Teresa López, presidenta del Colegio de Veterinarios de Murcia.

“Ante todo, soy veterinaria y madre, aunque sigo sin saber en qué orden”

La nueva presidenta del Colegio de Veterinarios de Murcia, Teresa López Hernández, atiende en una extensa entrevista a Diario Veterinario
|

La veterinaria Teresa López Hernández ganó el pasado martes 7 de julio las elecciones del Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia, relevando en el puesto a Fulgencio Fernández Buendía tras 30 años al frente de la institución colegial y convirtiéndose en la primera mujer en asumir la presidencia de dicha institución.


Diario Veterinario ha podido hablar con la nueva presidenta para conocer más sobre ella y conocer cuáles son sus objetivos al frente del Colegio de Veterinarios de Murcia.


Pregunta: Para quien no le conozca, ¿quién es Teresa López?


Respuesta: Soy un ser inquieto, al que le gusta aprender de todo, leer, escribir y viajar. Pero ante todo, soy veterinaria y madre, aunque sigo sin saber en qué orden.


Estoy profundamente enamorada de mi profesión, que ejerzo como Directora de los Servicios Veterinarios de la Organización Profesional Agraria, COAG-Murcia. Además, soy profesora asociada en el Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia. Y ahora, presidenta de nuestro Ilustre Colegio de Veterinarios de la Región de Murcia


P: ¿Por qué decidió estudiar Veterinaria? ¿Dudaba entre otra carrera?


R: Lo tenía muy claro, desde que era pequeña, que quería ser veterinaria. Adoraba los programas de Félix Rodríguez de la Fuente y siempre andaba rodeada de animales o revisando el interior de los pollos que mi madre compraba… la verdad es que he querido ser veterinaria desde que me reconozco.


Estudie con la primera promoción de la Facultad de Veterinaria de Murcia y, por supuesto, estoy muy orgullosa de haberlo hecho.


Todas las profesiones son importantes y necesarias para nuestra sociedad, pero, para mí, la veterinaria es vocacional e ilusionante, variada, entretenida y difícil. Dura como ella sola, poco reconocida por la sociedad, pero es ¡tan, tan bonita!


P: ¿Cómo se animó a ser presidenta?


R: Fue una decisión difícil de tomar, he formado parte de la Junta de Gobierno de nuestro Colegio desde hace 12 años, junto a Fulgencio Fernández Buendía.


Lo medité mucho, sopesé los pros y los contras…


Finalmente llegue a la conclusión de que era necesario que el Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia afrontara una nueva etapa, en la que dar voz y participación a los nuevos colegiados, que cada vez son más.


P: Durante la crisis sanitaria del coronavirus la profesión veterinaria no ha ocupado el lugar que se merece como profesión sanitaria que es, ¿qué opinión tiene al respecto?


R: Los veterinarios desempeñamos un papel importantísimo en la sociedad y en la salud tanto animal como humana, por ello creo que en crisis sanitarias como la que estamos viviendo es fundamental y esencial que participemos como profesionales de la salud, con nuestra opinión y criterios profesionales.


Al fin y al cabo, somos la primera barrera sanitaria en el control de las diversas zoonosis existentes, aunque esta función básica de nuestra profesión sea totalmente desconocida para la sociedad en general y para los políticos en particular.


P: En los puestos de relevancia en el sector veterinario sigue predominando la presencia masculina, ¿qué piensas de que sean solo 8 mujeres, con usted ahora, las que presiden un Colegio Veterinario en España?


R: Creo firmemente que no existen diferencias intelectuales entre hombres y mujeres. También creo que tenemos formas diferentes de hacer las cosas y sé, por experiencia, que la tendencia está cambiando.


Al fin y al cabo, el 80% de los alumnos matriculados en Veterinaria, son mujeres, y más pronto que tarde, una mujer llegaría a la presidencia de nuestro Colegio. Parece que me ha tocado a mí.


Intentare representar a nuestra profesión, como mejor pueda, sea el veterinario del sexo que sea.


Cada vez somos más mujeres las que estamos en puestos directivos y tomamos decisiones, parece que el famoso “techo de cristal” acabará por romperse si las mujeres nos implicamos un poco más en la dirección de nuestras profesiones.


P: Sin embargo, entre los jóvenes veterinarios predominan las mujeres. ¿Cómo ve el futuro de la Veterinaria?


R: La Veterinaria es una profesión histórica, fundamental para la sociedad, que ha existido desde tiempos inmemoriales. En la Edad Media nos llamaban albéitares, pero ya existíamos.


Creo que es una profesión con mucho pasado, muchísimo futuro y una enorme proyección en nuestra sociedad.


Tenemos muchos retos a los que hacer frente, con nuevos campos como el medioambiente o la acuicultura, con viejos retos como la adecuación de instalaciones, el control de zoonosis, la sanidad de nuestros animales de compañía…


Y un reto fundamental, dar mayor visibilidad a la profesión veterinaria, ya que somos una profesión multidisciplinar, con actividades poco conocidas por la sociedad y muy poco reconocida.


