AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Reino Unido establecerá el robo de mascotas como delito penal
Esta medida vendría motivada por un aumento del robo de perros desde que estalló la pandemia.

Reino Unido establecerá el robo de mascotas como delito penal

Según ha anunciado el Gobierno de Reino Unido, el robo de mascotas se convertirá en un delito penal, además se potenciarán las medidas para luchar contra esta práctica
|

El robo de una mascota, en el Reino Unido, se trata actualmente como una pérdida de la propiedad del dueño, pero los ministros quieren una nueva ley que otorgue mayor protección a los animales y a sus propietarios.


En este sentido, se prevé la introducción de un nuevo delito penal para el secuestro de mascotas, en virtud de los planes del Gobierno para tomar medidas enérgicas contra el robo de mascotas tras el aumento reportado de las sustracciones durante la pandemia. La nueva ley reconocerá el bienestar de los animales y que las mascotas tengan mayor consideración que una propiedad.


Este nuevo delito es una de las varias recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Robo de Mascotas del Gobierno de Reino Unido que se creó en mayo de 2021. El Grupo de Trabajo está compuesto por miembros del Ministerio del Interior y Ministerio de Justicia, junto con diversos cuerpos de seguridad del país, organizaciones de bienestar animal, y expertos de la industria de animales. Desde su establecimiento, han  considerado la evidencia disponible de académicos, organizaciones de bienestar animal, y expertos de la industria, entre otros, para ayudar a informar de sus recomendaciones.


El grupo encontró que “7 de cada 10 de los robos de animales registrados por la policía involucran a perros”. Además, los datos sugieren que “alrededor de 2.000 delitos de robo de perros fueron denunciados a la policía en 2020”.


Por otra parte, “el precio de algunas razas aumentó un 89 % durante el confinamiento, ya que las personas pasaban más tiempo en casa, lo que podría hacer que el robo de perros sea más atractivo para los delincuentes que buscan beneficiarse del aumento del interés público en tener una mascota”, añade en su escrito el grupo de trabajo.


RECOMENDACIONES


Así, los expertos recomiendan que la creación del nuevo delito de secuestro de mascotas “deberá priorizar el bienestar de las mascotas como seres sensibles y reconocer el malestar emocional del animal, además de su dueño”.


También aconsejan potenciar la identificación y seguimiento de casos, ya que “los datos sobre el robo de mascotas son limitados y un mejor registro y recopilación de datos sobre estos delitos creará una base de pruebas más sólida sobre el problema”.


Otro de los aspectos relevantes que destacan es que “la policía trabajará junto con expertos asociados para crear conciencia sobre las iniciativas policiales y las medidas de prevención, lo que facilitará la represión de los delincuentes”.


Asimismo, las bases de datos de microchips para mascotas también serán más accesibles en virtud de las propuestas. “Actualmente hay 16 bases de datos de microchips en Reino Unido, sin embargo, pueden ser difíciles de manejar para los dueños de mascotas y las fuerzas del orden, lo que dificulta el rastreo de perros robados”.


Según las nuevas propuestas, “un único punto de acceso a todas las bases de datos simplificará y agilizará el sistema y también se introducirán reglas más sólidas en todas las bases de datos de microchips de mascotas para registrar la transferencia de perros a los nuevos propietarios para garantizar una trazabilidad completa”.


En conjunto, “estas propuestas harán que sea mucho más difícil para los ladrones robar y vender mascotas, facilitará que la policía los atrape y garantizará que el impacto en el animal se refleje en las sentencias o sanciones impuestas a los infractores”, añaden.


Por otra lado, las nuevas medidas también permitirán al Gobierno obtener más datos sobre delitos de robo de mascotas, y crear conciencia sobre la actividad policial para combatir el problema y las acciones que los propietarios pueden tomar para mantener a sus mascotas a salvo.


“Las mascotas son miembros muy queridos de la familia en los hogares de todo el país, y los informes sobre un aumento en el robo de mascotas han sido preocupantes. Los dueños de mascotas no deberían tener que vivir con miedo, y me complace que este informe reconozca la angustia única causada por este crimen”, ha explicado el secretario de Medio Ambiente, George Eustice. “Estas medidas tranquilizarán a los dueños de mascotas, ayudarán a la policía a combatir el robo de mascotas y harán justicia a las víctimas", agrega.


Por su parte, la ministra del Interior, Priti Patel, comentó que “robar una mascota es un crimen terrible que puede causar a las familias una gran angustia emocional mientras los criminales insensibles se llenan los bolsillos”.


El nuevo delito de secuestro de mascotas reconoce que los animales son mucho más que una simple propiedad y le dará a la policía una herramienta adicional para llevar a estas personas ante la justicia”, ha concluido la ministra.


PIDEN AL GOBIERNO ESPAÑOL QUE TAMBIÉN ENDUREZCA LAS PENAS


La Real Sociedad Canina de España (RSCE) ha pedido al Gobierno un endurecimiento de las penas por robo de mascotas hasta considerarse un delito penal, tal y como acaba de aprobar Reino Unido.


Como señala la RSCE, en España se están reportando casos de robos de perros, “no solo galgos o algunas razas adecuadas para el uso como sparrings de perros de pelea, sino también razas populares entre los ciudadanos, que se han convertido en un valioso botín. Algo que está dando muchos problemas a los criadores y propietarios de estas razas”, apuntan.


La Canina denuncia el caso del criador y juez internacional de la RSCE Juan Carlos Pineda Domínguez, criador de la raza Labrador Retriever, quien sufrió en el lapso de siete días el robo de 11 ejemplares de Labrador, todas hembras. A día de hoy, sus perros siguen sin aparecer, lo que supone una importante pérdida para Pineda y un tremendo impacto emocional, porque, como señala la Asociación, a la evidente pérdida económica que supone un robo de este tipo, se suma la carga sentimental, ya que se trata de miembros de la familia que muestran una ayuda y un apoyo real y difícil de reparar.


Por ello, esperan que, ante la próxima elaboración del texto de la Ley de Bienestar Animal, el Gobierno aumente la calificación de los robos de perros y mascotas hasta considerarse un delito penal y a la vez impulse la campaña de identificación universal, haciendo que se introduzcan sanciones para quienes no identifiquen a sus perros.

Archivo

*}