AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
COVID-19: ¿Cuál ha sido el impacto en el sector veterinario tras un año de pandemia?

COVID-19: ¿Cuál ha sido el impacto en el sector veterinario tras un año de pandemia?

​Una encuesta realizada a 5000 veterinarios de todo el mundo recoge el impacto de la COVID-19 en el sector veterinario después de un año de pandemia
|

La consultora CM Research, especializada en el sector veterinario, en colaboración con la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA), ha llevado a cabo una encuesta realizada a 5000 veterinarios en 91 países de todo el mundo para conocer el impacto de la COVID-19 en el mercado veterinario tras un año de pandemia.


De todos los veterinarios encuestados, un 47 % asegura que algún familiar o amigo ha sido infectado con COVID-19, un 35 % no conoce a nadie que haya tenido COVID-19 y un 5 % ha estado enfermo o está enfermo con COVID-19.


La pandemia ha llevado a que prácticamente todas las clínicas veterinarias a nivel mundial implementen nuevas políticas y procedimientos. El uso de EPIs y medidas diseñadas para limitar el contacto son las más comunes.


Las actividades de la clínica también han cambiado, con ofertas como visitas domiciliarias y chequeos de rutina generalmente reducidos o detenidos por completo en la mayoría de las regiones. Los niveles de vacunación de mascotas también han disminuido, especialmente en Europa Occidental, donde se incluye a España.


Con las medidas de distanciamiento social implementadas, las clínicas también han tenido que adaptar sus canales de comunicación tanto con los dueños de mascotas como con los fabricantes. Se ha acentuado el uso de las nuevas tecnologías.


A pesar de los desafíos y las nuevas formas de trabajo creadas por la pandemia, el número de clientes de muchas clínicas está aumentando, especialmente en América del Norte y Australia.


El impacto financiero en las clínicas ha sido variado, con algunas regiones reportando cifras notablemente mejores que otras. Australia y EEUU se destacan como los dos países donde las clínicas han experimentado el mayor crecimiento.


Los medicamentos es el área que ha experimentado un aumento más generalizado en los precios de los fabricantes a nivel mundial, seguida de los alimentos para mascotas. En Europa Occidental, donde se incluye a España, los precios se han mantenido prácticamente igual, si bien un 38% de los encuestados señala que el coste de los medicamentos se ha visto incrementado y un 22% el precio de la comida para mascotas. Los precios cobrados por las clínicas a los dueños de mascotas han experimentado un aumento menor en estas mismas áreas, lo que indica que muchas clínicas han optado por absorber los aumentos de precios, en lugar de transferir el costo a los clientes.


El 45% de las clínicas de todo el mundo ha dado de baja a su personal en algún momento durante la pandemia, siendo las más afectadas las de Europa Occidental. Sin embargo, los despidos completos han sido relativamente raros.


Por otra parte, si bien el 17% de las clínicas mundiales han tenido cierres temporales, muy pocas se han visto obligadas a cerrar permanentemente.


ESPAÑA


Los clientes en las clínicas veterinarias españolas se han mantenido a pesar del confinamiento o las restricciones, cabe recordar que en España las clínicas veterinarias se han mantenido abiertas como un servicio esencial. Un 46 % señala que tiene el mismo número de clientes que antes de la pandemia, 37 % confiesa que ahora tienen más clientes que antes de la pandemia y un 17 % tiene menos clientes.


En referencia a si habían perdido su empleo, un 8% de los españoles encuestados confesó que había sido despedido.


El impacto financiero en las clínicas veterinarias de España ha sido variado entre los encuestados. Un 39% indica que los ingresos han disminuido, 24% no han visto cambios y un 37% han incrementado sus ingresos.


También han sido preguntados por cómo ha influido la pandemia en su visión sobre su futuro, a lo que el 49% de los veterinarios españoles ha contestado que “me gustaría seguir siendo un empleado”, 23 % le gustaría reducir horas o trabajar a tiempo parcial, 18 % le gustaría obtener más formación e invertir más tiempo en investigación, un 10 % le gustaría dejar la profesión y un 7 % le gustaría ser propietario o socio de una clínica.


PROBLEMAS DE STOCK


Uno de los grandes problemas de la COVID-19 ha sido y sigue siendo, como han ido denunciando recientemente los veterinarios españoles, el retraso en el stock de productos. El 88% de los profesionales veterinarios a nivel mundial han experimentado retrasos en la entrega o incluso se han quedado sin productos por completo.


En España, el 69% asegura que ha sufrido retrasos en la entrega de algunos productos, un 59 % señala que se acabaron por completo algunos productos y un 10 % indica que no ha tenido ningún problema de stock.


Los productos farmacéuticos y EPI (Equipo de protección individual) son los productos más comúnmente afectados por problemas de suministro en todo el mundo.


Una de las consecuencias ha sido la disminución en los niveles de vacunación. En Reino Unido, Bélgica e Italia hasta el 60% de los profesionales veterinarios informan de una caída en las vacunas en sus clínicas, en comparación con solo el 10-20 % en países como Polonia e Indonesia, Alemania, Estados Unidos y Australia.


En España, el 44 % de los veterinarios españoles respondieron que las vacunas se redujeron o interrumpieron por completo en su clínica durante la pandemia.

Archivo