AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Las enfermedades cardíacas, un problema común entre los perros
John Joyner/NC State Veterinary Medicine.

Las enfermedades cardíacas, un problema común entre los perros

La raza, la edad y el género son factores que influyen en los perros afectados por enfermedades cardíacas. El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón
|

Las enfermedades cardíacas, al igual que en los humanos, son un problema común en los perros, y pueden estar causadas por diferentes factores, así como pueden generarse a raíz de otros problemas. Estas enfermedades afectan principalmente al corazón y al aparato circulatorio del animal, pero también pueden verse dañados otros órganos y partes del cuerpo. Hoy, 29 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Corazón.


Muchas de estas enfermedades cardíacas comparten síntomas o signos comunes, que los dueños deben conocer para poder estar alerta y detectar posibles enfermedades en sus mascotas. Elaborar un diagnóstico temprano ayudará al tratamiento posterior de la enfermedad. Según Morris Animal Foundation, la tos es uno de los principales síntomas de este tipo de enfermedades. Esta tos no se suele resolver en pocos días y puede deberse a la acumulación de líquido en los pulmones, ya que el corazón no bombea lo suficiente. Por otro lado, algunas afecciones cardíacas provocan agrandamiento del corazón, por lo que puede presionar las vías y estimular la tos. En cualquier caso, si la tos persiste, recomiendan acudir al veterinario.


Otro síntoma importante son los desmayos o colapsos, ya que, si la función cardíaca disminuye, los órganos se pueden ver afectados por la falta de oxígeno. Normalmente, este síntoma se desencadena con el ejercicio, y puede ir acompañado de tos.


La fatiga y la dificultad para respirar también son síntomas habituales. Los perros afectados suelen presentar disnea y, además, manifiestan graves problemas de respiración cuando están acostados, sentados o sin actividad durante un período de tiempo.


Asimismo, los cambios de comportamiento también pueden ser signos de enfermedades cardíacas. Ante cualquiera de estos síntomas, se debe acudir al veterinario para poder elaborar un diagnóstico.


RAZAS PROPENSAS A LAS ENFERMEDADES CARDÍACAS


Si a la hora de realizar un diagnóstico se establece que el animal sufre algún problema, hay varios factores que se deben tener en cuenta, como la raza, la edad, y, hasta cierto punto, también el género. No obstante, los perros de cualquier edad o raza pueden generar afecciones cardíacas, siendo la enfermedad de la válvula mitral y la miocardiopatía dilatada las enfermedades más comunes.


Según la organización de cardiólogos veterinarios sin ánimo de lucro Cardiac Education Group, las razas pequeñas como el chihuahua, el schnauzer miniatura, el shih tzu, el maltés, el caniche y otras razas pequeñas, son más propensas a desarrollar la enfermedad degenerativa de la válvula mitral, siendo el cavalier king charles spaniel la raza que presenta mayor riesgo ante esta enfermedad. Por otro lado, perros de razas grandes como el gran danés, el dóberman pinscher, el labrador retriever, el lobero irlandés y el golden retriever, son mucho más susceptibles a desarrollar la enfermedad de la miocardiopatía dilatada.


Otra raza propensa a enfermedades, es el bóxer, los cuales normalmente enferman de miocardiopatía arritmogénica o la llamada miocardiopatía del bóxer, la cual puede conducir a la muerte súbita debido a las arritmias. Un pequeño porcentaje de esta raza también es propenso a padecer deterioro muscular.


Igualmente, la edad y el género son también una consideración importante al evaluar un perro que presente signos asociados con enfermedades del corazón, ya que las enfermedades adquiridas se suelen manifestar en perros de mediana edad o más y las enfermedades congénitas muestran signos a una edad muy temprana, expresan los veterinarios cardiólogos. Asimismo, los machos tienden a ser más propensos a la enfermedad de la válvula mitral, además de que se ven afectados por defectos congénitos más a menudo.


No obstante, manifiestan, nunca se puede diagnosticar una enfermedad teniendo en cuenta solo estos factores, pero sí pueden ayudar a elaborar el diagnóstico y a tomar decisiones en cuanto al tratamiento.

Archivo