Salvador Illa (izq.), ministro de Sanidad, y Juan Carlos Castillejo (drch..), presidente de Veterindustria.

La industria veterinaria reconoce contactos para producir la vacuna contra el coronavirus

Salvador Illa, ministro de Sanidad, subrayó en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados la “gran experiencia en producción” de vacunas de la industria veterinaria
|

El ministro de Sanidad, Salvador Illareconocía en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados que, ante la falta de fabricantes de vacunas humanas a gran escala, habían recurrido a los fabricantes de vacunas veterinarias. La industria española de sanidad y nutrición animal, representada por Veterindustria, ha confirmado estos contactos sobre sus medios para posibilidades de fabricación de la vacuna contra la COVID-19 de cara a producir los millones de unidades que serán necesarias, una vez que la misma estuviera disponible, lo que pone de relieve la extraordinaria importancia de la aplicación del concepto “Una Salud”, ya que la salud humana y la salud animal están íntimamente unidas y la solución a problemas como esta pandemia tiene que ser el resultado de la colaboración entre médicos, veterinarios, epidemiólogos, etc.



Esta iniciativa se enmarca en los contactos mantenidos durante las últimas semanas entre la industria española de sanidad y nutrición animal y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), con el objetivo, por parte de Ministerio de Sanidad, de conocer la disponibilidad de la industria zoosanitaria para aportar su gran experiencia en la producción a nivel industrial de vacunas.


Illa, durante su comparecencia el pasado 14 de mayo, manifestó que se ha contactado con los laboratorios de sanidad animal, “para conocer su capacidad y asesorarles en los pasos necesarios para conseguir los requisitos y poder obtener la autorización de fabricación de vacunas de uso humano”.


En concreto, son seis los laboratorios asociados a Veterindustria con planta de fabricación de vacunas a nivel industrial en España, con un alto nivel tecnológico tanto en medios como en profesionales de alta cualificación, consecuencia de la importante inversión en I+D+i.


En total, las empresas asociadas a Veterindustria cuentan con 29 plantas de fabricación en España, si se tienen en cuenta también las de medicamentos veterinarios farmacológicos.


“Prueba de esto es el reconocimiento internacional de los medicamentos veterinarios españoles por su alta calidad, seguridad y eficacia. Las empresas pertenecientes a la patronal están presentes en más de 90 países de todo el mundo, de manera especial en la Unión Europea, Iberoamérica, Sudeste Asiático, Oriente Medio y el Magreb”, apuntan desde la patronal española.


Además del contacto del Gobierno sobre posibilidades de fabricación de vacunas ya mencionado, la industria española de sanidad animal también puso desde los primeros momentos a disposición de las autoridades sanitarias sus instalaciones de biotecnología y laboratorios de última generación para la realización de la manera más rápida y eficaz posible los PCRs, al mismo tiempo que las compañías donaron cantidades de EPIs, materiales de protección química y biológica, lotes de desinfectantes y fabricaron piezas para la confección de respiradores, todo ello con destino a los hospitales donde el personal sanitario hace frente a la pandemia.


Veterindustria a través de su Comité de Seguimiento de la Crisis por COVID-19, “continúa sus contactos permanentes con las distintas administraciones, organizaciones sectoriales, profesionales, empresariales y organismos internacionales a los que pertenece en representación de España, para intercambiar información y establecer normas de actuación ante los escenarios que causa la pandemia, al mismo tiempo que informa puntualmente a través de su web de las actuaciones y actividades que realiza el sector zoosanitario español, europeo e internacional contra el coronavirus”, informan.

Archivo