AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Veinticinco países afectados por la gripe aviar en Europa
Los expertos destacan la necesidad reforzar la vigilancia, tanto activa como pasiva, a nivel de aves salvajes y domésticas.

Veinticinco países afectados por la gripe aviar en Europa

Entre el 8 de diciembre de 2020 y el 23 de febrero de 2021, se notificaron 1.022 detecciones de virus de la influenza aviar altamente patógena (IAAP) en 25 países de la UE / EEE y el Reino Unido
|

Se notificaron 1.022 detecciones de influenza aviar altamente patógena (IAAP) en 25 países de la Unión Europea y el Reino Unido entre el 8 de diciembre de 2020 y el 23 de febrero de 2021, según el último informe.


La mayoría de las 1.022 detecciones (592) se registraron en aves de corral domésticas. Francia informó de la mayoría de las detecciones en el sector de los patos. Alemania informó 207 detecciones en aves silvestres y 50 brotes en aves de corral; Dinamarca, con 63 detecciones en aves silvestres y un brote en aves de corral; y Polonia, con 37 brotes en aves de corral y 24 detecciones de aves silvestres. En España se han detectado tres focos en aves silvestres en Cantabria, Girona y Zamora.


Debido a la presencia continua de los virus de la influenza aviar altamente patógena en las aves silvestres y el medio ambiente, todavía existe el riesgo de una mayor propagación, principalmente en áreas con altas densidades de aves de corral, advierten los expertos.


Por otra parte, han comunicado siete casos humanos de virus de la influenza aviar altamente patógena A (H5N8) en Rusia, todos ellos trabajadores avícolas con síntomas leves o nulos. En China se han notificado cinco casos humanos debidos a la influenza aviar altamente patógena A (H5N6) y 10 casos debidos a los virus de la influenza aviar altamente patógena A (H9N2).


El riesgo de infección relacionada con el virus de la influenza aviar A (H5N8) sigue siendo muy bajo para la población general y bajo para las personas expuestas ocupacionalmente.


“Sigue siendo posible que surjan nuevas cepas con mayor potencial para infectar a los seres humanos, pero hasta la fecha no hay evidencia de mutaciones que se sepa que tengan potencial zoonótico”, recoge el informe.


REFORZAR LA VIGILANCIA ACTIVA Y PASIVA


La gripe aviar es actualmente una de las principales amenazas para la industria avícola de todo el mundo, ya que, en los últimos años, y desde los brotes de gripe aviar H5N1 de principios del siglo XXI, esta infección vírica se ha revelado como un problema emergente para la salud pública. Por este motivo, la Organización Colegial Veterinaria (OCV) llevó a cabo un seminario web sobre esta materia, que contó con cerca de 300 veterinarios inscritos.


Natalia Majó, veterinaria especialista en ciencia avícola, fue la encargada de impartir esta acción formativa, bajo el título "Situación actual de la gripe aviar en Europa. Medidas de vigilancia, prevención y control", en la que recordó que, el pasado julio, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) puso el aviso mundial cuando se detectaron casos de gripe aviar en el sur de Rusia y en Kazajistán.


Desde agosto, la migración de aves hacia zonas más cálidas ha provocado la aparición de casos de influenza aviar, “sobre todo del subtipo H5N8, en los Países Bajos, Suecia, Bélgica, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Irlanda, Francia, Croacia, Polonia, Italia, Austria y últimamente en España, donde se han localizado tres focos en aves silvestres en Cantabria, Girona y Zamora”, señaló la ponente.


“En Europa, la mayoría de los casos han sido en aves silvestres, con más de 900 focos, pero también ha habido brotes en granjas de diferentes países, más de 500 focos, que han obligado a sacrificar muchas aves”, explicó Natalia Majó, quien consideró fundamental mejorar las medidas de seguridad en las granjas, ya sean comerciales o de consumo propio, para evitar la entrada y propagación de la enfermedad.


En este sentido, destacó la necesidad reforzar la vigilancia, “tanto activa como pasiva, a nivel de aves salvajes y domésticas, para poder detectar de forma temprana cualquier incursión del virus y tomar las medidas oportunas para el control de la enfermedad”, aseguró, partiendo de la experiencia de la cepa H5N8, que ya causó un brote importante el 2016 y el 2017. Afectó a varios países europeos, en granjas avícolas, intensivas y extensivas, así como también a las aves silvestres.


Doctora en Veterinaria, diplomada europea especialista en patología veterinaria y ciencia avícola, Majó es directora del Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA) del IRTA, además de profesora titular del departamento de Sanidad y Anatomía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona.


Su ámbito de investigación comprende las enfermedades víricas de las aves, en especial la gripe aviar, y lidera desde hace más de quince años un grupo de investigación en esta temática, con 12 tesis dirigidas y más de cien publicaciones científicas indexadas. Es editora asociada de la revista AvianPathology. Ha sido miembro del Council del European College of Veterinary Pathologists (ECVP) y del Comité Ejecutivo de la Asociación Española de Ciencia Avícola (AECA).

Archivo

*}