Fernando Fariñas, director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga.

“Los cambios en el medio ambiente contribuyen a las alteraciones del sistema inmunitario”

Fernando Fariñas, director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga, es uno de los 21 expertos que ha participado en la iniciativa #ProtectOurFutureToo aportando su visión
|

MSD Animal Health continúa con sus acciones dentro de la iniciativa #ProtectOurFutureToo con las que pretende hacer ver cómo están repercutiendo los cambios estacionales en el sistema inmunológico de perros y gatos y, con ello, ayudar a millones de familias a proteger a sus mascotas durante todo el año evidenciando científicamente la influencia que puede tener el aumento de las temperaturas en la salud de las mascotas y sus familias.


Fernando Fariñas Guerrero, director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga, es uno de los expertos que ha intervenido en #ProtectOurFutureToo contribuyendo con su percepción sobre el nacimiento y expansión de nuevas enfermedades, pues señala que “los cambios en el medio ambiente (globalización, deforestación, el aumento de las temperaturas, las lluvias y la humedad) también están contribuyendo claramente a las alteraciones del sistema inmunitario”. La exposición humana y animal a los cambios estacionales que estamos viviendo, puede producir o conducir a alteraciones profundas del sistema inmunitario que provocan una predisposición a sufrir más enfermedades infecciosas y no infecciosas, como, por ejemplo, las alergias y las enfermedades autoinmunes.


Algunas enfermedades han surgido recientemente en los países del norte de Europa, y ya han alcanzado el estado endémico en las zonas más cálidas del continente. La enfermedad de Lyme, provocada por la picadura de una garrapata, es una enfermedad vectorial muy importante, en Reino Unido ha llegado a infectar al 43% de la raza canina. Además, debemos tener en cuenta muchas otras enfermedades vectoriales que suponen un riesgo para perros y gatos, como por ejemplo la babesiosis o la leishmaniosis, producida por flebotomos y que, hasta hace poco, solo encontrábamos en áreas cálidas pero que actualmente también está presente en la Cordillera Cantábrica o en los Pirineos, afectando a más de 5 millones de perros en el sur de Europa.


La reciente aparición de algunas enfermedades vectoriales en ciertas áreas donde antes no existían dificulta la identificación de síntomas por parte de las familias de mascotas, ya que a menudo tienen cuadros clínicos muy genéricos. Un claro ejemplo de esta situación puede ser la dirofilariosis cardiopulmonar, enfermedad transmitida por mosquitos, que afecta tanto a perros como a gatos y que, puede producir una muerte súbita sin síntomas previos aplicables, incluso en gatos indoor que, a pesar de vivir dentro de casa y tener un riesgo menor de padecer enfermedades infecciosas, también pueden infectarse.


Por todo esto es muy importante extremar las medidas de cuidado y de prevención en las mascotas durante todo el año. Todas estas patologías requieren una continua y eficaz protección a través de antiparasitarios externos que eviten su transmisión, así como revisiones periódicas con los profesionales veterinarios.

Archivo