Reunión mantenida entre ambas instituciones.

Veterinarios y el Gobierno de Murcia estrecharán su colaboración

En la reunión mantenida entre el Colegio Veterinario de Murcia y la Consejería de Agricultura y Ganadería se ha planteado un convenio que incluya formación de veterinarios en materia medioambiental y mejorar la identificación animal
|

La presidenta del Colegio de Veterinarios de Murcia, Teresa López, y el consejero de Agua, Agricultura y Ganadería de Murcia, Antonio Luengo, han acordado estrechar la colaboración entre ambas instituciones y trabajarán para lograr un convenio a tal fin, que incluya aspectos como la formación en materia medioambiental y de ordenación del sector porcino, y la unificación de criterios para identificar animales de compañía.


Teresa López y Antonio Luengo se han reunido en una primera toma de contacto, tras la llegada de la primera a la presidencia del Colegio de Murcia. En su opinión, es necesario avanzar y colaborar en diferentes asuntos, “la fórmula adecuada pasa por un convenio en el que se recojan, algunos tan importantes como la formación conjunta de veterinarios y ganaderos para cumplir las obligaciones de la nueva Ley de Medio Ambiente”.


Por su parte, el consejero de Agricultura resaltó la importancia de los veterinarios en el ámbito clínico y de control de la sanidad animal en explotaciones, “desde donde tienen mucho que aportar para hacer realidad la aplicación de normas como la Ley de Protección Integral del Mar Menor, que incluye un registro de deyecciones ganaderas”.


La presidenta del Colegio murciano también sugiere incluir en el convenio la formación en el sector porcino para cumplir las estipulaciones del real decreto, habida cuenta de su notable peso específico en la economía regional, con más de 1,8 millones de cabezas distribuidas por 1.500 explotaciones, lo que representa más del 80% de la producción cárnica de esta comunidad.


López también se muestra partidaria de colaborar en materia de identificación de animales de compañía, “porque es necesario unificar criterios. Hay una normativa pendiente de desarrollar, de manera ahora que unos ayuntamientos obligan al uso de microchip y otros no, lo que nos afecta de lleno a los veterinarios en nuestra labor diaria”.

Archivo