AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
“Una convergencia de conocimientos humanos, animales y ambientales" para prevenir pandemias
COVID-19 mostró que las soluciones de un solo país no son suficientes cuando se trata de enfermedades transmisibles.

“Una convergencia de conocimientos humanos, animales y ambientales" para prevenir pandemias

Un informe de la OMS destaca que las políticas individuales llevadas a cabo por los países no son eficaces para controlar las enfermedades transmisibles en un mundo globalizado
|

Una de las principales conclusiones del informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que revisó el manejo de la pandemia COVID-19 en 53 países, es que “si la región paneuropea quiere estar preparada para la próxima pandemia, los países necesitan urgentemente reformar la atención médica, la vigilancia y la gobernanza”.


Según la OMS, “las repetidas advertencias de una pandemia mundial de la comunidad científica fueron ignoradas, culminando en un mundo que no estaba preparado cuando el virus apareció por primera vez a finales de 2019”.


Louise O. Fresco, presidenta de la Universidad de Wageningen, Países Bajos, formó parte de la Comisión Paneuropea de Salud y Desarrollo Sostenible en este último informe de la OMS, donde repensaron las prioridades políticas a la luz de las pandemias.


Fresco dirigió el grupo de trabajo One Health de la comisión y pidió “una convergencia de los conocimientos humanos, animales y ambientales a nivel nacional, paneuropeo y mundial. Al combinar estos campos, el mundo no solo podrá hacer frente más rápido a futuras pandemias, también podría ayudar a prevenirlas”.


LAS SOLUCIONES DE UN SOLO PAÍS NO SON SUFICIENTES


La primera reacción instintiva de muchos países a la pandemia fue cerrar las fronteras geográficas y económicas. “Los países implementaron respuestas nacionales aisladas e ignoraron las consideraciones entre países. Sin embargo, la COVID-19 mostró que las soluciones de un solo país no son suficientes cuando se trata de la propagación de enfermedades transmisibles en un mundo globalizado hiperconectado. Estas crisis solo pueden abordarse de forma eficaz mediante una acción internacional conjunta", apunta la experta.


Además, el informe determinó que las respuestas políticas divergentes y mal enfocadas significaban que los impactos de la  COVID-19 han sido y siguen siendo catastróficos.


“Con más de 1,2 millones de muertes solo en la región europea (más de 4 millones a nivel mundial) y una recesión económica sin precedentes que eclipsa a la crisis financiera mundial de 2008. Es vital que aprendamos de nuestros errores, porque no podemos permitirnos volver a cometerlos”, explica Fresco.


En este sentido, en el informe se han identificado cuatro prioridades principales de preparación para una pandemia, como “adoptar una política de 'Una sola salud' que reconozca la interconexión de la salud humana, animal y ambiental, o abordar las profundas desigualdades sanitarias, sociales, económicas y de género expuestas por la pandemia”.


Asimismo, resalta como necesario “invertir en innovación, recopilación e intercambio de datos y sistemas nacionales de salud sólidos, y mejorar el gobierno de la salud regional y mundial, aprendiendo lecciones de la COVID-19”.


UNA SOLA SALUD


En el informe de la OMS, el concepto de “Una Sola Salud” es crucial, ya que “reconoce la interconexión entre las personas, los animales, las plantas y su entorno compartido. Cuando una parte de One Health está en riesgo, las otras partes también están en peligro. Se cree que las actividades humanas como la deforestación, el comercio y consumo de vida silvestre y los viajes internacionales llevaron al surgimiento del SARS-CoV-2 y facilitaron su propagación mundial. Nosotros, y nuestros descendientes, nos enfrentamos ahora a un futuro precario a menos que todos tomemos medidas urgentes para corregir el rumbo”.


En el marco del enfoque One Health, investigadores de diversas disciplinas trabajan juntos para ayudar a construir la base científica necesaria para prevenir pandemias futuras y limitar su impacto. Tiene como objetivo “apoyar a los encargados de formular políticas y tomar decisiones y, por lo tanto, a la sociedad en general, para prevenir futuras pandemias y mitigar su impacto”, cuenta Fresco.

Archivo

*}