AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Un tratamiento basado en inmunoterapia da esperanzas frente al linfoma canino
La vacuna es un ejemplo de inmunoterapia, que se considera uno de los enfoques emergentes más prometedores para tratar el cáncer en humanos.

Un tratamiento basado en inmunoterapia da esperanzas frente al linfoma canino

Veterinarios de la Universidad de Sidney han desarrollado terapias vacunales específicas para combatir el linfoma canino
|

Los perros diagnosticados con linfoma tienen una esperanza de vida de aproximadamente un año, pero esta situación podría mejorar. Christopher Weir, inmunólogo de la Universidad de Sydney (Australia), ha desarrollado un tratamiento personalizado que estimula el sistema inmunológico del paciente para atacar el cáncer. Esta terapia consiste en una vacuna formulada con tejido extraído del propio tumor del animal.


Para probar la eficacia del tratamiento, más de 300 perros han sido inoculados con la vacuna. Los resultados preliminares sugieren que la vacuna tiene efectos anticancerígenos en varios tumores. Además, también parece ser útil para prevenir la recurrencia.


"Gracias al primer ensayo, ahora sabemos que la vacuna es segura. Parece funcionar para varios tipos diferentes de cáncer, y particularmente bien en los tumores de mastocitos y el linfoma", cuenta Weir.


La vacuna es un ejemplo de inmunoterapia, que se considera uno de los enfoques emergentes más prometedores para el tratamiento del cáncer en humanos. En Australia, es raro utilizar inmunoterapia en el tratamiento de perros, por lo que estas investigaciones resultan muy importantes.


Weir asegura que la vacuna es más rentable que la quimioterapia, que puede llegar a ser muy costosa. Cuando se usa en combinación con quimioterapia, la vacuna parece tener el potencial de producir una remisión a largo plazo. Si bien la quimioterapia por sí sola puede prolongar la supervivencia, generalmente no salva la vida del animal. El experto espera que su vacuna eventualmente proporcione una opción de tratamiento más barata, segura y efectiva.


El siguiente paso es probar la eficacia del tratamiento en tipos específicos de cáncer. Para ello está trabajando con los profesores Peter Bennett y Katrina Cheng, de la Escuela de Ciencias Veterinarias de Sydney, para testar la vacuna en perros diagnosticados con linfoma.


Para probar si la vacuna aumenta la vida útil de los perros con linfoma, los investigadores están reclutando perros enfermos que sean aptos para el estudio. A algunos pacientes les administrarán la vacuna en combinación con quimioterapia, a algunos en combinación con esteroides paliativos y a otros con un placebo. 

Archivo

*}