AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
La FAO destaca la figura del veterinario para combatir el cambio climático
La FAO considera necesario adoptar un enfoque One Health para mitigar el cambio climático. Imagen: FAO.

La FAO destaca la figura del veterinario para combatir el cambio climático

Para la FAO, hay una serie de prioridades en las que el trabajo en la interfaz salud animal y clima se podría fortalecer para proteger el planeta. Como fortalecer los sistemas veterinarios, centrándose en países con mayor riesgo de sufrir el impacto del cambio climático
|

En los últimos años, está aumentando la conciencia de que el planeta y las sociedades son sumamente vulnerables a los cambios climáticos, y los sectores alimentario y agrícola no son una excepción. Combatir el hambre, reducir la pobreza y desarrollar una agricultura, silvicultura y pesca más productiva y sostenible no se puede lograr sin una acción decisiva sobre el cambio climático. Al mismo tiempo, el cambio climático no se puede abordar si los recursos naturales del mundo y los sistemas agrícolas no se gestionan de forma sostenible.


En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha elaborado una estrategia para abordar la compleja relación entre seguridad alimentaria, el desarrollo sostenible y el clima cambiante. 


La FAO resalta que el importante papel de la sanidad animal dentro de este nexo debería ser ahora explorado más a fondo. “Un clima cambiante puede tener efectos devastadores en la salud de los animales. También puede afectar a los patrones de enfermedad, lo que dificulta el control de los brotes”, apuntan.


En esta línea, según explica la organización, los medios de vida que dependen de los animales son cada vez menos seguro como resultado de las variaciones de las condiciones ambientales impulsadas por el clima, como sequías, incendios, inundaciones, o estrés por calor.


Además, el clima impredecible influye en los factores fisiológicos y las respuestas inmunes en el ganado, y afecta a la incidencia, propagación y previsibilidad de las enfermedades animales.


El estrés causado por estos factores es difícil de controlar y puede afectar a los animales de producción, a la salud pública, la seguridad de los alimentos, y enfermedades causadas por bacterias, parásitos y sus vectores”, añade la FAO.


IMPACTO DE LA GANADERÍA EN EL MEDIO AMBIENTE


El organismo internacional asegura que es poco conocido el hecho de que “los animales más saludables son más productivos y generan menores emisiones por peso de producto”. Por lo tanto, “mejorar la salud animal reduce intensidad de emisiones de gases nocivos, y mejora la eficiencia en el uso de recursos al reducir la mortalidad y mejorar de la productividad y la fertilidad”.


El impacto positivo que la salud animal tiene a la hora de mejorar la producción mientras se reducen las emisiones “ha sido demostrado por varias enfermedades, como la mastitis, la tripanosomiasis, helmintiasis o la fiebre aftosa”.


Por ello, la FAO trabaja para mejorar la prevención, la preparación, detección y respuesta temprana a enfermedades, amenazas para la salud animal y emergencias que podrían ser provocadas por el clima.


Entre las medidas adoptadas para tal fin, se encuentra la “implantación de sistemas de prevención que mapea y rastrea brotes de enfermedades y desarrolla la gestión regional para hacer frente a estos, o el fortalecimiento de las capacidades nacionales en materia de vigilancia y control de enfermedades animales, entregando mano de obra y apoyando mediante la adecuada formación”.


FORTALECIMIENTO DE LOS SERVICIOS VETERINARIOS


Para la organización, hay una serie de áreas prioritarias en las que el trabajo en la interfaz salud animal y clima se podría fortalecer para mejorar la seguridad alimentaria y al mismo tiempo proteger el planeta.


Entre las prioridades destacadas, se encuentra “promover la investigación para mejorar nuestra capacidad de pronosticar futuras amenazas para la salud animal causadas o exacerbadas por el cambio climático, así como fortalecer los sistemas veterinarios nacionales, centrándose en los países que se prevé que sean más vulnerables o en riesgo de sufrir los impactos del cambio climático”.


Además, la FAO considera necesario “adoptar un enfoque de 'Una Sola Salud', promoviendo la inclusión de paquetes de salud animal, y las iniciativas y proyectos de los socios dirigidos a mitigar y adaptarse al cambio climático, y crear asociaciones, involucrar al sector privado y fortalecer la colaboración internacional para una respuesta global al desafío climático y relacionado con las amenazas para la salud animal”.

Archivo

*}