AxSí denuncia que haya colegios San Fernando pendientes aún del mantenimiento de las zonas verdes - San Fernando - Noticias, última hora, vídeos y fotos de San Fernando Ver
La prevención frente a la leishmaniosis funciona

La prevención frente a la leishmaniosis funciona

Tras un control efectivo de un brote de leishmaniosis canina en Italia, un estudio ha demostrado que la prevención ante esta enfermedad funciona
|

La leishmaniosis canina es una enfermedad zoonótica causada por el parásito Leishmania infantum. El patógeno es transmitido a los perros por las picaduras de las llamadas moscas de arena o flebótomos. En 2005, surgió un nuevo foco autóctono de esta enfermedad en la parte sur de las colinas Euganei, al noreste de Italia.


Ante este brote, y dado el carácter zoonótico de la enfermedad, se realizó un riguroso monitoreo, testeando a los perros y evaluando la población de flebótomos. Gracias a la colaboración de la administración local, autoridades sanitarias y veterinarios privados, los dueños de los animales fueron sensibilizados sobre la importancia de la aplicación de medidas preventivas. Se invitó a los propietarios de los perros a hacer uso de herramientas de control sobre el vector transmisor, incluido específicamente la aplicación de los insecticidas tópicos disponibles comercialmente, es decir, collares impregnados con deltametrina, permetrina y permetrina / imidacloprid, durante el período de actividad de los flebótomos, de junio a septiembre.


Un estudio ha querido evaluar la eficacia de la aplicación de las medidas preventivas sobre el impacto de la leishmaniosis. Para llevar a cabo la investigación, se recopilaron pruebas serológicas en perros, cuestionarios enviados a los dueños de los animales sobre el uso de medidas preventivas y la evaluación de la abundancia de flebótomos.


Los datos recopilados se compararon estadísticamente con los de años anteriores. La seroprevalencia canina fue significativamente menor que la registrada al comienzo del brote, a pesar de que la abundancia de flebótomos no disminuyó significativamente. La presencia de anticuerpos específicos para la leishmaniasis canina desarrollada tras la picadura de flebótomos infectados resultó significativamente inferior a la registrada al inicio del brote, pasando del 32,4% en 2006 / 2007, al 23,6% en 2013, y finalmente a tan solo el 6,3% en 2017.


La mayoría de los dueños de los perros declararon usar regularmente los insecticidas tópicos en sus mascotas durante la temporada de mayor actividad de los mosquitos, lo que pone de manifiesto la gran efectividad de los tratamientos preventivos. Asimismo, esta investigación demostró que un enfoque One Health de colaboración entre científicos, autoridades sanitarias y veterinarios privados puede lograr excelentes resultados en el manejo de un brote de leishmaniosis.

Archivo

*}