AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
La nueva ley de Protección de los Animales "resultaría nociva para la fauna silvestre"
Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales, durante su intervención en el acto de presentación de la Ley de Protección y Derechos de los Animales.

La nueva ley de Protección de los Animales "resultaría nociva para la fauna silvestre"

Centenares de expertos opinan que el documento no ha contado con asesoramiento científico, y que es imparcial e impreciso
|

Recientemente, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 realizó un acto con motivo del Día Mundial de los Animales donde se expusieron las principales líneas de la Ley de Protección y Derechos de los Animales.


Dicha ley, que marca “un antes y un después en la protección de los animales en nuestro país”, según indicaba el director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, ha sido criticada en un documento firmado por más de 800 expertos, entre los que se encuentran veterinarios.


En la carta, publicada en El País, los científicos indican  que “el texto presentado intenta regular un complejo y diverso abanico de situaciones en base a los objetivos de bienestar de unas pocas especies, principalmente gatos, perros y equinos. Ello, y el confuso y descuidado uso que hace de los términos 'animal' (que no define), 'animal de compañía' y 'animal doméstico', lleva a numerosos absurdos y contradicciones”.


En la misma línea, la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM) expone que “la propuesta tiene, sin duda, buenas intenciones, pero su enfoque es parcial e impreciso, con una clara falta de asesoramiento científico, entra en constantes contradicciones con la normativa vigente y su aplicación, en ocasiones, resultaría muy nociva para la conservación de la fauna silvestre”.


Del mismo modo, en la carta de los científicos se explica que “en su afán por abarcar, el anteproyecto entra en conflicto con normativas y estrategias españolas y europeas para la conservación de la biodiversidad. Por ejemplo, se prevé generar un listado de especies que podrán ser animales de compañía (listado positivo), informado por un Comité Científico y Técnico de Protección Animal. Ello invade el ámbito del Real Decreto 630/2013 que regula el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, a su vez informado por un Comité Científico que asesora al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico”.


Por otro lado, afirman que el texto del anteproyecto prohíbe en varias ocasiones las actividades de control y erradicación de especies invasoras que impliquen la muerte de los animales, “lo que colisiona con diversos programas amparados por el Real Decreto mencionado, y atenta directamente contra directivas de la Unión Europea que son de obligado cumplimiento”.


GESTIÓN DE COLONIAS FELINAS


Las colonias felinas, que son agrupaciones de gatos domésticos, se dan en lugares con abundancia de comida, en general aportada por personas consideradas en el anteproyecto de Ley como “cuidadoras” de las colonias.


Según explica la SECEM, con el texto se pretende “la consolidación y conservación de estos enclaves, como si fueran lugares fijos, obviando toda la problemática asociada a los mismos, como el pésimo estado sanitario de los animales o la estructura social artificial para este felino”.


Coinciden las criticas expuestas en la carta de los expertos, donde manifiestan que “creemos que la intención del anteproyecto de ley de inventariar y mantener a largo plazo las colonias de gatos y el número de individuos que las ocupan (a cargo de los presupuestos municipales) carece de sentido. Entendemos y compartimos la sensibilidad que generan estos animales y el anhelo de que las actuaciones de gestión consideren el bienestar de cada individuo. Pero el objetivo debe ser la reducción al mínimo posible y a corto plazo del número de gatos domésticos que viven en libertad en nuestras ciudades y campos”.


En resumen, “el anteproyecto se ha construido con un enfoque muy parcial y ajeno a los problemas de la fauna silvestre, por lo que entendemos que, en lo referente a ésta y a la fauna que interacciona con ella (asilvestrada o doméstica en libertad), no sirve, tan siquiera, como documento de debate”, sentencian desde SECEM.

Archivo

*}