AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Cómo se está produciendo la revolución digital en el sector veterinario
La revolución digital está ganando terreno en el sector veterinario.

Cómo se está produciendo la revolución digital en el sector veterinario

​Un informe elaborado por HealthforAnimals analiza cómo la revolución digital de la sanidad animal está ganando cada vez más ritmo
|

En los últimos años se ha visto un aumento espectacular en el número de ganaderos y veterinarios que utilizan herramientas digitales para mejorar la salud y la productividad de los animales. Por ejemplo, casi la mitad de los avicultores en Suiza utilizan teléfonos inteligentes para controlar sus gallineros, mientras que en Escocia casi un tercio de los avicultores utilizan etiquetas de identificación electrónicas para la gestión de la granja. Y el ritmo de innovación en tecnologías digitales sigue siendo alto; desde algoritmos impulsados por IA que buscan información dentro de Big Data hasta plataformas moleculares que utilizan el código genético para mejorar la precisión del diagnóstico.


Las tecnologías digitales se están volviendo muy buenas para registrar el comportamiento animal. Un estudio mostró una tasa de precisión del 95 % en la clasificación correcta del comportamiento a la hora de beber del ganado utilizando etiquetas de identificación por radiofrecuencia (RFID) y acelerómetros.


Esto significa que los animales son monitoreados continuamente, lo que ayuda a garantizar que se puedan identificar y tratar los primeros signos de mala salud.


Además, las tecnologías digitales están permitiendo un nivel de atención individualizada nunca antes alcanzado en la salud animal. Los granjeros pueden identificar el primer animal que se enferma entre una manada de miles en función de la tos, la temperatura elevada o el cambio en el nivel de actividad. Los veterinarios de pequeños animales pueden crear planes de salud personalizados y de por vida, construidos a partir de las experiencias acumuladas de innumerables mascotas similares, que anticipan problemas y brindan a los dueños de mascotas una mayor tranquilidad. 


En los hogares, la revolución digital significa que la vida de una mascota puede ser más larga y satisfactoria, lo que brinda mayores beneficios a la familia que los rodea.


Por otra parte, la capacidad de diagnóstico, predicción y monitoreo más rápido y preciso reduce no solo la amenaza de enfermedad para los animales, sino también la gravedad y el impacto de la enfermedad, lo que trae consigo mejoras en el bienestar animal al minimizar el dolor, la angustia y el sufrimiento asociados con la mala salud.


Las herramientas digitales tienen una capacidad mejorada para proporcionar información detallada sobre el estado de salud de una mascota con diversos puntos de datos rápidamente disponibles para los veterinarios. Mayores volúmenes de datos pueden exponer el cambio más pequeño en el comportamiento o biomarcador, lo que puede ser suficiente para que un algoritmo detecte una condición o enfermedad inminente.


Las tecnologías de monitoreo nuevas y emergentes también se pueden usar para validar un protocolo de tratamiento, con actualizaciones en tiempo real sobre si una mascota está respondiendo a la medicación y cómo está respondiendo, y una mayor oportunidad de revisar y ajustar una receta.


MONITOREO DE SIGNOS VITALES


El monitoreo de animales es más sofisticado que nunca. Las granjas de ganado pueden recurrir a cámaras térmicas, sensores de sonido, etiquetas RFID y más para rastrear los signos vitales clave, como comer, moverse, rumiar, temperatura y fertilidad en miles de animales.


Estos datos se pueden compilar y analizar para proporcionar una imagen precisa y en tiempo real de la salud de cada animal. Esto permite que las granjas brinden atención personalizada e individualizada a cada animal en todo el rebaño.


BIG DATA


A medida que se recopilan más datos electrónicos sobre los animales, Big Data ofrece una amplia gama de nuevas oportunidades para apoyar su salud y bienestar.


Impulsados por herramientas como la inteligencia artificial, los sistemas 'Patient-Like-Mine' pueden reunir datos de diagnóstico e información de millones de animales para brindar apoyo en tiempo real a un veterinario.


Los usuarios pueden hacer referencias cruzadas de las características de salud y predecir la probable trayectoria de salud de un animal en función de las comparaciones con otros perfiles similares. Luego, los veterinarios pueden modelar tratamientos potenciales y considerar cómo han respondido pacientes similares.


