AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Investigan la relación entre inmunodeficiencia y leishmania felina en España e Italia
El estudio se realizó sobre 705 felinos.

Investigan la relación entre inmunodeficiencia y leishmania felina en España e Italia

Los gatos tenían más probabilidades de presentar anticuerpos antileishmania si estaban infectados por el virus de la inmunodeficiencia felina
|

La leishmaniosis es causada por protozoos del género Leishmania, transmitidos por la picadura de mosquitos flebótomos. Leishmania infantum es la especie más extendida y es motivo de preocupación zoonótica. Los perros se consideran el principal reservorio doméstico en áreas endémicas. Sin embargo, en los últimos años, se ha documentado un número creciente de informes de casos de leishmaniosis felina en áreas endémicas de la cuenca mediterránea.


La leishmaniosis felina a menudo se asocia con la infección por el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF). No obstante, se desconoce el papel y la importancia clínica de esta coinfección.


En este sentido, un estudio llevado a cabo en Italia y España, tuvo como objetivo evaluar si el VIF está asociado con la infección por L. infantum en gatos de áreas endémicas de leishmaniosis canina y reportar los signos clínicos y las alteraciones hematológicas asociadas con la coinfección.


Para ello se realizó un estudio retrospectivo. Los datos del examen clínico y el hemograma completo se seleccionaron de una cohorte de 705 gatos examinados para estudios epidemiológicos sobre leishmaniosis felina realizados entre 2012 y 2019. Se seleccionaron 91 casos seropositivos para VIF y 182 gatos de control seronegativos para VIF. El emparejamiento se realizó según la edad, el sexo, el estilo de vida y la procedencia geográfica de los casos de gatos. Los dispositivos de ELISA rápido se utilizaron principalmente para detectar anticuerpos anti-VIF. Los anticuerpos IgG anti-Leishmania se detectaron mediante la prueba de inmunofluorescencia indirecta. El ADN de Leishmania se buscó en muestras de sangre, orales y conjuntivales mediante PCR.


Los gatos seropositivos para el virus de la inmunodeficiencia felina no tenían anomalías hematológicas que sugirieran una etapa avanzada de infección por VIF, y el riesgo de ser positivos para anticuerpos contra L. infantum, según explican los autores, era 2,8 veces mayor que en los seronegativos para VIF.


“La asociación de seropositividad para VIF con positividad para anticuerpos contra L. infantum se confirmó en el modelo matemático”, indican en el estudio. Asimismo, los gatos machos al aire libre de áreas rurales o suburbanas estaban en mayor riesgo de sufrir VIF y L. infantum. Los signos clínicos más frecuentemente asociados a la coinfección fueron lesiones orales, mucosas pálidas y bajo índice de condición corporal.


“Este estudio documenta que los gatos seropositivos para VIF sin anomalías hematológicas que sugieran una etapa avanzada de infección por VIF son más propensos a ser serorreactivos a L. infantum en áreas endémicas”. Por lo tanto, “los gatos seropositivos para VIF deben someterse a pruebas de anticuerpos contra la leishmania y recibir tratamiento para prevenir las picaduras de flebótomos”. Además, “las membranas mucosas pálidas, el índice corporal bajo y las lesiones orales, pero sin anomalías en el hemograma, se asociaron significativamente con la coinfección”, concluyen los autores.

Archivo