En cuanto a que en la actualidad seamos más mujeres que hombres ejerciendo esta maravillosa profesión, creo, como ya he dicho antes que no hay diferencias intelectuales entre ambos sexos, por lo que seamos del sexo que seamos, nuestra profesión será llevada a cabo con todo el honor, dignidad e ilusión que ella se merece.


P: ¿Qué opina de que haya tantas facultades de veterinaria y siga habiendo tanta demanda para estudiar Veterinaria? ¿Está saturado el mercado?


R: En mi opinión, el número de facultades existentes es suficiente. Considero que no deberían abrirse nuevas, de lo contrario llevaremos esta profesión a una plétora que será perjudicial para la Veterinaria y para la sociedad misma.


Las existentes actualmente, son nuestro punto de referencia, el lugar al que volver, para consultar dudas, para reciclarnos, para adquirir nuevos conocimientos, para especializarnos.


El mercado aún no está saturado, pero es necesario abrir nuevos nichos de trabajo, en los que nuestra profesión aún está poco presente.


La nuestra, es una profesión es muy polivalente y seriamos muy útiles en esos campos en los que aún no estamos suficientemente representados.


P: Durante el desarrollo de su profesión, ¿ha sentido que se le cerraba alguna puerta por ser mujer?


R: Personalmente, nunca me han cerrado puertas por ser mujer. Bueno, alguna vez, fuera de mi empresa, pero no me frenó. En mi empresa, nunca se ha tenido en cuenta el sexo de los trabajadores, únicamente, la capacidad de trabajo de los mismos.


Es cierto que, al principio, hace 32 años, habían pocas mujeres en producción animal y costaba un poco que los ganaderos creyeran que no eras débil y que eras capaz de aconsejarles como lo hacían nuestros compañeros del sexo masculino. Pero eso duró poco tiempo, el suficiente como para demostrar que podía desempeñar mi trabajo como cualquier otro profesional.


He trabajado muchísimo desde que acabe la carrera de Veterinaria, como todos mis compañeros y compañeras veterinarias. Me he formado y he actualizado mis conocimientos, (que siempre son pocos), intentando adecuar mi actividad profesional a los nuevos retos que la sociedad demanda.


He procurado desempeñar un trabajo siempre profesional en los distintos cometidos que he desempeñado a lo largo de mi carrera profesional, desde que empecé a pie de explotación hasta la actualidad en la que mis funciones son más de coordinación y asesoramiento. Pasando por las clases a mis alumnos como profesor asociado de la Facultad de Veterinaria de Murcia.


P: En lo referente a su nuevo nombramiento, ¿qué quiere aportar al Colegio de Veterinarios de Murcia? ¿Cuáles son sus objetivos y qué ideas tiene?


R: Queremos aportar un nuevo enfoque a la veterinaria y, sobre todo, lo más importante que queremos hacer, es trabajar para colocar la veterinaria murciana en el lugar que se merece tanto socialmente como desde el punto de vista económico.


P: ¿Ha podido hablar con el presidente saliente Fulgencio Fernández? ¿Le ha comentado algo en especial?


R: Sí, le hemos agradecido su gran labor en el Colegio durante treinta años y le hemos instado a que siga colaborando con el Colegio, ya que su gran veteranía y experiencia son muy positivas para nuestra institución.


Creemos que su apoyo nos será de gran utilidad para aprender los entresijos de nuestra maravillosa institución, y así se lo hemos hecho saber.


De hecho, en nuestro programa electoral, uno de los puntos es nombrar un presidente ilustre, que evidentemente será D. Fulgencio Fernández Buendía, que tantos años de su vida ha dedicado a los veterinarios y nuestro colegio.


P: ¿Ha recibido felicitaciones de otros presidentes o de alguna personalidad del sector?


R: La verdad es que sí, ha sido una gran satisfacción y es un gran orgullo y gran privilegio trabajar mi equipo y yo, para mejorar la profesión veterinaria. Sin duda alguna, vamos a dar lo mejor de nosotros mismos en esta nueva etapa de nuestro Colegio.


P: Por último, ¿qué les dice a los veterinarios murcianos?


R: Vamos a “dejarnos la piel” para mejorar la veterinaria murciana y estamos abiertos a todas las ideas e iniciativas que permitan hacer más dinámica y competitiva nuestra profesión.


Queremos que el Colegio sea una parte de vuestra casa, que sea participativo, activo en las redes sociales y adecuado a las nuevas necesidades de sus colegiados.


Queremos que sintáis que os escuchamos, atendemos y hacemos valer nuestra maravillosa profesión.


Queremos que os sintáis con la libertad suficiente como para decirnos lo que no os gusta, lo que hemos hecho mal o bien (que también da gusto que todo no sean criticas).


Solicitamos vuestra colaboración y conocimientos para que todos estos ambiciosos objetivos que nos hemos marcado, seamos capaces de llevarlos a “buen puerto” con vuestra ayuda.

Archivo