AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Un espacio exterior controlado tiene un impacto positivo en el bienestar del gato
Un estudio sugiere que un espacio al aire libre controlado es clave para la felicidad de los gatos.

Un espacio exterior controlado tiene un impacto positivo en el bienestar del gato

El bienestar y el cuidado de los gatos se ve condicionado por la toma de decisiones de los dueños. Algunos prefieren dejarles salir libremente, y otros no. Un estudio investiga los beneficios de un sistema exterior de contención para gatos
|

La población de gatos domésticos está aumentando en muchos países, y cada vez más los dueños se preguntan cuál es la mejor manera de cuidar y alojar a estos animales. Muchos dueños permiten a los gatos salir libremente de la vivienda para que puedan sentirse más libres. No obstante, que los gatos salgan libremente de las casas supone ciertos riesgos, ya que está expuesto a enfermedades infecciosas, peleas, robos u a diferentes tipos de accidentes, como accidentes de tráfico.


Además, existe una preocupación por el impacto que los gatos domésticos pueden provocar en el medio ambiente a través de la depredación y la caza de la fauna del lugar.


Sin embargo, mantener a los felinos en el interior no garantiza que no existan riesgos para las mascotas, ya que esto puede causar frustración, cambios de comportamiento, estrés y cambios en el humor y la forma de actuar.


Una posible solución para ello, es permitir que los gatos controlen el acceso al exterior a través de un sistema de contención, un recinto para los animales. Para ello, el Grupo de Cognición y Bienestar del Comportamiento Animal de la Universidad de Lincoln en Reino Unido, ha realizado un estudio basado en un cuestionario de 36 preguntas sobre los datos demográficos de los gatos y los dueños, cómo cambiaban los gatos antes y después de la instalación de un sistema de contención y las opiniones de los dueños respecto a la importancia de permitir que sus gatos salieran de la vivienda.


Este estudio es el primero que se realiza con el propósito de investigar el impacto de un sistema de contención físico para proporcionar un ambiente exterior controlado para los gatos domésticos.


CONCLUSIONES


De manera general, la instalación del sistema se asoció con cambios positivos tanto para el dueño como en la calidad de vida del gato.


Los dueños de los animales creían en la importancia del acceso al exterior en un 77 %, a pesar de que la mayoría ha tenido un gato involucrado en algún accidente de coche, generalmente fatal. Esto era una de las principales preocupaciones antes de la instalación de un sistema de contención.


“Esta fuerte creencia en la importancia del acceso exterior para una vida saludable entre los cuidadores de gatos se ha informado en otros lugares y parece, a partir de las relaciones que se ven en nuestros datos, estar fuertemente arraigada la creencia de que los gatos deben tener la libertad de expresar su comportamiento natural, mayores oportunidades de ejercicio proporcionadas por el acceso externo y con fines de enriquecimiento, a pesar de los riesgos obvios de tráfico”, indican los autores. Es por ello, que no es sorprendente que la seguridad proporcionada por el sistema de contención fuera el factor más importante que marcaba la decisión de los dueños de invertir en él, recoge el estudio.


Asimismo, la instalación del sistema cambió ciertos comportamientos como la reducción de la suciedad en la vivienda, la ansiedad y las molestias nocturnas, además de cambios en el estado de ánimo y la irritabilidad de una cuarta parte de los encuestados.


Por otro lado, los encuestados consideran la libertad de cazar poco importante para los gatos y alrededor de una cuarta parte de los dueños estaban muy preocupados porque sus gatos mataran vida silvestre.


La instalación del sistema no solo reduce las preocupaciones sobre lesiones o pérdida del gato, sino que también aborda las preocupaciones sobre el impacto de su propio gato en el vecindario”, apuntan los expertos.


En cuanto al tiempo invertido en el exterior, los gatos aumentaron su tiempo al aire libre después de la instalación del sistema.


Respecto a los problemas de salud, se registraron signos de mordeduras, problemas respiratorios, cistitis y alergias cutáneas, así como suciedad en la casa y cambios en el humor en los gatos sin sistemas de contención al aire libre. Por tanto, “esto sugiere que el acceso no supervisado tuvo un impacto en la salud del animal y por lo tanto estos animales se beneficiaron de la seguridad de la instalación. Los gatos sin acceso no supervisado al exterior o al interior obviamente no se beneficiaron de la misma manera”.


Al mismo tiempo, “los niveles más bajos de tiempo al aire libre antes de la instalación se asociaron con una menor puntuación de miedo, y esto también reforzaría nuestra sugerencia anterior de que estar afuera puede ser estresante para los gatos; por el contrario, el tiempo pasado al aire libre después de la instalación no mostró ningún efecto, lo que sugiere que la seguridad proporcionada por el sistema fue capaz de aliviar los temores”.


Por último, la felicidad se ha visto incrementada a medida que el animal se sentía en un entorno seguro, de manera que se sienten más relajados e interactúan y juegan más con los dueños. En este sentido, el sistema de contención juega ese papel de entorno seguro.


Este estudio también incluye algunas limitaciones, comentan los expertos. El tamaño de muestra era pequeño para algunos subgrupos, de manera que “los resultados deben tratarse con precaución”.


“Los sistemas de barrera física estudiados aquí parecen ser muy efectivos para proporcionar un ambiente controlado al exterior para los gatos sin el riesgo inherente a algunos otros sistemas, por ejemplo, los sistemas de límites electrónicos. Estos sistemas parecen proporcionar mejoras significativas en varios aspectos del bienestar del gato”. 

Archivo