AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Advierten del riesgo para salud pública y animal de establecer antibióticos de uso exclusivo humano
Parlamento Europeo.

Advierten del riesgo para salud pública y animal de establecer antibióticos de uso exclusivo humano

Algunos eurodiputados han emitido una serie de “creencias obsoletas sobre el uso indebido de antibióticos en el sector animal”, desde Epruma indican que tal medida podría poner en grave peligro la salud animal, salud pública y la seguridad alimentaria
|

La Plataforma Europea para el Uso Responsable de Medicamentos en Animales (Epruma, por sus siglas en inglés) ha emitido un comunicado donde pide que las preocupaciones por la ciencia y el bienestar animal tengan prioridad sobre la política.


En un “intento equivocado de proteger el uso de antibióticos para uso humano y detener la ola de desarrollo de resistencia a los antimicrobianos, algunos eurodiputados han presentado una propuesta de resolución objetando el proyecto de reglamento delegado de la Comisión (DEA 2021/2718) sobre ‘Criterios para la designación de antimicrobianos que se reservarán para el tratamiento de determinadas infecciones en humanos’”.


Según explican, han emitido una serie de “creencias obsoletas sobre el uso indebido de antibióticos en el sector animal y una mala interpretación de las recomendaciones de la OMS” añadiendo que, “tal medida podría poner en grave peligro no solo la salud y el bienestar de los animales, sino también la salud pública y la seguridad alimentaria”.


Desde la plataforma Epruma están sorprendidos de que alguien se oponga al hecho de que cuando los animales se enferman, deban recibir tratamiento, especialmente en casos de infecciones bacterianas potencialmente mortales. “No hay que olvidar que todavía no existe un producto disponible que pueda sustituir a los antibióticos en cuanto a capacidad para tratar enfermedades bacterianas en ningún ser vivo. Tanto los animales de granja como los de compañía pueden contraer enfermedades potencialmente mortales que solo pueden tratarse con un antibiótico eficaz. Al prohibir la única opción terapéutica disponible, estos animales quedarán desprotegidos contra las infecciones bacterianas, lo que provocará un sufrimiento innecesario y tal vez incluso la muerte de los animales, incluidas las mascotas. Esto es contrario al artículo 13 (título II) del TFUE, que reconoce a los animales como seres sensibles y exige que tengamos plenamente en cuenta sus requisitos de bienestar”.


Además, recuerdan que el uso de antibióticos en animales solo está permitido con prescripción veterinaria y que el uso de medicamentos veterinarios "para compensar la falta de higiene, la ganadería inadecuada o la falta de cuidado o para compensar la mala gestión de la explotación" está expresamente prohibido según el Reglamento 2019 / 6 (artículo 107). De hecho, solo en casos excepcionales se permite un tratamiento grupal y el uso de antimicrobianos para promover el crecimiento está prohibido en la UE desde 2006.


El sector animal ha realizado enormes esfuerzos durante la última década, lo que ha visto una reducción de las ventas de antibióticos veterinarios de más del 34 % (informe ESVAC 2020), lo que ahora resulta en un menor uso de antibióticos en animales productores de alimentos que en humanos, como se reconoce en un informe reciente de EFSA, EMA y ECDC. Sin embargo, para luchar contra la resistencia a los antimicrobianos, se necesita un enfoque de Una sola salud, con esfuerzos en el campo de la salud humana, la salud animal y el medio ambiente, en línea con el enfoque de Una sola salud promovido por la Comisión Europea y por la OMS.


Epruma espera que la comisión ENVI del Parlamento Europeo rechace esta propuesta de resolución y garantice el acceso continuo a las herramientas y medidas que la experiencia científica equilibrada de la UE considere necesarias, teniendo en cuenta la protección de la salud pública, la salud animal y el medio ambiente, para proteger el salud y bienestar de todas las personas y animales de Europa. “Centrar los esfuerzos en apoyar los medios para mejorar la prevención de enfermedades y proteger aún más el bienestar animal tendrá un impacto mucho mayor en la reducción de la necesidad de antibióticos en el sector animal”, concluyen.

Archivo

*}