AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Los problemas bucales pueden estar asociados con disfunción cognitiva canina

Los problemas bucales pueden estar asociados con disfunción cognitiva canina

La mala salud de los dientes y las encías en los perros puede ser un factor de riesgo a la hora de que desarrollen disfunción cognitiva canina
|

Hay muchas similitudes entre los perros y los humanos cuando se trata de los problemas de la edad en sus habilidades mentales. En general, ambas especies muestran una disminución en sus capacidades cognitivas cuando envejecen, y ambas pueden experimentar formas graves de demencia cuando son mayores.


En los seres humanos, la fuente de disminución de la capacidad mental relacionada con la edad que se encuentra con mayor frecuencia es la enfermedad de Alzheimer. Los perros mayores pueden verse afectados por algo muy similar y se llama "disfunción cognitiva canina" o CCD, por sus siglas en inglés.


Aunque todavía se están investigando las causas exactas de estos deterioros mentales en los ancianos, se sabe que, en el cerebro, islas de conexiones muertas y enredadas, llamadas placas beta-amiloides, interrumpen el funcionamiento neuronal normal. Las causas exactas de estas placas son el foco de mucha investigación, pero probablemente involucran a algunos agentes microbianos.


Algunas investigaciones recientes sugieren que los problemas en la boca de una persona pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Específicamente, se ha demostrado que la enfermedad periodontal o de las encías es un factor importante en los seres humanos con enfermedad de Alzheimer.


La investigación sugiere que estas inflamaciones de las encías y la respuesta posterior del cuerpo a ellas están implicadas como contribuyentes o quizás incluso causando algunos de los daños asociados con el Alzheimer.


ESTUDIO DE FOTOGRAFÍAS Y CUESTIONARIOS 


Recientemente, Curtis Wells Dewey del Hospital Veterinario Elemental Pet Vets en Freeville, Nueva York, y Mark Rishniw de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, han proporcionado datos que sugieren que lo que sucede en la boca de un perro puede estar relacionado de manera similar con los problemas mentales asociados con disfunción cognitiva canina.


Los investigadores analizaron once perros de edad avanzada (9 años o más) que habían sufrido CCD y un grupo de control de diez perros de una edad similar que eran normales. También obtuvieron fotografías de la boca de todos los perros. “Está bien establecido que se puede obtener una estimación de la enfermedad periodontal o de las encías mediante una simple inspección visual de la boca”, explican.


Por otra parte, los propietarios de ambos grupos de perros también recibieron un breve cuestionario para permitir una evaluación más detallada de la aparición de los síntomas.


Los síntomas de la disfunción cognitiva canina son fácilmente visibles. Los perros con CCD parecen estar desorientados, mirando fijamente a las paredes o al espacio, sin reconocer a las personas conocidas e incluso perdiéndose en la casa o en su propio patio trasero.


Las interacciones sociales también disminuyen y los perros parecen estar más ansiosos, menos activos y emocionalmente reactivos con los visitantes, la familia u otras mascotas en la casa. Además, su ciclo normal de sueño parece estar interrumpido y es más probable que se despierten por la noche y muestren un comportamiento inquieto. A menudo, también comienzan a hacer sus deposiciones por casa y responden menos a los comandos que solían conocer bien.


Por tanto, un cuestionario que mide la presencia de estos síntomas cumplimentado por los dueños de los perros permite, no solo comprobar si los perros tenían CCD o no, sino también la gravedad del problema.


Las fotografías de la boca de estos perros incluían imágenes de frente y de los lados derecho e izquierdo. Estas fotografías se entregaron posteriormente a doce veterinarios que evaluaron los conjuntos de imágenes y las puntuaron para la enfermedad dental periodontal en una escala que iba de 0 a 4. Los veterinarios que puntuaban no conocían la identidad o el diagnóstico real de ninguno de los perros que estaban evaluando.


LA IMPORTANCIA DE CUIDAR LA SALUD DENTAL DE LOS PERROS


Los resultados fueron bastante sencillos. Este estudio sugiere que los perros mayores con disfunción cognitiva canina tendían a mostrar peores niveles de enfermedad periodontal que los perros de edad similar sin CCD. 


Además, las puntuaciones que indicaban el grado de disfunción cognitiva tendían a correlacionarse positivamente con el grado de enfermedad de las encías. Esto parece estar en línea con la investigación en humanos que mostró que la enfermedad periodontal es un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.


Dado que este estudio es de naturaleza correlacional, los investigadores no pueden decidir definitivamente si el mal estado de salud en la boca de un perro es una causa real de la disfunción cognitiva canina o un factor contribuyente.


No obstante, en base en estos nuevos datos, “se podría sugerir que proporcionar una atención dental regular también podría ser una medida protectora útil contra el deterioro mental relacionado con la edad”, apuntan los autores del estudio.


En este sentido, algunas compañías veterinarias como Virbac, ofrecen tratamientos específicos para proporcionar una higiene dental adecuada sobre las mascotas, como Vet Aquadent, una solución de uso diario para cuidar la higiene oral y dental de perros y gatos adultos, o VeggieDent FR3SH™ Láminas masticables, que actúan eliminando el sarro de los dientes y de la línea de las encías.

Archivo

*}