Alejandro Suárez, presidente del Colegio de Veterinarios de Las Palmas.

Veterinarios se ofrecen como rastreadores para evitar que la COVID-19 se expanda

​El Colegio de Veterinarios de Las Palmas ha ofrecido su colaboración a las instituciones públicas para trabajar como rastreadores y realizar el seguimiento de contactos para imponer confinamientos y evitar que el coronavirus COVID-19 se expanda
|

La situación actual de la pandemia de COVID-19 hace necesaria la contratación masiva de rastreadores, profesionales cualificados que realizan el seguimiento de contactos para imponer confinamientos y evitar que el virus se expanda. La doctora Monique Eloit, directora general de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) recuerda que los Servicios Veterinarios nacionales preservan y desarrollan los recursos animales, reduciendo la pobreza y el hambre a nivel mundial por medio del mejoramiento del sustento rural y alimentando al mundo. Su impacto adicional en la seguridad sanitaria mundial abordando el “riesgo desde su origen” para las amenazas de pandemias emergentes, la resistencia a los agentes antimicrobianos y las crisis de seguridad sanitaria de los alimentos proporciona un mayor resguardo del planeta.


En este sentido, desde el Colegio de Veterinarios de Las Palmas destacan que "los veterinarios ejercemos una gran variedad de trabajos que repercuten en la salud de la personas y por todo ello consideramos que no contar con profesionales de nuestro sector para evitar la propagación de este virus es un gran error".


Así, Alejandro Suárez, presidente del Colegio de Veterinarios de Las Palmas, reafirma "nuestro ofrecimiento de colaboración a las instituciones públicas en estos momentos de crisis sanitaria con el convencimiento que los veterinarios tenemos mucho que aportar para estas labores de rastreo y asesoramiento sanitario".

Archivo