AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Vacunación canina, esencial para prevenir la propagación de rabia a humanos y animales
Vacunar a los perros puede reducir significativamente el riesgo para personas y tener un impacto importante en la salud pública.

Vacunación canina, esencial para prevenir la propagación de rabia a humanos y animales

A pesar de la rabia en vida silvestre, los investigadores probaron que la vacunación canina era eficaz para contener la enfermedad
|

A pesar de la existencia de vacunas seguras y eficaces, la rabia sigue matando a unas 59.000 personas al año en los países subdesarrollados y en vías de desarrollo, y los niños se ven afectados de forma desproporcionada. Por esta razón, en 2015 se estableció un plan de acción con el objetivo de "Cero para 30", es decir,  lograr cero muertes humanas por rabia transmitida por perros para 2030.


La mayoría de los casos de rabia humana son el resultado de mordeduras de animales rabiosos, ya sea de perros domésticos o, con menos frecuencia, de animales salvajes, incluidos los chacales. Una vez expuesto el paciente, el tratamiento inmediato es vital ya que la rabia es invariablemente fatal una vez que se desarrollan los signos clínicos.


El tratamiento consiste en un ciclo de vacunación conocido como profilaxis posterior a la exposición, que, aunque es muy eficaz, puede ser de difícil acceso debido al coste, la disponibilidad limitada y la poca conciencia de los riesgos de la rabia.


En África y Asia, los perros domésticos se consideran los principales huéspedes de la rabia, y más del 99 % de las muertes humanas por rabia son causadas por mordeduras de perros. Se ha demostrado repetidamente que la vacunación de perros domésticos contra la rabia es eficaz y rentable en la prevención de la rabia humana.


Sin embargo, en muchos países donde la rabia es endémica, la vacunación de perros todavía no es una rutina. Esto se debe principalmente a la falta de inversión en la vacunación de perros, y que a menudo se expresa la preocupación de que la vida silvestre pueda desempeñar un papel en el mantenimiento de la transmisión y, por lo tanto, la vacunación de perros puede ser ineficaz.


ESTUDIO RABIA EN TANZANIA


Para responder a estas preocupaciones, un grupo de investigadores han estudiado la dinámica de transmisión de la rabia en un área no testeada previamente de Tanzania, donde se encontró que los chacales constituyen más del 40 % de los casos de rabia animal reportados.


Al recopilar datos durante un período de nueve años de 13 distritos en el sur de Tanzania, utilizaron registros hospitalarios para identificar a las personas potencialmente expuestas a la rabia que luego fueron rastreadas y entrevistadas para determinar si el animal del mordisco tenía rabia.


En este sentido, pudieron examinar si la transmisión de la rabia se mantiene tanto en la vida silvestre como en los perros domésticos, y si la vida silvestre podría representar un obstáculo para la eliminación de la rabia.


Los investigadores encontraron que la incidencia de rabia tanto en humanos como en animales disminuyó durante el período de vacunación de perros, de un máximo de 218 casos en 2011 a un mínimo de solo 15 en 2017.


Asimismo, la mayoría de las exposiciones a la rabia en humanos (56 %) fueron de perros domésticos, pero aproximadamente un tercio de los eventos de transmisión ocurrieron por animales de vida silvestre, y el resto se debió a la transmisión entre perros y vida silvestre.


VACUNACIÓN EN PERROS, ESTRATEGIA CLAVE


Incluso en áreas con una proporción relativamente alta de casos de vida silvestre, los investigadores encontraron que la vacunación de perros domésticos aún reducía significativamente el riesgo de infección por rabia en humanos.


Una de las autoras del estudio, Sarah Hayes, explica que "incluso en esta parte de Tanzania, donde la vida silvestre constituye una gran proporción de los casos de rabia reportados, hemos demostrado que vacunar a los perros domésticos puede reducir significativamente el riesgo para las personas y tener un impacto importante en la salud pública”.


"Es fundamental que haya una inversión continua en la vacunación de perros domésticos y este trabajo sugiere que la presencia de rabia en las poblaciones de vida silvestre no debería ser una barrera para la implementación de estos programas", añade.


Por otra parte, Katie Hampson, de la Universidad de Glasgow, comenta que estos hallazgos confirman que, “incluso en áreas donde los casos de rabia en los animales salvajes son altos, centrarse en la vacunación de perros domésticos tendrá importantes beneficios para la salud pública. Además, si se mantiene y se coordina un programa de vacunación de perros tiene el potencial de evitar que la rabia circule incluso en estas áreas a pesar de la presencia de transmisión de vida silvestre”.


"Nos sorprendió ver cuántos casos de rabia en los animales salvajes estaban ocurriendo en esta parte de Tanzania. Los casos de chacal representaron una proporción mucho mayor de casos de rabia que la que hemos visto en otras partes de África Oriental. Por eso fue un alivio ver que, incluso con un número tan alto de casos en chacales, la vacunación de perros todavía condujo a una disminución muy clara de la rabia, en todas las especies y en las personas mordidas por animales rabiosos, tanto perros como chacales", manifiesta Hampson.


En conclusión, aunque los casos de animales salvajes, especialmente los chacales, parecen constituir una gran proporción de los casos de rabia animal y de mordeduras a personas en el sureste de Tanzania, la vacunación de perros domésticos por sí sola resultó en la disminución de casos en todas las especies. Esto sugiere que la vida silvestre no debería ser un obstáculo para eliminar la rabia.


SITUACIÓN DE LA RABIA EN ESPAÑA


España es un país ubicado en el suroeste de Europa en la Península Ibérica. En el extremo sur, está separado de Marruecos en África por el canal marítimo del Estrecho de Gibraltar. Los dos continentes están separados por solo catorce kilómetros. En la frontera noreste, la Península Ibérica está unida al resto de Europa a través de la cordillera de los Pirineos, que forma una frontera natural entre España y Francia. Las Islas Canarias en el Océano Atlántico y las ciudades de Ceuta y Melilla en la costa norte de África también forman parte de España.


Esto provoca que España se encuentre en una situación de riesgo ante una posible importación de rabia desde el Norte de África. Además, también existe el riesgo de animales originarios de países con riesgo de rabia que viajan ilegalmente a Europa.


A pesar del riesgo, en España no es obligatoria la vacunación canina contra la rabia en todo el territorio. Es el caso de Galicia, Cataluña y País Vasco, y en Asturias es solo obligatoria en perros ‘potencialmente peligrosos’En opinión de Luis Alberto Calvo, presidente de la Organización Colegial Veterinaria, “la protección colectiva frente a la rabia en España pasa por una vacunación canina obligatoria en todo el territorio nacional porque la sanidad animal y la salud pública no entienden de límites autonómicos, y un perro no vacunado en una región pone en riesgo tanto a animales como a personas en todo el país”. 

Archivo

*}