AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Un estudio recomienda realizar las exploraciones a los perros junto a su dueño
Muchas clínicas veterinarias están pidiendo a los dueños de mascotas que esperen fuera durante las consultas debido a la COVID-19.

Un estudio recomienda realizar las exploraciones a los perros junto a su dueño

Los perros experimentan niveles más altos de estrés cuando se separan de sus dueños durante los exámenes veterinarios, según recoge un nuevo estudio
|

Un estudio de la  Facultad Veterinaria de la Universidad de Ontario (Canadá) demostró que los perros mostraban mayores niveles de miedo y estrés cuando se los examinaba solos, en comparación con el examen con el propietario cerca.


Estos hallazgos, “son particularmente notables en medio de la pandemia, ya que muchas clínicas veterinarias están pidiendo a los propietarios que esperen fuera de las salas de examen durante las consultas”, apuntan los investigadores, .


“Comenzamos esta investigación antes de la pandemia porque queríamos ver el impacto de separar a los perros de sus dueños, conocer lo que ocurre durante los procedimientos veterinarios”, comenta uno de los autores del estudio, Lee Niel.


Para llevar a cabo el estudio, se utilizó un grupo de 32 perros, a los que se grabó en vídeo mientras se les realizaban ciertas exploraciones, como examen de la cabeza, palpación de los ganglios linfáticos, palpación del cuerpo, medición de la temperatura axilar, evaluación de la frecuencia cardíaca y evaluación de la frecuencia respiratoria. Estas exploraciones se realizaron con o sin su dueño.


Los investigadores encontraron que los perros en el grupo sin propietario mostraban niveles más altos de cambios fisiológicos asociados con el estrés, como aumento de la frecuencia cardíaca y temperatura, temblores o escalofríos.


Por otra parte, el grupo sin propietarios también mostró más vocalizaciones, como gruñidos, lloriqueos, ladridos, en comparación con los perros del grupo del propietario presente.


Estas evidencias sugieren que “las clínicas veterinarias deben implementar protocolos actualizados en medio de la nueva normalidad, ya que los desafíos asociados con el manejo de perros estresados o temerosos pueden evitar que estos animales sean evaluados adecuadamente durante un examen. Además, algunos perros pueden volverse agresivos cuando están asustados, lo que podría poner en riesgo a los miembros del personal”.


"Las experiencias negativas durante una visita pueden hacer que los perros se estresen más en la próxima visita, y el problema puede agravarse, y queremos intentar evitar ese ciclo antes de que llegue al punto en el que el perro pueda volverse agresivo", explica una de las autoras del estudio, Anastasia Stellato.


Sobre las posibles soluciones a este problema, los expertos proponen que se puedan realizar consultas junto al propietario, con la habitación ventilada, “ofrecer a los perros golosinas y hacer que la cita sea lo más positiva posible, todas estas son buenas maneras de reducir el estrés de nuestros perros”, expresa Niel.

Archivo

*}