AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
El soplo es una señal de alerta de una posible enfermedad cardiaca
Con los tratamientos adecuados y el trabajo veterinario, se puede mantener a un perro activo, incluso con una enfermedad cardíaca.

El soplo es una señal de alerta de una posible enfermedad cardiaca

El soplo cardiaco se puede definir como un silbido adicional en el latido, y suele estar ligado a algún defecto en las válvulas cardiacas
|

Los dueños de los perros no necesitan ser veterinarios para saber que un corazón sano es tan importante para sus amigos como para los humanos. Sin embargo, puede haber mucha confusión en torno a los problemas cardíacos en los animales, especialmente cuando se trata de soplos cardíacos.


Sonya Wesselowski, profesora de cardiología en la Facultad de Veterinaria de Texas, ha ofrecido información sobre los soplos en base a su experiencia en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares en animales.


Wesselowski describe un soplo cardíaco como "un silbido adicional" que se escucha durante un latido cardíaco, que generalmente es causado por un flujo sanguíneo turbulento o rápido dentro del corazón.


Algunos soplos se consideran inofensivos o "fisiológicos", mientras que otros soplos se consideran "patológicos" o relacionados con enfermedades. En los perros, las razones comunes de un soplo cardíaco relacionado con una enfermedad incluyen un defecto en válvulas cardíacas.


Algunos soplos cardíacos suaves pueden ser normales en cachorros de 4 a 6 meses de edad. Sin embargo, la mayoría de los soplos cardíacos indican que existe algún tipo de anomalía cardíaca”, indica la veterinaria. "Esto podría ser una anomalía congénita con la que nació un perro o una enfermedad cardíaca 'adquirida' que se desarrolló más tarde”, añade.


Afortunadamente, según explica la experta, si se descubre que el cachorro tiene un soplo cardíaco, es probable que existan algunas opciones de tratamiento para mantener el corazón sano y bombeando durante el mayor tiempo posible. 


En este sentido, el soplo cardíaco en sí debe considerarse como una señal de alerta de que existe una posible enfermedad cardíaca, pero no puede revelar la gravedad de ningún problema cardíaco subyacente, por lo que se necesitarían pruebas adicionales para determinar dicha gravedad.


"Si su veterinario identifica un soplo cardíaco en su perro, se deben realizar pruebas adicionales para determinar el tipo y la gravedad de cualquier problema cardíaco subyacente", comenta  Wesselowski.


Algunos tipos de enfermedades cardíacas pueden permanecer leves durante la vida de una mascota sin necesidad de tratamiento, mientras que otras pueden provocar síntomas que requieren medicamentos específicos, cambios en el estilo de vida y/o modificaciones en la dieta para combatirlos. Las pruebas adicionales pueden ayudar a determinar cuál de estos escenarios puede ser el mejor para su perro".


El corazón es uno de los órganos del cuerpo que más trabaja. Dependiendo de los resultados de las pruebas de diagnóstico, el veterinario discutirá el pronóstico y las opciones de tratamiento disponibles para el animal.


En todos los casos en los que se identifique una enfermedad cardíaca, también será necesario controlar el progreso de la misma de forma regular y realizar pruebas de diagnóstico periódicas para guiar la atención futura.


Es importante que los propietarios no se desanimen cuando se trata de enfermedades cardíacas en los perros. Con los tratamientos adecuados, el seguimiento y el trabajo veterinario, los propietarios pueden mantener a sus perros activos y felices, incluso con una enfermedad cardíaca”, asegura la veterinaria.

Archivo

*}