AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Veterinarios consideran injusto el cierre de hostelería y piden reforzar las medidas

Veterinarios consideran injusto el cierre de hostelería y piden reforzar las medidas

​El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias solicita que se refuerce el Cuerpo de Veterinarios de Salud Pública para clasificar los establecimientos en función del riesgo y aplicar medidas proporcionales en lugar de cerrar cada vez que suben los contagios
|

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (Sivepa) considera “tremendamente injusto”, y nefasto para la economía, suponer que todos los establecimientos de un mismo sector tienen el mismo riesgo sanitario frente a COVID-19. “Cerrar toda la hostelería y los comercios de más de 300 metros cuadrados cuando los contagios se disparan, obedece a una falta de previsión de las autoridades sanitarias, y a una falta de refuerzo y organización de sus Inspectores Veterinarios de Salud Pública al no haber tenido en cuenta su opinión desde un principio”, denuncian en un comunicado.


Recuerdan que la transmisión ambiental de un agente zoonósico como el SARS CoV-2 y la sanidad de los establecimientos alimentarios como los de hostelería, son competencias de la veterinaria y que, pese a llevarlo pidiendo desde antes del primer confinamiento, “no se ha reforzado y organizado de forma decidida a estos facultativos para aplicar medidas sanitarias eficaces frente a la COVID-19 en la hostelería y el comercio”.


Según cuentan desde Sivepa, el 6 de marzo los veterinarios solicitaron ser enviados de urgencia a la hostelería para implementar medidas de protección de la salud frente al coronavirus, “en aquel momento el Principado los trató casi de alarmistas, para después cerrar todo el sector por riesgo de contagios 7 días más tarde”. En mayo, y a lo largo de todo junio y julio, advirtieron a la Administración que, si no los enviaba a la calle a detectar los verdaderos puntos de contagio y a tomar medidas, se corría el riesgo de un segundo cierre de sectores, como efectivamente ocurrió.


“Si se hubiera escuchado a los veterinarios entonces, se hubieran evitado muchos contagios y ya se hubieran conseguido clasificar los establecimientos de la hostelería y el comercio en función de su riesgo real de transmisión de la COVID-19. De esta manera, llegado el caso de que los contagios se dispararan, tal y como llegó, no habría habido necesariamente que cerrar los sectores completos aplicando tabla rasa, sino que se podrían haber aplicado medidas correctivas apropiadas y proporcionales a cada establecimiento, y cerrar sólo los que presentaran mayor riesgo de contagio”, explican.


REFORZAR EL CUERPO DE VETERINARIOS DE SALUD PÚBLICA


Con el objetivo de que no se produzca el cierre del sector, Sivepa registró el pasado viernes 18 de diciembre una petición al Gobierno de Asturias solicitando “reforzar el Cuerpo de Facultativos Veterinarios de Salud Pública con el fin de reducir en la hostelería y el comercio el impacto de la inminente tercera ola, y de mitigar el daño de la más que probable cuarta ola”. En su escrito piden que se unifique a todos los veterinarios de la Administración bajo la autoridad de la Dirección General de Salud Pública, que se establezca un sistema de guardias y horas extraordinarias, y que se refuerce el personal, como mínimo a niveles de las comunidades de nuestro entorno que menos veterinarios tienen, ya que incluso éstas nos duplican en efectivos en relación a la población.


El objetivo prioritario de estos cambios sería visitar urgentemente toda la hostelería y el comercio, y realizar una clasificación profesional sanitaria in situ del riesgo de transmisión de la COVID-19. Este diagnóstico de riesgo se haría en función de parámetros como el diseño, la estructura y ventilación de los establecimientos, el número de usuarios del servicio, y el nivel de observación y aplicación de correctas medidas preventivas por parte de trabajadores y clientes.


“Desde un principio se ha luchado contra la pandemia centrándose en los hospitales y en aislar positivos y contactos, y sabemos desde hace muchos años que esto tiene una eficacia muy limitada si no se apoya con medidas preventivas profesionales en la calle”, añaden.

Archivo

*}