AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
Dinamarca sacrificará millones de visones por mutación del coronavirus COVID-19
Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca.

Dinamarca sacrificará millones de visones por mutación del coronavirus COVID-19

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, ha calificado la situación como “muy grave". “El virus mutado puede tener consecuencias desastrosas en todo el mundo, poniendo en riesgo la estrategia vacunal que se está desarrollando"
|

La situación de los visones y la industria peletera está en el punto de mira debido a la expansión del SARS-CoV-2. Los primeros brotes surgieron en Holanda, pero se ha propagado rápidamente por España, Dinamarca, incluso Estados Unidos.


Como explicábamos hace unos días en Diario Veterinario, la situación de Dinamarca era alarmante. El país cuenta con la mayor producción mundial de pieles de visón, con alrededor de 1.500 agricultores que producen 16 millones de pieles al año. Estas granjas se han visto afectadas en las últimas semanas experimentado un aumento en las infecciones por el virus. Además, Dinamarca ha registrado 50.530 infecciones por COVID-19 y 729 muertes. Magnus Heunicke, ministro de Salud y Personas Mayores, ha declarado que la mitad de los casos humanos contagiados de COVID-19 en el norte de Dinamarca “están relacionados” con la industria peletera y los visones.


Ayer, miércoles 4 de noviembre, la primera ministra Mette Frederiksen, comunicó en una conferencia de prensa que todos los visones daneses tienen que sacrificarse debido a que el virus ha mutado entre las comunidades y granjas de visones y se ha propagado a los humanos.


En el Statens Serum Institut se ha encontrado una nueva mutación preliminar en el visón que puede afectar el efecto de la próxima vacuna. “Nos encontramos a una de las mayores crisis de salud que jamás haya experimentado el mundo. El Gobierno y yo somos conscientes de lo que esto significa para todos los criadores de visones daneses que están a punto de perder su sustento y para algunos, el trabajo de su vida. Pero es lo correcto en una situación en la que la vacuna, que actualmente es la luz al final de un túnel muy oscuro, está en peligro”, declaró el ministro de Alimentación, Agricultura y Pesca, Mogens Jensen.


Desde mediados de junio de este año, en el norte de Jutlandia se empezaron a encontrar granjas con visones afectados por la COVID-19, y, por el momento, el virus se ha extendido a 207 granjas repartidas por esta zona. El pasado 1 de octubre, el Gobierno decidió acabar con todos los animales afectados en un radio de 8 kilómetros. Ahora, el reciente descubrimiento del Statens Serum Institut ha evidenciado que, con esta nueva mutación, se pone en riesgo el desarrollo de la vacuna, suponiendo un gran riesgo para la salud humana.


Asimismo, la primera ministra ha calificado la situación como “muy grave” y ha explicado que “el virus mutado puede tener consecuencias desastrosas en todo el mundo, poniendo en riesgo la estrategia vacunal que se está desarrollando”.


Desde el Gobierno de Dinamarca han instado a terminar con estas poblaciones de visones rápidamente, y han lanzado bonos para los criadores de visones para que vacíen sus rebaños lo antes posible. Además, se reforzarán las Fuerzas Armadas, la Agencia Danesa de Gestión de Emergencias y la Guardia Nacional con la intención de ayudar a los criadores a matar a todos los visones, ya que se debe acabar con todos, incluso con los animales reproductores.  


“El Gobierno apelará a la industria y a los criadores para que apoyen y contribuyan a este esfuerzo, aunque entiendo que será una tarea muy pesada para todos los criadores que tienen que matar a sus animales”, comentaba el Ministro de Alimentación, Agricultura y Pesca, Morgens Jensen. 

Archivo