Luis Alberto Calvo, presidente de la OCV, durante la conferencia organizada por la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España (RACVE).

“Los veterinarios seguimos con la mano tendida, nuestra profesión es imprescindible”

​En la conferencia organizada por la RACVE, Luis Alberto Calvo, presidente de la OCV, ha repasado los principales problemas actuales de la Veterinaria, la falta del enfoque One Health en la gestión de la crisis de Covid-19 y ha planteado una serie de propuestas
|

La Real Academia de Ciencias Veterinarias de España (RACVE) ha ofrecido este lunes 14 de septiembre una conferencia de forma online titulada “La profesión veterinaria y un nuevo modelo de salud pública”, presentada por el presidente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV), el Dr. Luis Alberto Calvo Sáez.


La conferencia ha tenido una estructura muy clara y concreta. En primer lugar, Luis Alberto Calvo ha realizado un recorrido por el origen del concepto One Health y del primer registro que se tuvo de la idea de la interrelación entre la salud humana y la salud animal, remontándose a Hipócrates. En el siglo XXI es la AVMA (American Veterinary Medical Association) quién propone unir fuerzas para la prevención de enfermedades animales y humanas. “En la actualidad, es la tripartita OMS, FAO y la OIE, quienes dirigen el trabajo y las normativas estándares para lograr la meta One Health”, explicó el presidente.


LOS 5 DESAFÍOS


A continuación, expuso los 5 grandes desafíos para el ser humano en este siglo, ante los cuales el ser humano tiene que estar preparado. En primer lugar, ha mencionado a las epidemias y pandemias, recalcando que la que estamos padeciendo es el mejor ejemplo de ellas. Ha hecho hincapié en que el aumento de la población mundial, la globalización o la escasez de recursos hacen que la naturaleza se defienda y ocurran desastres como el de la Covid-19, sin olvidarnos de la peste, la viruela o la gripe aviar, entre otros.


En segundo lugar, ha nombrado los peligros ambientales. Defiende que no solo hay que tener en cuenta los propios peligros ambientales sino la resiliencia del ecosistema. Además, ha recalcado que el problema más crítico al que se enfrenta el ser humano es la falta de agua dulce, ante la gran demanda de toda la población.

En tercer lugar, el presidente de la OCV comentó que las enfermedades no transmisibles son la primera causa de morbilidad y mortalidad del mundo, y son consecuencia directa de los hábitos sociales. Ante esto, ha destacado que los animales de compañía favorecen y mejoran los hábitos de una vida sana que conllevan una mejor calidad de vida. También ha recomendado los animales de compañía a las personas que sufren trastornos mentales, las cuales ha situado en cuarto lugar, defendiendo que tienen un efecto positivo en aquellas personas afectadas con este tipo de problemas.


Por último, ha subrayado como quinto desafío la resistencia a los antibióticos. “Es urgente buscar alternativas a los antibióticos e intensificar la prevención involucrando a todos los agentes implicados ya que, según las previsiones, en 2050 las muertes provocadas por la resistencia microbiana superarán el número de 10 millones de personas anuales”.


¿QUÉ HACEN LOS VETERINARIOS?


Ante esto, Luis Alberto Calvo se pregunta: “¿Qué hacen los veterinarios?”. El veterinario remarca que, preservar la Salud Pública es el principal objetivo de los veterinarios y recuerda que “el 60% de los patógenos son de origen animal y el 75% de las enfermedades emergentes que se trasmiten al hombre son de origen animal”. Es por ello, que la protección de la salud animal por parte de los veterinarios equivale a prevenir las enfermedades infecciosas emergentes que afectan al hombre.


Por otro lado, los veterinarios garantizan la inocuidad de los alimentos. “Los veterinarios actúan de la granja a la mesa, pasando por mataderos, granjas, transportes y la propia distribución”.


También promueven una producción animal de garantías y basada en el bienestar. “La demanda de proteínas animales se incrementará en un 70% de hoy al 2050. Esta demanda funcionará si los veterinarios son capaces de garantizar el bienestar y la calidad de esta producción animal”.


Asimismo, los veterinarios también se encargan de reducir la pobreza en el mundo. Calvo argumentó que los veterinarios son los encargados de velar por el bienestar animal y estos son los que proveen proteínas y son la fuerza de trabajo para muchos seres humanos, además de generar ingresos y fertilizantes.


Por último, ha explicado que los veterinarios son los encargados de garantizar la seguridad de los productos de origen animal de manera que se encargan de la seguridad del comercio mundial de productos de origen animal, así como de preservar las especies animales. “La salud de los animales es una noción compleja que engloba aspectos científicos, éticos, sociales, económicos, etc., los veterinarios son los más preparados para preparar la legislación que se encargue de la salud y la preservación de las especies animales”.


El presidente de la OCV ha manifestado que, tras largos meses de lucha contra el coronavirus, se han detectado una serie de dolencias en la gestión de la crisis. “Lentitud en la actuación, mensajes discordantes y rectificaciones que generan mucha incertidumbre. Es el deber de los veterinarios iniciar una reflexión sobre los restos, las proyecciones y perspectiva de nuestras actividades, teniendo en cuenta la historia pasada y el futuro”. Además, criticó que “desde el principio de la crisis se han preocupado de las cifras, pero no se ha buscado el origen ni los portadores asintomáticos. Es decir, se ha hecho una política sanitaria asistencial y no preventivista ni de contención”.


PROPUESTAS DESDE LA VETERINARIA


Ante esta mala gestión y la falta de voces veterinarias en la gestión, idea que ha ido recordando a lo largo de la conferencia, ha lanzado una serie de propuestas que engloban la voz y el sentir del colectivo veterinario. Como primera propuesta pide reformar la Ley General de la Salud Pública, ya que los veterinarios también son profesionales de la Salud Pública. A pesar de que esta profesión sí se reconoce en la legislación como una profesión sanitaria, no se incluye a los veterinarios en los sistemas de Salud Pública. “Esta propuesta obedece a una demanda social y profesional, ya que existe un gran número de profesionales que están ejerciendo en la práctica puestos de Salud Pública. Proponemos una reforma de la ley general de Salud Pública, incluyendo a los veterinarios y teniendo en cuenta a la veterinaria, ya que se ocupa de las enfermedades zoonóticas, el bienestar y la vigilancia de los animales, así como la protección alimentaria”.


Otra medida propuesta ha sido la imperiosa necesidad de considerar a los centros veterinarios como centros sanitarios, así como reducir el IVA que se le aplica a estos, ya que, insiste, la veterinaria ofrece un servicio primario de atención y sanidad pública.


También considera necesario reforzar las medidas preventivas, recalcando de nuevo la trascendente labor de los veterinarios en las clínicas o granjas y la necesidad de priorizar la prevención de la salud y no tanto la asistencia posterior.


Como última propuesta, sugiere invertir en I+D+I. “Hay que buscar buenas prácticas de alimentación en los animales, de modo que el impacto climático se reduzca, y poder controlar las enfermedades desde el principio, antes de que afecten a los seres humanos”.


Para concluir su conferencia, Luis Alberto Calvo ha subrayado que “habrá más pandemias, y una repuesta rápida será la única manera de defendernos. Los veterinarios seguimos con la mano tendida, ya que nuestra profesión es imprescindible. La sociedad comienza a mirarnos con atención y habrá que acabar con la precariedad y darles dignidad a todos. Queremos dar un paso más en la historia, un paso de prosperidad que haga que sea más abierta y comprensible. Queremos un destino mejor”.

Archivo