AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Los veterinarios de Álava podrán hacer PCR a mascotas sospechosas de COVID-19

Los veterinarios de Álava podrán hacer PCR a mascotas sospechosas de COVID-19

El Colegio Veterinario de Álava ha alcanzado un acuerdo con un laboratorio para hacer PCR a mascotas sospechosas de COVID-19
|

El laboratorio Biogenetics, tras alcanzar un acuerdo con el Colegio de Veterinarios de Álava, ha empezado a realizar pruebas PCR a las mascotas en los casos en los que los veterinarios sospechen que el animal puede estar infectado de COVID-19. El acuerdo comenzó el lunes 15 y, hasta el momento, solo han analizado una muestra que ha dado negativo.


Gracias a este convenio, el laboratorio “pone al servicio de los colegiados de Álava su disponibilidad para realizar test genéticos en animales con una alta especificidad y gran sensibilidad diagnóstica y, en especial, para la detección del virus SARS-CoV-2”. El método utilizado por Biogenetics emplea las dianas genómicas recomendadas por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades – CDC, para la detección específica de SARS-CoV2 (2019-nCoV).


El Colegio de Veterinarios de Álava y Biogenetics en beneficio tanto del colectivo profesional, como de la sociedad en general, han acordado un coste muy inferior a la media actual del mercado para las pruebas de SARS-CoV-2 con el fin de tratar de reducir al máximo posibles barreras económicas. Así, a diferencia de las pruebas que se realizan en humana, que tienen un coste alrededor de los 120 euros, el acuerdo para realizar los test en mascotas tiene un precio de 35 euros. “Nuestro objetivo es que el precio no sea un obstáculo para hacer el control y se puedan tener datos. Además de facilitar, en el caso de sospecha, que el clínico veterinario siempre tenga el apoyo de la prueba”, explica Fernando Pérez, presidente del Colegio de Veterinarios de Álava, en declaraciones a Diario Veterinario.


En el caso de un positivo, “la idea es que se pueda dar a los propietarios las recomendaciones necesarias en el tema de prevención, de cara a las demás mascotas que puedan interactuar entre ellas y de los mismos propietarios, y poder tratar al animal si fuera necesario”, añade.


La técnica es muy parecida a la humana, si bien, en el caso de los perros “la recogida se hace preferentemente en laringe”, explica Pérez. Los síntomas que pueden manifestar los animales son también similares a los humanos (fiebre, tos, dificultad para respirar o falta de aire, letargo, secreción nasal, secreción ocular…).


El presidente de los veterinarios de Álava recuerda que los casos positivos de mascotas que se conocen han sucedido debido a un contacto estrecho de una persona positiva a COVID-19 con el animal, “y luego no va al revés. De esta forma, por prevención y precaución nos hemos decidido a llevar a cabo esta iniciativa”. La finalidad es mejorar la prestación de los servicios profesionales ofrecidos a la ciudadanía y permitir al  colectivo veterinario un control directo del impacto y evolución de la pandemia en los animales con estrecho contacto con humanos reforzando el concepto One Health.


Por último, subraya que “nuestro propósito es el de colaborar y ayudar a la sociedad en la prevención y propagación del virus durante esta pandemia de COVID-19”.

Archivo