PODER PREDICTIVO DE LOS DIAGNÓSTICOS


A través de la digitalización, los diagnósticos se han transformado en una herramienta para la prevención. Por ejemplo, los signos muy tempranos de enfermedades de aparición lenta pueden ser muy difíciles de detectar para los médicos. Aprovechando un volumen creciente de datos de patología clínica, las herramientas de diagnóstico digital pueden ayudar a comprender cómo se desarrollan las condiciones de salud en los animales y, por lo tanto, ayudar a la predicción, la prevención y el tratamiento.


En conjunto, la gran cantidad de tecnologías digitales ahora disponibles ofrecen perspectivas completamente nuevas sobre la salud animal, impulsando la visión One Health para defender colectivamente la salud de los animales, las personas y el planeta.


ONE HEALTH


Los beneficios de controlar enfermedades en el ganado y las mascotas se extienden más allá del bienestar del animal individual. La mayor capacidad para anticipar un cambio en el estado de salud e intervenir antes de que se produzca una enfermedad o un brote respalda el enfoque One Health, que defiende colectivamente la salud de los animales, las personas y el planeta.


El uso de tecnologías digitales de predicción, seguimiento y diagnóstico puede permitir un tratamiento más temprano o un cambio de régimen que también significa la reducción de la necesidad de antibióticos, lo que significa menos riesgo de resistencia a los medicamentos y exposición ambiental, y programas efectivos de uso responsable que traten a los animales que padecen enfermedades mientras ayudan a preservar la eficacia antimicrobiana.


También programas proactivos de vacunación y control que reduzcan el riesgo de propagación de enfermedades a otros animales y, en el caso de las zoonosis, a las personas, y detectar potencialmente enfermedades zoonóticas en su etapa inicial, aunque puede ser presintomática y no se ha propagado a las personas cercanas.


Otro aspecto reseñable es la reducción de pérdidas en la producción de alimentos, lo que significa una mayor seguridad alimentaria y nutricional.


Por otro lado, en los hogares, la proximidad de las mascotas a las personas significa que es fundamental monitorear los primeros signos de enfermedad y diagnosticar rápidamente cualquier problema, de lo contrario aumenta el riesgo de transferencia zoonótica.


Las mascotas juegan un papel único en el concepto One Health en los hogares. Estos animales ofrecen una valiosa compañía que conduce a una serie de beneficios para las personas que los rodean, incluidos niveles más bajos de asma, mejor salud cardíaca, mejor salud mental y muchos más. Evitar problemas de salud graves significa una vida más larga para las mascotas y una compañía continua para la familia que las rodea.


Las mascotas a menudo pueden sufrir problemas de salud sutiles y silenciosos. Un estudio encontró que 1 de cada 5 perros que visitaban un parque para perros en los EE. UU. padecía un parásito intestinal. Para un parásito como el gusano del corazón, los síntomas externos a menudo se hacen evidentes solo cuando el problema pone en peligro la vida.


Así como las personas reciben exámenes médicos preventivos regulares, las pruebas de diagnóstico periódicas de las mascotas pueden detectar posibles problemas de salud antes de que crezcan y permitir una intervención más temprana. Las tecnologías de monitoreo pueden ayudar a identificar si un animal muestra signos sutiles de un problema de salud, como un aumento del letargo o una alimentación reducida.


BARRERAS


No obstante, para poder aprovechar todos los beneficios de las tecnologías digitales, se deben superar varias barreras, tales como inconsistencias entre las regulaciones nacionales y regionales, y entre los diferentes tipos de tecnologías; una mejor infraestructura, se requiere conectividad confiable en un rango de 1,5 km para que los datos de salud del ganado se transmitan regularmente desde etiquetas inteligentes o collares en el campo o en el cobertizo a un sistema que pueda registrarlos y analizarlo; o una mejor percepción de las nuevas tecnologías, ya que, por ejemplo, los dueños de mascotas o los granjeros pueden estar menos inclinados a aceptar un diagnóstico basado en la probabilidad determinada por un algoritmo, incluso cuando se basa en evidencia clínica, lo que puede desalentar a los veterinarios a adoptar la tecnología.


Cómo la revolución digital está ganando terreno en el sector veterinario se puede consultar en el informe “Revolución Digital en Salud Animal” elaborado por la asociación internacional HealthforAnimals, que representa al sector de la salud animal: fabricantes de medicamentos veterinarios, vacunas y otros productos de salud animal en todo el mundo, así como las asociaciones que representan a las empresas a nivel nacional y regional.

Archivo