AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
"Durante la pandemia, veterinarios han sido unos de los profesionales que más estrés han sufrido"

"Durante la pandemia, veterinarios han sido unos de los profesionales que más estrés han sufrido"

​Pilar Guijarro, psicóloga general sanitaria y colaboradora de Colvema, ofreció en VetMadrid 2021 una charla titulada "¿Se puede gestionar el estrés post-pandemia?"
|

La especialista, fue una de las ponentes del taller sobre la gestión del estrés en la profesión veterinaria, que ofreció el Colegio de Veterinarios de Madrid (Colvema) a sus colegiados, como parte del servicio gratuito y exclusivo de asistencia psiquiátrica y psicológica (SAPP) que se creó en 2020 y que, en un año, ha ayudado a más de 80 profesionales.


En la charla ofrecida por la Dra. Guijarro en el aula de formación empresarial del congreso de AMVAC celebrado la semana pasada, la ponente hizo una serie de consideraciones como el hecho de que, “tras la enfermería, la veterinaria ha sido la profesión que más ha visto deterioradas sus relaciones sociales, laborales y familiares durante la pandemia”.


Por otro lado, apuntó que el estrés se ha visto incrementado por el descontento de los veterinarios ante el escaso reconocimiento de su papel, su esencialidad y la solidaridad demostrada con la cesión de equipos en los meses más duros de la pandemia. En este periodo, la escasez de información veraz, de material suficiente de protección, de vacunación, etc., ha contribuido enormemente a que se produjera un estrés añadido entre estos profesionales.


También se ha producido una sobrecarga de trabajo, muchas veces por baja por enfermedad de otros compañeros o el aumento de las consultas telefónicas ante las diferentes informaciones que se difundían acerca de la COVID-19 y las mascotas. Además, el profesional veterinario es muy autoexigente y el tener que adaptarse a todas las medidas higiénicas de limpieza, desinfección, distancia social, uso de mascarillas, filtros de aire, etc, ha supuesto otro factor añadido para generar estrés.


Además, comentó que, durante la pandemia, los ciudadanos y entre ellos, los propietarios de mascotas, se han visto afectados por temas familiares, enfermedad, pérdida de empleo, ERTEs, graves problemas económicos, etc. Todo ello, ha hecho que los veterinarios se hayan enfrentado a propietarios más irritables, exigentes, impacientes, con problemas de solvencia a la hora de abonar los servicios veterinarios, lo que ha creado situaciones de estrés en el profesional veterinario que ha tenido que atender a sus mascotas.


“Los veterinarios, al igual que el resto de ciudadanos, también han sufrido la imposibilidad de salir en el confinamiento y hacer deporte, tener contacto con la naturaleza, falta de relaciones sociales y de ocio…que son actividades antiestrés, al mismo tiempo que han seguido trabajando al ser actividad esencial, lo que ha hecho que se cronifiquen, en muchos casos, las situaciones de estrés que, en ocasiones, les han conducido a una depresión e incluso, se han dado casos de suicidios, como señalan diversos estudios realizados”, explican.


GESTIONAR EL ESTRÉS


En lo referente a cómo hacer frente estas situaciones, Pilar Guijarro explicó que hay que “aprender” a afrontar las situaciones difíciles en lugar de postergarlas, entrenarse en solución de problemas, aprender a gestionar el tiempo, dedicar tiempo al descanso, aprender técnicas de manejo emocional, fomentar las relaciones sociales, cuidar la dieta, hacer deporte de manera regular, tener una buena “higiene” del sueño (no hacer ejercicio justo antes de dormir, tomar un baño caliente previamente a acostarnos o escuchar música relajante para conciliar el sueño) y, si es preciso, acudir a la ayuda profesional.


La psicóloga habló de algunas herramientas para prevenir y afrontar el estrés como la práctica regular de la respiración diafragmática (elevando el abdomen en la inspiración y contrayéndolo al espirar, bajando el diafragma, sin que el pecho se mueva), la respiración cuadrada (los mismos segundos de inspiración, retención con pulmones llenos, espiración y retención con pulmones vacíos), la respiración alternada (tapar una fosa nasal con el dedo índice e inspirar por la otra, tapar esa y espirar por la contraria) y recomendó algunas APPs gratuitas de respiración y coherencia cardiaca (Respirrelax Plus y Cardiac Coherence), mindfullness (meditación basada en el autoconocimiento), meditación guiada, música relajante (de estas dos últimas existen numerosos vídeos disponibles en YouTube), etc. que pueden ayudar mucho a calmar el estrés y la ansiedad y a conciliar el sueño.


En el ámbito laboral, aconsejó a los veterinarios el considerar el grado de urgencia de cada una de sus tareas y “priorizar” para no verse inmersos en una espiral que les genere un estrés que no sean capaces de controlar. Para ello deben analizar cada una de sus tareas diarias y ser capaces de gestionar el tiempo y, si es necesario, posponer o delegar alguna y no adoptar una actitud “autoenjuiciadora” sino “ponerse en valor” a sí mismo.


Es importante, según la experta, tener una figura de apoyo que no te enjuicie, sino que te comprenda y te escuche, sin decirte lo que tienes que hacer, sino que te “acompañe” y te produzca paz y tranquilidad compartir con ellas tus sentimientos, ya que la emoción de la “ternura” es una fórmula natural antiestrés.


Para finalizar, la especialista apuntó que para afrontar el estrés, se ha de dar tiempo al neocórtex para que actúe y para ello lo que se debe hacer primero es parar un momento, después respirar como se ha descrito anteriormente y luego pensar en un plan de acción con varias posibilidades, por si falla alguna poder pasar a otra.

Archivo

*}