AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Durante el confinamiento incrementó hasta un 30 % más la vacunación de mascotas
El 20 de marzo se celebra el Dia Mundial de la Vacunación Animal.

Durante el confinamiento incrementó hasta un 30 % más la vacunación de mascotas

En los últimos meses, el sector veterinario ha sufrido un desabastecimiento de vacunas y uno de los factores, según apuntan desde la OCV, ha sido la masiva vacunación de mascotas en las primeras semanas del estado de alarma
|

El 20 de marzo se celebra el Dia Mundial de la Vacunación Animal, fecha en la que se recoge la importancia de estos medicamentos a lo largo de la historia para mantener la salud animal y, por ende, la humana. Una importancia que ha adquirido notoriedad con la crisis sanitaria que estamos viviendo.


La vacunación veterinaria no es simplemente una herramienta clave para mejorar la salud y el bienestar de los animales, es una parte integral de los planes generales de salud contra las enfermedades infecciosas o como parte de los planes de respuesta rápida para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas emergentes, como la COVID-19. “Con la actividad comercial y de viajes globalizada de hoy y el cambio climático, las enfermedades animales que no se informaron anteriormente en Europa están en aumento y es esencial que se tomen medidas preventivas”, comenta Rens van Dobbenburgh, presidente de la Federación de Veterinarios de Europa (FVE).


Si bien, en España no se ha podido llevar a cabo en los últimos meses un calendario de vacunación de animales de compañía con normalidad, ya que las clínicas veterinarias han sufrido un desabastecimiento de vacunas que parece haber puesto en riesgo la salud de muchas mascotas. “Las que son vacunaciones de gatos adultos y que están en pisos estamos dándole más margen porque tienen menos riesgos. Pero quedarán gatitos sin vacunar que pueden contraer enfermedades que pueden ser mortales para ellos”, declaraba en su día Enrique Núñez, vocal del Colegio Veterinario de Pontevedra, en declaraciones a Diario Veterinario.


Una situación que ya parece estar solucionada, “los laboratorios están trabajando para conseguir restablecer el suministro de vacunas. Salvo alguna particularidad, el problema global ya está solucionado y el flujo de vacunas se ha normalizado”, afirma Luis Alberto García, vicepresidente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV).


Analizando las causas de este desabastecimiento, el vicepresidente de la OCV señala a una conjunción de factores múltiples, destacando la masiva vacunación de mascotas que se llevó a cabo durante las primeras semanas del estado de alarma. “Hubo un incremento notable de la vacunación durante el periodo de confinamiento, con datos significativos que apuntan hasta un 30 % más de vacunaciones en algunas zonas, que son cifras a considerar”.


Sobre el impacto que la falta de vacunas pudo haber tenido sobre la salud de las mascotas, Luis Alberto García indica que “existen unas ventanas de inmunidad que se quedan durante un tiempo descubiertas, si una infección circulante coincide con ese momento de desprotección, se hubiera dado un periodo de riesgo”.


No obstante, el experto tranquiliza asegurando que “no se han reportado casos donde se haya creado la 'tormenta perfecta' entre desprotección inmunológica y circulación de la infección”.


ORIGEN DE LA VACUNA


La creación de la vacuna, ya desde su origen, ha estado ligada, de forma inherente, al mundo animal. Aunque existen indicios de tratamientos vacunales anteriores, el desarrollo de la vacuna moderna se atribuye al médico ingles Edward Jenner, que, a finales del siglo XVIII, desarrolló el primer prototipo vacunal.


Este investigador es considerado el padre de la vacuna moderna, y de él se dice que ha sido el científico que “más vidas ha salvado en la historia de la humanidad”. Esta afirmación pone de relevancia la importancia de su trabajo y de su descubrimiento.


El término “vacuna” procede del virus de la viruela vacuna, similar al virus de la viruela humana. Jenner se basó en esta enfermedad para llevar a cabo su experimento. Por aquel entonces, la viruela humana era una enfermedad terrible que acababa con la vida de miles de personas. El médico se dio cuenta de que los trabajadores de ordeño del ganado vacuno tenían menos probabilidades de sufrir la enfermedad. Por lo que desarrolló la idea de que el contacto con el virus de la viruela que sufrían estos animales, y que era mucho menos agresiva que la variante humana, podía conferir cierta inmunidad a los lecheros.


Para comprobar su hipótesis, Jenner inoculó a un niño material de las llagas de las manos de una lechera, las cuales había desarrollado al contacto con la viruela vacuna. Días después, inoculó con viruela humana al joven, que no desarrolló ningún síntoma de enfermedad. Este hecho sin precedentes, sentó las bases de las terapias de vacunación moderna al demostrar que con este procedimiento se podía conseguir crear inmunidad frente a la viruela humana.


Gracias a las contribuciones de Jenner, desde 1980, la viruela humana se considera la primera y única enfermedad humana erradicada hasta la fecha.


Desde entonces, se han desarrollado vacunas para múltiples enfermedades, tanto en humanos como en animales. Esto ha servido para salvar miles de vidas, así como mejorar los sistemas de producción en la industria ganadera. Por este motivo, no se debe olvidar la necesidad de tener a acceso este tipo de medicamentos.

Archivo

*}