo que lo convierte en uno de los organismos parásitos más extendidos por el hombre. Sobre este asunto, muchos médicos advierten a sus pacientes embarazadas, como método de prevención de la toxoplasmosis, que eviten recoger o manipular las heces de sus gatos, ya que es un posible portador de la infección.


Con el fin de ayudar en la lucha contra el parásito, un equipo de investigadores ha estudiado un aliado poco común, el herbicida oxadiazon. El equipo ha explorado el uso del oxadiazon, debido a la capacidad del herbicida para provocar un “cortocircuito” en la producción de una enzima que T. gondii necesita para prosperar.


CARNE CONTAMINADA Y HECES DE GATO


Los seres humanos pueden contraer T. gondii de varias maneras, entre ellas, comer ciertas carnes contaminadas y mal cocinadas, especialmente cerdo, cordero y venado; contacto con heces de gato; y en el útero, si la madre está infectada.


“Las infecciones durante el embarazo pueden ser bastante peligrosas para las mujeres y sus bebés, particularmente si el contagio sucede en el primer trimestre”, explican los autores.


Si bien T. gondii generalmente es asintomático en personas infectadas cuyos sistemas inmunológicos no están comprometidos, los parásitos pueden penetrar la barrera hematoencefálica del huésped para hibernar dentro del cerebro y hacer la transición a infecciones crónicas, que ocasionalmente pueden reactivarse a infecciones agudas cuando la inmunidad del huésped está comprometida.


En caso de que se produzca la infección, las terapias actuales para tratar la enfermedad tienen deficiencias críticas. “En este momento, el tratamiento de la toxoplasmosis en pacientes es muy limitado”, indican en el estudio. “Por ejemplo, existe un tratamiento combinado de pirimetamina y sulfadiazina, pero este tratamiento no se tolera muy bien en ciertas poblaciones de personas debido a los efectos secundarios muy fuertes”.


Además, “no existe un tratamiento disponible para el parásito una vez que ha migrado al cerebro, por lo que existe una necesidad muy urgente de desarrollar una terapia nueva y eficaz contra las infecciones por toxoplasma”.


NOVEDOSO ENFOQUE MEDIANTE EL USO DE UN HERBICIDA


Para ello, el equipo se centró en la enzima protoporfirinógeno oxidasa (PPO), que está presente en plantas, animales y T. gondii.


En el caso del parásito, PPO tiene el atributo de estar más estrechamente relacionado con las plantas que con los humanos, lo que sugirió que era posible desarrollar herbicidas dirigidos a PPO que mataran específicamente a T. gondii sin causar daño al tejido humano. Oxadiazon es un inhibidor de la producción PPO en las plantas, “lo que lo convirtió en una estrategia terapéutica atractiva”.


El beneficio de usar oxadiazón para tratar la toxoplasmosis es que no daña el tejido humano infectado en los experimentos de laboratorio. Sin embargo, el oxadiazón no fue particularmente eficaz contra T. gondii, por lo que los autores han tenido que desarrollar varios derivados del oxadiazón para la experimentación.


“Uno de los derivados sintetizados en realidad excedió la eficacia de la molécula original de oxadiazon en 100 veces”, lo que describen como un resultado "emocionante". Siguiendo esta vía, “los próximos pasos incluyen sintetizar más derivados de oxadiazón para encontrar los derivados más efectivos para el tratamiento en humanos”.

Archivo